Cómo sembrar cebollinos

como sembrar cebollino

El cebollino se cultiva más allá de su propósito puro como planta aromática y culinaria. Además tiene un componente decorativo muy destacado, lo que nos permite cultivarla en más cantidades de las necesarias sin preocuparnos de que nos sobre su producto. Antes de centrarnos en cómo sembrar cebollinos, conviene saber que si queremos que solo aproveche sus hojas finas, hay que podarla constantemente para mantenerla renovada y así tendremos siempre hojas tiernas. Por otro lado, si queremos aprovechar sus flores comestibles, que además son muy decorativas en el plato, hay que evitar podar algunas de ellas para que florezcan cuando llegue el momento, entre finales de primavera y finales de verano en la hemisferio norte.

En este artículo vamos a ver todos los detalles para aprender cómo sembrar cebollinos y qué aspectos debemos tener en cuenta.

Semillas de cebollino

siembra de cebollino

El cebollino se puede cultivar en cualquier tipo de huerto urbano, y podemos propagarlo dividiendo el arbusto y sembrando. Para ello, si no disponemos de una planta adulta para recurrir a su división, primero recurrimos a su siembra.

Podemos encontrar paquetes de semillas de cebollino en tiendas especializadas en jardinería. Con ellos tendremos suficientes recursos para cubrir nuestras necesidades. Los paquetes de semillas son baratos, por lo general alrededor de 3 a 4 gramos. Para tener una idea del volumen de semillas, un gramo normalmente contiene de 200 a 400 semillas, dependiendo de la variedad y calibre elegido, todas las cuales tienen un poder de germinación muy alto durante su vida útil.

Para huertos urbanos producidos profesionalmente, las semillas de cebollino se compran en empresas de suministros agrícolas, y los sobres suelen ser más grandes, a partir de 100 gramos. Estas semillas son más una selección de semillas de mayor calibre, ya que se espera que sean más altas en el mercado de especialidad. Esto no significa que deroguemos lo anterior.

Vigilemos la fecha de caducidad del sobre y descartemos los que estén caducados. En estos contenedores encontraremos algunos datos básicos sobre su cultivo que nos serán de gran utilidad para posicionarnos durante las fechas de siembra, plantación, cultivo y recolección.

Cultivo de cebollino en maceta

cultivo del cebollino

En un jardín urbano de patio o balcón, es ideal para plantarla en maceteros o macetas. Tenemos suerte si los mantenemos orientados al norte o en la sombra durante largos períodos del día, ya que los cebollinos necesitan sombra.

Después de que el semillero de cebollino esté listo y germinado, lo plantamos en macetas de 14 a 20 cm de diámetro, plantando unos cinco bultos: uno en el centro y cuatro alrededor, distribuidos uniformemente desde el centro. Con el tiempo se apoderarán de toda la maceta, y cada año la dividimos y trasplantamos en dos o más macetas.

Si la plantamos en el marco de una ventana, la distancia entre los arbustos puede rondar los 10 cm, y como en el caso anterior, con el tiempo cubrirán toda la superficie, se recomienda arrancarlos y replantarlos cada dos años. .

La altura de la maceta o jardinera no tiene por qué ser demasiado alta, ya que el sistema radicular del cebollino puede desarrollarse perfectamente sobre 15 o 20 cm.

El sustrato indicado es fértil, rico en humus y un poco húmedo, sabiendo que soporta perfectamente los que son un poco calcáreos. De los que se comercializan se pueden utilizar los fabricados especialmente como sustratos para huertos urbanos, aunque también se pueden utilizar sustratos de uso general o sustratos de plantación, debemos mejorarlos aportando un 20 a 30% de suelos de jardín que sean algo arcillosos. porque contienen exceso de orgánicos.

Es ideal, además de algo de sombra, para mantener la tierra húmeda, por lo que se requiere un riego regular sin excederse ni encharcarse. Puedes añadir dosis bajas de fertilizantes líquidos en cada riego o cada 15 días. Este, además de ser equilibrado, debe contener oligoelementos para evitar carencias y obtener hojas sanas y de buen color. Recordemos que las utilizaremos como elemento decorativo en muchas ocasiones, salvo que aporta el delicado sabor de las cebollas tiernas.

A partir de ahí, basta con verlo crecer y recoger sus hojas, cortándolas unos dos centímetros desde abajo para usarlas en la cocina.

Cómo sembrar cebollino

como sembrar cebollino paso a paso

El cebollino es una de las plantas ideales para cultivar en interiores, justo en la cocina, junto con otras hierbas como la menta, el perejil, la albahaca y más. En este caso, usaremos una maceta más pequeña que la recomendada anteriormente y plantaremos de uno a tres bultos repartidos por la superficie.

Ten en cuenta que en este caso, al igual que ocurre con las macetas y macetas, los cebollinos se pueden sembrar directamente, repartiendo las semillas unos dos centímetros, y una vez brotadas, eliminar las más débiles, o simplemente espaciarlas más. En este caso, una vez sembradas, las cubriremos alrededor de un centímetro con el mismo sustrato de plantación, y regaremos, manteniendo el sustrato húmedo durante toda la plantación.

Uno o varios maceteros de la cocina deben colocarse lo más cerca posible de la ventana, ya que si bien le gustan las sombras, la luz hará que adquieran colores más intensos. La práctica recomendada es alternar plantas cultivadas en la cocina con otras plantas en el balcón para que se recuperen del interior de la cocina. Recordemos que todas las plantas aromáticas y de sabor son plantas de exterior.

Cómo sembrar cebollinos en el campo o jardín

El cultivo de cebollinos en el campo o jardín se realiza directamente sobre el suelo. En ambos casos, podemos plantarlas en hileras para crear cenefas que tengan un especial atractivo decorativo durante la floración.

A partir de semilla, se puede plantar directamente o en vivero. Una fecha adecuada es finales de invierno. Si se hace directamente, se dispondrá en hileras de unos 20 cm, y se ralearán las plantitas cada 3 o 4 cm, para que empiecen a crecer con vigor. Recordemos que, con el tiempo, cada pequeña planta desarrollará muchos cogollos, formando un macizo de hojas compacto.

Si lo estamos haciendo como semillero, es recomendable dejar unos 8 a 10 cm entre plantaciones, o unos 25 cm si se divide por arbustos. Como ya hemos adelantado, para su plantación elegiremos aquellas zonas más umbrías, aunque tolera la luz directa del sol. La tierra debe ser fértil y garantizar que no falte la humedad durante el cultivo.

Una vez plantados, los cebollinos se pueden conservar en el campo o en el jardín durante varios años. Si bien se recomienda arrancarla y trasplantarla para limpiarla cada tres años, lo cierto es que puede durar más de 10 años sin degradar su crecimiento ni la calidad de sus hojas.

Una vez plantada, podremos empezar a recoger sus hojas a los tres meses. Dos tienen brotes si los plantamos, menos si los plantamos dividiendo los arbustos. En cuanto al clima, de un clima fresco y frío con cierta resistencia a las heladas moderadas.

Son pocas las plagas y enfermedades que afectan al cebollino durante el cultivo. Sólo la mosca de la cebolla (insecto díptero que también afecta a los cultivos de cebolla) y los trips. En caso de enfermedad, si hay demasiada humedad, solo en las raíces.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo sembrar cebollinos y qué aspectos debes tener en cuenta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.