¿Cómo tener un cocotero en casa?

El cocotero es una palmera muy exigente

Imagen – The Spruce / Anastasiia Tretiak

Si vives en un lugar donde el clima es templado y te encanta el cocotero, has de saber que es una de las plantas más difíciles de mantener que puedes comprar. No quiero desilusionarte, pero quiero que sepas que si piensas gastarte 15 o 20 euros -que es el precio que le suelen poner en España- tendrás que estar muy pendiente de él, especialmente en otoño e invierno.

Pero, ¿es posible que sobreviva? Bueno, lo que sí te puedo decir es que no es imposible, pero para que tengas una mayor probabilidad de sacarlo adelante, te explicaré cómo tener un cocotero en casa.

¿Qué necesita un cocotero?

El cocotero necesita mucha luz en casa

Imagen – Cocaflora.com

Luz (natural), humedad ambiental alta, agua con moderación y temperaturas por encima de los 15ºC durante todo el año. En interior esto no es difícil de conseguir, ya que si por ejemplo lo que nos hace falta es luz, podemos comprar una lámpara de crecimiento para plantas como esta; y si el problema es la baja humedad ambiental, podemos colocarle recipientes con agua alrededor o incluso rociarlo con agua durante los meses cálidos (en invierno es mejor no hacerlo, pues el riesgo de que los hongos lo dañen es mayor).

En cuanto a la temperatura, se dice que la más idónea es de 15-17ºC durante la noche, algo que es fácil de conseguir en una vivienda media española, por ejemplo, poniendo un rato la calefacción. Eso sí, no tienes que poner tu cocotero cerca de ningún aparato que genere corrientes de aire, independientemente de si son frías o calientes, porque de hacerlo verías cómo las hojas se pondrían marrones, empezando por las puntas.

Sobre el riego hablamos a continuación.

¿Cuándo y cómo regar una planta de coco en maceta?

El Cocos nucifera es una palmera que puede encontrarse en las playas en las regiones tropicales de América y de Asia. Es una de las pocas especies que toleran la sal marina y tener las raíces permanente húmedas. Pero si nos fijamos en cualquier fotografía, nos daremos cuenta de que la semilla germina a varios metros del agua. ¿Por qué? Porque NO es una planta acuática. Si lo plantamos en una maceta sin agujeros o si lo regamos a diario, sus raíces morirán ahogadas.

Además, tenemos que tener en cuenta el factor clima. Cuanto más altas sean las temperaturas, más rápido se seca la tierra ya que no solo la radiación solar es más alta, sino que también la palmera la absorbe para hidratarse con más rapidez y, así, poder crecer. Por eso, durante los meses fríos debemos de tener mucho más cuidado con el riego, porque las temperaturas son más bajas, la planta apenas crece, y la tierra tarda mucho más en secarse del todo.

Partiendo de esto, ¿cuándo y cómo se ha de regar? Lo ideal es que la tierra permanezca siempre un poco húmeda, por lo que es muy recomendable hacerse con un medidor de humedad para saber su estado antes de volver a echarle agua. Este por ejemplo es muy fácil de usar. Si vemos que al insertarlo la aguja se queda en seco (o »dry») , entonces podremos regar.

Ahora bien, es conveniente que se inserte bien, introduciendo todo el sensor (el palito), pues las capas más superficiales de la tierra tardan menos en secarse, y no sería raro que nos indicara que está seca, cuando en realidad el fondo está húmedo aún.

Y, por cierto, hay que asegurarse de que la temperatura del agua no es demasiado baja. Ha de estar sobre los 18ºC como mínimo, puesto que si está muy fría se podría resentir. Una vez que hemos llenado la regadera, echaremos el agua a la tierra, sin mojar la planta. Si tiene un plato debajo de la maceta, lo escurriremos después de regar.

¿Se puede regar con agua de mar?

Al ser una palmera que crece en las playas, hay mucha gente que se pregunta si es posible regarla con agua procedente del mar. Y la respuesta es que el cocotero soporta el agua salada, pero no la necesita para mantenerse con vida. Por eso, puedes hidratarlo de vez en cuando con agua de la playa, pero ten en cuenta que se puede regar con agua dulce sin problema, con un pH de entre 7 y 8.

En caso de duda, puedes usar un medidor de pH como este, el cual se utiliza de la misma forma que el medidor de humedad del suelo, con la diferencia de que para conocer el pH del agua has de introducirlo en ese líquido. Automáticamente te indicará cuál es su pH.

¿Cuándo abonarlo?

El abonado es una de las cosas que tenemos que hacer si queremos que llegue lo más fortalecido posible al invierno, ya que de ello puede depender que sobreviva o no. Por este motivo, se ha de empezar a abonar una semana después de haberlo comprado, y continuar haciéndolo durante el resto del año.

Pero eso sí: durante los meses cálidos recomiendo usar fertilizantes cuya eficacia sea rápida, como por ejemplo este que es específico para palmeras, o este para plantas verdes. Si prefieres abonos orgánicos, puedes aplicar guano líquido. Pero en cualquier caso, has de seguir siempre las indicaciones del envase (por lo general, tienes que echar una pequeña cantidad en el tapón del producto y luego en una botella que tenga 1 litro de agua).

Durante el otoño y el invierno el crecimiento será mínimo, de modo que la necesidad nutricional de la palmera no será tan alta como en verano. Aún así, es aconsejable seguir abonándolo con abonos o fertilizantes de liberación lenta, como este de la marca Cultivers, echándole dos cucharadas pequeñas (de las de café) cada 15 días.

¿Cómo proteger el cocotero del frío en casa?

El cocotero es una palmera de interior

Imagen – beardsanddaisies.co.uk

Aunque cueste creerlo, al cocotero le hace más daño que la temperatura diurna y la nocturna se mantengan bajas, que una helada débil ocasional. Ese es el principal motivo por el que no se cultiva casi nunca en exterior en España, y es que en invierno la amplitud térmica es baja, pues la diferencia entre la temperatura máxima y la mínima es así: baja. Si hubiese 20ºC por el día, aunque luego por la noche bajase a -1ºC durante un ratito, la palmera quizás se resentiría algo, pero no moriría.

Cuando se cultiva en interior, si bien se mantiene a resguardo de las temperaturas bajo cero, hay que contar con que la amplitud térmica no es tampoco muy alta. Por ello, es muy recomendable hacer lo siguiente:

  • Lleva a tu cocotero a la habitación más cálida de la casa, en la que haya ventanas por las que la luz solar entre. No lo pongas justo delante del cristal para que no se queme, y evita abrirlos en los días en los que haga frío y/o viento.
  • Protege, como mínimo, la maceta con una manta antiheladas para plantas, aunque es mejor si se resguarda las hojas también.
  • Riega con agua templada cada vez que toque regar.
  • Si algún día de invierno sale el Sol y hace buen tiempo, con temperaturas por encima de los 18ºC, aprovecha y sácalo fuera, poniéndolo en semisombra. Si se pusiera en una exposición soleada se quemaría.

Un último consejo: cómpralo en cuanto el riesgo de heladas haya desaparecido y empiece a mejorar el tiempo. Así, tendrás muchos meses por delante para cuidarlo y conseguir que se adapte a las condiciones que hay en tu vivienda.

¡Mucha suerte!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.