¿Cómo sembrar las semillas de Gerbera?

La gerbera es una planta perenne

Imagen – Wikimedia/Fan Wen

Son bonitas, de colores muy diversos, y son muy fáciles de cuidar. Las gerbera son plantas con flores que cada año regresan a los jardines o patios para embellecerlos durante toda la temporada. Y es que, además, son muy económicas. Pero… ¿te gustaría tener muchas de ellas pagando muy poco? Hazte con un sobre de semillas.

El precio de una planta adulta cuesta sobre los 2 euros, mientras que un sobre con muchas semillas puede costar algo menos (1 o 1,5 euros). Descubre cómo sembrarlas y obtener, así, un montón de preciosas plantas.

¿Cuándo se siembran las semillas de gerbera?

Semillas de Gerbera

Estas preciosas plantas se siembran en primavera-verano, por lo que lo ideal es obtener las semillas por esos meses. Aún así, si dispones de invernadero, o si vives en un clima sin heladas o muy suaves, también puedes sembrarlas en otoño; de esta manera, podrás adelantarte un poco a la temporada y conseguir, así, que florezcan antes.

Además, debes tener en cuenta que son plantas perennes, es decir, que viven varios años. Durante las primeras semanas de vida emplean toda su energía en crecer, y si las condiciones son las adecuadas y las plántulas tienen suficiente fuerza, también producirán sus primeras flores. Pero ojo, la calidad de las mismas puede no ser tan buena el primer como el segundo año, con lo que si eso pasa, no te preocupes.

¿Cómo se siembran?

Si te animas a sembrar sus semillas, te recomendamos primero conseguir lo siguiente:

  • Sustrato universal (en venta aquí)
  • Bandeja de semillero (en venta aquí)
  • Regadera
  • OPCIONAL: cobre o azufre para evitar infecciones fúngicas (transmitidas por hongos)

¿Lo tienes? Sepamos ahora cómo es el paso a paso:

Prepara el semillero

Lo primero que hay que hacer es preparar el semillero. Como la idea es tener varios ejemplares, lo más recomendable es sembrarlas en bandejas de semillero. Rellénala con sustrato universal, y asegúrate de que cada alvéolo (cada hueco) está lleno del todo con tierra. Esto lo puedes hacer o bien con los dedos, presionando hacia abajo, o bien poniendo una bandeja igual encima, colocar las manos encima de esta y presionar hacia abajo con cuidado.

Si ves que es necesario, no dudes en echar más sustrato de cultivo universal.

Humedece bien toda la tierra

El siguiente paso es regar con la regadera (importante que tenga la ‘alcachofa’ puesta, para que el agua salga suave) el sustrato, de manera que quede bien húmedo. Por ello, hay que echar agua hasta que salga por los agujeros de drenaje, pues es importante que las semillas se encuentren en un entorno húmedo para que puedan germinar.

Importante que esté húmedo, pero no encharcado. El exceso de agua echará a perder las semillas.

Siembra las semillas y riega

Después, se pondrán un máximo de dos semillas en cada alvéolo, un poco separadas entre sí, y se cubrirán con un -muy- poco de sustrato, el suficiente para que no se vean a simple vista y no pueda llevárselas el viento. Si lo deseas, es buen momento ahora para espolvorear un poco de cobre o azufre por encima.

Se vuelve a regar, y por último se coloca la bandeja en una zona con sol directo, en el exterior.

El sustrato se ha de mantener húmedo pero no encharcado. Así, las semillas de gerbera germinarán en un máximo de 2-3 semanas. Cuando se les salgan las raíces por el agujero del alvéolo, podrás pasarlas a macetas mayores de unos 20-30cm, o al jardín.

Así, por lo que te cuesta una sola planta adulta, habrás obtenido por lo menos diez, lo cual no está nada mal, ¿no crees? Pero…

¿Cuáles son los cuidados de la gerbera?

La Gerbera es una flor similar a la margarita

Imagen – Wikimedia/Forezt

Para terminar, te voy a decir cuáles son los cuidados básicos de la gerbera:

  • Ubicación: siempre en una zona con luz solar directa. De este modo, podrá florecer con salud.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato de cultivo universal.
    • Jardín: crece en suelos ricos en materia orgánica, y con buen drenaje.
  • Riego: se ha de regar unas 2-3 veces por semana en verano, y unas 2 a la semana el resto del año. No pulverizar/rociar las hojas ni las flores.
  • Abonado: durante toda la temporada de floración es recomendable abonarla con un abono como el guano, o un fertilizante para plantas con flor.
  • Poda: cortar las flores marchitas y las hojas secas con unas tijeras previamente desinfectadas.
  • Rusticidad: resiste heladas suaves y puntuales de hasta los -2ºC, pero es mejor que no baje de los 10ºC.

¿Dónde comprar?

Puedes comprar semillas desde aquí.

Que disfrutes de tus plantas 🙂 .


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Carmen guerrero Peñafiel dijo

    Muchas gracias por tus consejos muy interesantes y tan necesarios para aquellos que amamos las plantas y muchas veces no sabemos como cuidarlas.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti 🙂 .