Cómo tener un huerto urbano en la terraza

consejos para aprender como tener un huerto urbano en la terraza

Si dispones de una terraza lo suficientemente amplia como para poder poner un huerto urbano, quizás te lo estés replanteando. Hay muchas personas que no saben cómo tener un huerto urbano en la terraza y piensan que es algo demasiado complicado. No obstante, si se conocen muy bien las pautas para llevarlo a cabo, es bastante sencillo.

En este artículo vamos a enseñar el paso a paso cómo tener un huerto urbano en la terraza y cuáles son las ventajas que puedes tener con ello.

Cómo tener un huerto urbano en la terraza

macetas para el huerto urbano

Lo primero de todo es tener en consideración algunos aspectos principales que hay que tener en cuenta. Hay que elegir qué tipo de consumo vas a realizar. Puede que quieras tener hortalizas de raíz, hortalizas de hoja, etc. Dependiendo del consumo vas a tener que tener un espacio y un sustrato diferente. Además, se hace importante la orientación para que la iluminación sea la óptima. Que nuestro huerto urbano disponga de una salida de agua es fundamental para poder conectar un riego.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el precio. Es decir, cuánto dinero estamos dispuestos a invertir en nuestro huerto casero. Si queremos aprender cómo tener un huerto urbano la terraza necesitamos saber que no hace falta que tenga grandes dimensiones, pero sí que tenga cierta incidencia lumínica durante el día. La mejor orientación de una terraza para obtener un huerto urbano es la orientación sur o suroeste. Si el espacio está ubicado al norte, no significa que no se pueda cultivar, pero sí que ciertos cultivos no se podrán desarrollar de forma óptima. Por ejemplo, el cultivo del tomate o los pimientos no son muy favorecidos en una orientación norte. Sin embargo, si podemos plantear cultivos de hoja como las lechugas, rúcula, hierbas aromáticas como el perejil, albahaca o cilantro si la orientación es norte.

Puedes colocar los plásticos que simulan el invernadero para poder tener un rendimiento más pleno durante todo el año. Una vez puedes cogerle el tranquillo a los cuidados de cada cultivo, te darás cuenta que es mucho más sencillo de lo que parece. Sobre todo, este tipo de sistema ayuda a que en otoño e invierno pueda permitir el desarrollo de las hortalizas que no se suele dar con facilidad en estas temporadas. Simplemente es cuestión de ensayo y error hasta que controles con precisión las condiciones de la terraza.

Qué recipientes utilizar

cajas y macetas

Una de las preguntas más frecuentes a la hora de aprender cómo tener un huerto urbano en la terraza es por los recipientes que se deben utilizar. Los recipientes son una inversión a tener en cuenta puesto que puede aumentar o no los costes del huerto urbano casero. Existen muchos tipos de recipientes: mesa de cultivo, macetas, jardineras, jardines verticales, etc. Los profesionales no recomiendan hacerse con materiales demasiado caros para poder ir probando y ampliando a medida que vamos cogiendo el gusto a eso de tener cultivos propios.

Las mesas de cultivo son las más prácticas. Al no estar en contacto con el suelo, se puede airear bastante fácil y el sustrato no se recalienta. Si no tienes una terraza muy grande y acabas de empezar en esto de la horticultura, es mejor iniciarse a base de macetas. Puedes medir bien el espacio de una terraza para poder diseñar unas cuantas macetas y jardineras. Debes tener en cuenta que los jardines verticales son perfectos para aquellas terrazas más pequeñas, puesto que ocupan menos espacio. Hay cultivos que necesitan un espacio propio como son los tomates, berenjenas, pimientos, judías guisantes, por lo que necesitarás macetas que tengan un mínimo de 16 litros de volumen ya que cuentan con raíces más profundas.

En el caso de las lechugas, tienen raíces más pequeñas y superficiales por lo que se pueden utilizar macetas de tan sólo 2 L. Una idea es plantar unas 8 lechugas y espinacas juntas en una maceta de 35 centímetros de diámetro y unos 20 centímetros de profundidad. En el caso de las zanahorias, los rabanitos, remolachas y cebollas se necesitan recipientes de 0.5 L por planta. Se puede mezclar en la misma jardinería de unos 12 L los rabanitos con remolachas zanahorias sin ningún problema.

Sustrato y semillas

Otros dos aspectos importantes a la hora de aprender cómo tener un huerto urbano y la terraza es qué tipo de sustrato y semillas se van a utilizar. La tierra que utilizaremos en el huerto casero es una tierra especial para el cultivo. La mezcla que más se recomienda es el 40% de humus de lombriz y un 60% de fibra de coco. En los niveles más avanzados de horticultura podemos emplear otro tipo de tierra que tendrá más o menos en nutrientes en función de lo que se vaya a plantar. Será cuestión de ir aprendiendo cuáles son las necesidades de las plantas que estamos cultivando.

En cuanto a las semillas, para principiantes es mejor ir comprando plantas en un plantel en cualquier vivero. Tan solo debes realizado el trasplante a tus recipiente. Más adelante, cuando hayas experimentado cuál es su primera cosecha, ya puedes crear tu propio semillero y adentrarte en todo esto mucho más.

Cómo tener un huerto urbano en la terraza y qué plantas debo tener

como tener un huerto urbano en la terraza

Hay que conocer bien cuáles son los principales cultivos que se deben tener en el huerto casero. En verano hay algunos cultivos estrella como son los tomates. En verano es un clásico sembrar tomates. La mejor época para sembrarlos es en primavera, sobre todo en el mes de mayo. Se recogen en la época de verano entre los meses de julio, agosto y septiembre. Los tomates tienen decenas de variedades, pero lo más normal es que necesiten una temperatura de entre los 20-35 grados para su floración y desarrollo y mucha luminosidad. Se deben ubicar en la zona preferente de su terraza y entre unos 4-5 meses estará listo para la cosecha. Se trata de una planta que prefiere de riegos regulares, no abundantes que relativamente distanciados en el tiempo.

Otro de los básicos es la lechuga. Existen múltiples variedades y se puede cultivar durante todo el año. Las de verano se siembran unas 8 semanas antes de ser consumidas. Son plantas rápidas y de fácil crecimiento, por lo que son muy adecuadas para principiantes. En cuanto al riego, suelen regar dos veces por semana.

Los pimientos y pepinos también se trasplantan mejor en primavera, cuando la temperatura comienza a superar los 15ºC. Son plantas que requieren una maceta de unos 15 litros de agua. No necesitan estar directamente expuestos al sol, ni necesitan ser regadas continuamente, sino una vez a la semana. En cuanto a las cebollas, se pueden cultivar durante todo el año. Los mejores meses son diciembre, enero, febrero y marzo, y la cosecha comienza en abril.

Otro cultivo de exterior son las plantas aromáticas como el aloe, la lavanda, la manzanilla o la menta. Las plantas aromáticas son una buena opción para el jardín de su casa.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo tener un huerto urbano en la terraza.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.