Cómo transformar tu jardín en uno de Halloween

Cómo transformar tu jardín en uno de Halloween

El día de Halloween está cada vez más cerca y es posible que ya tengas toda la decoración que quieras poner en tu hogar. Pero, ¿y si te decimos que también puedes «vestir» tu jardín? ¿Sabes cómo transformar tu jardín en uno de Halloween?

Si te ha llamado la atención y pensabas que no podrías hacer nada para crear un efecto aterrador en esa zona para no dañar las plantas, desde ya te decimos que es posible hacerlo. Solo tienes que poner en práctica las siguientes ideas.

Cuelga murciélagos, fantasmas y arañas de los árboles o plantas trepadoras

Cuelga murciélagos, fantasmas y arañas de los árboles o plantas trepadoras

Una de las formas de llamar la atención a los que pasen por tu puerta o al menos entren en tu jardín es hacer que miren a los árboles o a aquellas plantas trepadoras.

Por ejemplo, en las trepadoras podrías poner telarañas y arañas dispersas, como si estas se hubieran adueñado de esa zona concreta.

En los árboles, podrías colgar siluetas de murciélagos. Eso sí, para que sea creíble es muy necesario que pongas las siluetas bocabajo, ya que de esa manera pensarán que están descansando y que, si hacen mucho ruido, o dan luz, estos van a echar a volar. Incluso te podemos recomendar que, en lugar de siluetas, pienses en poner muñecos o similares para dar la sensación de realismo.

También puedes colgar fantasmas. Para ello, no solo te recomendamos lo más realista posible, sino que cubras el árbol, lo que puedas, con telarañas o sábanas raídas, dando la sensación de que el árbol está muerto.

Esqueletos por el patio

Si tienes un jardín lo más seguro es que también tengas un patio y es posible que tengas muebles en él. Por ejemplo, unas sillas, un sofá, etc. Pues bien, ¿qué tal si le das un aspecto más «imponente» colocando esqueletos?

Podrías poner uno en una silla con una postura como si fuera la de una persona. Otro en el sofá, por ejemplo tumbado. O incluso, para hacerlo más aterrador, podrías considerar poner uno agarrado al techo del patio con unas cadenas (como si te hubieras encargado de que no se moviera de ahí).

Carteles con mensajes

Seguro que te acuerdas que en algunas películas salen muchos carteles que los protagonistas siguen, a pesar de que les gritas que se vayan por el lado contrario. Pues bien, con cartón y con algo de madera tú también podrías hacer esos carteles para «asustar» a los invitados que acudan.

Si los pones en el jardín puedes aprovechar y crear diferentes ambientes que hagan que todos se lo pasen genial.

Una zona de tumbas

huesos enterrados en el jardin

¿Qué tal si hacemos en el jardín una zona de tumbas? Aquí hay dos formas de hacerlo. Por ejemplo, crear esas «tumbas» que pueden ser de cartón, pintadas y con nombres… y clavadas en el suelo. Puedes clavarlas con algunos ganchos para no romper la tierra o bien hacer un hueco y enterrarla un poco.

Aquí dependerá de lo que tengas en el suelo. Para «aderezar» esa decoración, te recomendamos poner algunas telarañas e incluso partes de muñecas (una mano, un brazo, una cabeza…) que puedes enterrar o cubrir de tal forma que parezca que sale de la tierra. Hazte también con partes de un esqueleto, ya que puedes poner un carrito de obra lleno de tierra y en él dejar que sobresalgan huesos de ese esqueleto.

Un césped sangriento en tu jardín

¿Tienes césped en tu jardín? Una de las mejores decoraciones sería que este estuviera con «sangre». Pero salvo que tengas césped japonés, que es el que tiene la punta de la hierba roja, lo tendrás totalmente verde. Ahora bien, ¿y si lo coloreamos un poco? Podrías encontrar un spray que no dañe el césped ni las plantas y utilizarlo para darle un toque sangriento a esa zona. Y lo hay, solo tienes que buscarlo.

Así, incluso puedes poner en el jardín, con ropa que no uses y rellenándola para que parezca una persona, una escena en la que haya habido una matanza. Para dar más miedo, aprovecha y pon unas huellas ensangrentadas yendo hacia la casa. De esa forma podrían pensar que el asesino está dentro y cualquiera es el valiente que se acerca a pedir golosinas a una casa así, ¿verdad?

Las típicas calabazas de Halloween

transformar tu jardin en uno de Halloween

Por supuesto, no podemos olvidarnos de las calabazas de Halloween. Son el símbolo de la fiesta y deben estar presentes tanto en la casa como en el jardín. Ahora bien, en este lugar hay muchas formas de ponerlas.

Por ejemplo, puedes transformar tu jardín en uno de Halloween colocando las calabazas de vela a lo largo del camino, ya que solo ellas iluminarán esa zona. Además, como será de noche, con esa iluminación ya creas el ambiente para pasar miedo.

Haz un aquelarre en tu jardín

Una de las formas de transformar tu jardín en uno de Halloween es mediante un aquelarre. ¿Cómo puedes conseguirlo? Es fácil. Lo único que tienes que hacer es poner un caldero grande. De él debería emanar un humo extraño, pero eso mismo lo puedes conseguir con papel seda de color verde, blanco y azul y, dentro del caldero, algo de iluminación, para que dé esa sensación.

Alrededor podrías poner siluetas de brujas, pero también podrías colocar fantasmas o incluso un grupo de «mujeres» como si fuera una reunión prohibida. Solo deberías iluminar sus cabezas (por ejemplo con globos con luces led dentro) y cubrirlas con una tela blanca fina, además de ponerle vestidos blancos. Para esta escena mejor que un caldero sería un fuego (que puedes hacer de igual forma, pones unos troncos y papel seda blanco, rojo y naranja con luces led).

Una caja-jaula

Otra de las decoraciones que pueden transformar tu jardín en uno de Halloween es una caja. Lo mejor es que uses una hecha con palets, porque así tienes espacio entre las tiras. ¿Y por qué queremos el espacio? Sencillo, porque dentro vamos a poner muñecas, a ser posible pintadas de una forma concreta (con algo de sangre, asustadas, llorando, etc.) e incluso haremos que sobresalga una mano, un brazo, la cabeza… para que parezca que llevan encerradas mucho tiempo ahí dentro.

Si le das un aspecto oscuro (por ejemplo con tela negra que dará profundidad) y envejeces la madera y los alrededores, nadie podría asegurar que no usas esa zona para «castigar» a los niños.

Como ves, transformar tu jardín en uno de Halloween no es tan difícil, solo tienes que echarle un poco de imaginación y crear el ambiente perfecto para esa noche tenebrosa. ¿Te animas? ¿Se te ocurren más ideas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.