Cómo tapar un muro feo

Para saber cómo tapar un muro feo nos harán falta algunas ideas e imaginación

En muchas ocasiones, cuando compramos una casa con un jardín y tenemos otros edificios o terrenos tocando con el nuestro, se suele separar por vallas o por muros. Estos últimos pueden resultarnos poco agradables, descuidados o simplemente no encajar con nuestro entorno. Por suerte existen diferentes métodos acerca de cómo tapar un muro feo.

Si es vuestro caso, os recomiendo que sigáis leyendo. Daremos algunas ideas sobre cómo tapar un muro feo. Espero que consigáis inspiraros con los ejemplos que nombraremos y que consigáis crear un espacio que os agrade por completo.

Ideas sobre cómo tapar un muro feo

Las plantas, especialmente los jardines verticales, embellecen y tapan cualquier muro feo

Los muros de las casas o de los jardines resultan poco atractivos en muchas ocasiones. Ya sea porque son viejos y en consecuencia parecen desgastados y con grietas, o porque simplemente no nos gusta su estilo o color, convirtiéndose así en un elemento molesto y soso que no queremos para nada en nuestro jardín o terraza. Pero no os preocupéis, con algunas ideas e imaginación podemos convertir cualquier muro que no nos guste en un elemento sumamente decorativo.

Plantas

Una de las mejores opciones para decorar cualquier rincón, mueble o muro son las plantas, sin lugar a dudas. Sus colores llamativos llenan de vida cualquier lugar y aumentan su belleza. Con los vegetales tenemos diferentes opciones para decorar un muro feo:

  • Coronas vegetales: Si bien es cierto que no duran mucho, a no ser que sean de plástico, sí que hay que destacar que son sumamente decorativas y llamativas. Podemos comprarlas una en floristerías o hacerlas nosotros mismos con follaje de temporada. En el caso de que no sea una corona de diseño seco con eucalipto y lavanda, por ejemplo, debemos rociarla con agua para que mantenga su frescura durante más tiempo.
  • Trepadoras: Otra idea genial para tapar un muro feo es cultivar plantas trepadoras en él, como la hiedra. Taparán con un manto verde precioso la pared que nos desagrada. Con la ayuda de celosías también podemos tapar el muro con otro tipo de planta, pero creando un efecto muy similar.
  • Jardín vertical: A parte de estar muy de moda, los jardines verticales son una idea genial para tapar un muro feo, ya sea completa- o parcialmente.
  • Plantas altas: Algunos vegetales, como árboles pequeños o arbustos, también nos servirán para tapar un muro feo. Podemos plantarlos justo delante, ya sea en tierra o en maceta, para esconderlo detrás.

Agua

A parte de las plantas, otro elemento natural que resulta muy decorativo es el agua. ¿Pero cómo tapar un muro feo con este líquido? Existen paredes de agua que podemos adquirir en tiendas especializadas. Son básicamente como fuentes, pero con forma de pared. Si bien se trata de un elemento decorativo bastante simple, resulta muy relajante gracias al sonido constante del agua y el movimiento fluido que proporciona a la vista. A pesar de ser un estilo bastante moderno, al ser también un elemento natural es fácil de combinar con cualquier estilo y convierte una pared fea en algo realmente asombroso.

Revestimiento

El revestimiento es una buena opción para tapar un muro feo

Otra buena opción a la hora de pensar cómo tapar un muro feo, es revestirlo. Así conseguiremos que una pared sosa y aburrida se convierta en un elemento vivo y llamativo. Claro está que el efecto que queramos dependerá del color, tono y tipo de baldosas que vayamos a utilizar. Eso sí, es importante que nos aseguremos que el esmalte que utilicemos sea resistente a las heladas. Aquí os dejo algunas ideas de revestimientos:

  • Baldosas vidriadas: Conseguiremos variaciones de tono gracias al reflejo de la luz natural sobre la superficie ondulada.
  • Diferentes formas de baldosas: De rombo, hexagonales, o triangulares. Así el acabado será texturizado.
  • Ladrillos: Podemos revestir la pared con ladrillos y dejarlos tal cual o pintarlos a nuestro gusto. Un ejemplo para un ambiente moderno sería pintarlos de color negro mate y combinarlo con diferentes elementos como muebles, macetas y plantas.
  • Plástico texturizado: En muchas ocasiones, el muro en cuestión presenta orificios, grietas superficiales y otras imperfecciones. Uno de los métodos más recomendables en este caso es aplicar plástico texturizado. No sólo embellecerá el muro, si no que además le dará dureza y más durabilidad frente a la abrasión. Generalmente, los que mejor quedan son aquellos de piedra natural, pues es un material vinculado a la naturaleza. Podemos escoger diferentes colores como gris, blanco, ocre, amarillo colonial o terracota. Todo va a gustos.

Adornos y muebles

Claro está que también podemos recurrir a adornos y muebles para tapar una pared fea. No obstante, debemos recordar que si van a estar en exterior, tienen que estar hechos de materiales resistentes a la intemperie, como por ejemplo acero inoxidable, piedra o ratán. Vamos a poner algunos ejemplos de adornos y muebles:

  • Paneles de metal cortados con láser, para colgar en la pared y darle patrones y colores mediante un estilo contemporáneo.
  • Farolas decorativas y a juego con el resto del ambiente para enganchar en la pared.
  • Estatuas, fuentes, etc. grandes para que las miradas caigan sobre ellas y no sobre el muro feo.
  • Caseta de jardín o madera para la chimenea y/o barbacoa: Si no nos gusta un muro, también podemos colocar simplemente algo delante que lo tape.
  • Pérgola: También podemos colocar una pérgola justo delante del muro y aprovecharlo para crear una zona chill out, con una sofá de jardín y sillones. Si bien la pared quedará algo tapada, se seguirá viendo. Aprovechando la estructura de la pérgola podemos tapar el muro con telas a nuestro gusto o plantas colgantes, por ejemplo.

Arte mural

No puede faltar en esta lista el arte mural. ¿Pero qué es exactamente? Se trata de pinturas realizadas sobre una pared, como si de un lienzo se tratase. Si se nos da bien pintar, podemos crear uno nosotros mismo con pintura especial para muros de exterior. En el caso contrario, siempre nos quedará la opción de contratar a un artista para que nos lo haga, plasmando la idea primero en un papel antes de pasarla a la pared en cuestión. Os dejo con algunas ideas chulas de arte mural:

  • Escenarios naturales y acuáticos: Bosques, plantas, cascadas, animales, bajo el agua, etc. Hará que nuestro jardín parezca más grande.
  • Diseño de filigranas, jugando con los colores.
  • Mandalas o mosaicos, también combinando diferentes tonos, formas y colores.
  • Dibujo del universo, con estrellas y planetas. De noche puede quedar muy chulo combinado con un juego de leds simulando el brillo de los astros.
  • Una ventana que da otro paisaje en un muro blanco. ¿Qué tal unas vistas al mar?
  • Y algo divertido: ¿Por qué no dibujar una puerta realista para que nuestros invitados se confundan? Al menos la primera vez…

Cómo tapar un muro feo: Recomendaciones

El arte mural es una opción muy artística para tapar un muro feo

Ahora que ya os hemos dado algunas ideas sobre cómo tapar un muro feo, vamos a daros algunos consejos y trucos para realizar algunos de los ejemplos que hemos mencionado anteriormente. En el caso de que optéis por cubrir la pared con un jardín vertical, es importante tomar ciertas precauciones. Es fundamental que la pared en cuestión sea resistente y que la protejamos de la humedad, si no nos la acabaremos cargando. Y en el caso de que escojamos plantas trepadores, lo mejor es que no sean muy resistentes para que ninguna persona pueda trepar por ellas, por si acaso.

También debemos andarnos con ojo si tenemos macetas adosadas a la pared. A la hora de regarlas, es de suma importancia vigilar el derrame de agua que se produce durante esta actividad, especialmente si las macetas están ancladas de forma permanente el muro. Claro está que es para evitar que la humedad se filtre y acabe por destrozar el muro.

Revistiendo la pared

A la hora de revestir un muro, también hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta para que nos salga bien. La capa que le vayamos a colocar no sólo debe cumplir una función decorativa, si no también de protección. Entre los materiales que existen para esta tarea nos podemos encontrar piedras artificiales o naturales, yeso, cementos, cerámicas, baldosas y madera preparada. Lo más importante a la hora de escoger, es que se adapte a nuestro gusto, al estilo de nuestra casa y también al presupuesto.

Respecto al revestimiento con plástico texturizado, en este caso es de suma importancia que la base esté bien limpia y lisa. Es decir: Nada de polvo, irregularidades, fisuras ni manchas del tipo que sea. A la hora de aplicar el producto, debemos hacerlo en dos capas. La primera servirá como base, mientras que la segunda le dará textura. Hay que destacar que usemos lo que usemos para revestir la pared, debe ser impermeable al agua, a la vez que permeable al vapor de agua. Además, será imprescindible cuidar y mantener el muro regularmente.

Ya habéis conocido varias ideas diferentes acerca de cómo tapar un muro feo. Pero recordad que la imaginación no tiene límites. Podéis coger cualquiera de los ejemplos que hemos mencionado en este artículo y adaptarlo a vuestro gusto y también combinar diferentes opciones. Al final todo es cuestión de gustos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.