Cómo trasplantar en verano

Durante el verano las plantas están aprovechando al máximo las horas diurnas para crecer. Por este motivo podríamos pensar que es buena idea cambiarlas de maceta durante esta estación, y lo cierto es que nos estaríamos equivocando en parte. La realidad es que hay plantas que se pueden cambiar de recipiente en plena temporada de crecimiento, pero hay otras que sin embargo lo pueden pasar mal. Así pues, ¿qué plantas se pueden cambiar sin problemas?

Además de responder a esta pregunta, te vamos a decir cómo se trasplanta en verano.

Plantas en maceta

En estos meses son muchas las personas que aprovechan para ir de compras al vivero, ya sea para decorar su jardín o patio, para comprarse alguna que otra planta para el hogar. Normalmente, lo más recomendable es pasarlas a un tiesto mayor en el mismo día o pasada una semana, pero en pleno verano… hay algunas que es mejor no tocar. ¿Cuáles son las que no se pueden trasplantar, y las que sí?:

Plantas que no se aconseja trasplantar en verano

  • Árboles exóticos, ya sean tropicales o por el contrario de climas fríos: arces, hayas, plumerias, flamboyán…
  • Plantas leñosas que estén floreciendo.
  • Frutales que estén fructificando o con frutos a medio madurar.
  • Palmeras adultas (de más de 2m).

Plantas que sí se pueden trasplantar en verano

  • Plantas autóctonas, siempre y cuando no estén fructificando.
  • Palmeras jóvenes (se puede hacer a comienzos de la estación o a mediados como muy tarde, nunca a finales).
  • Plantas de flor herbáceas (vivaces, anuales, bianuales).
  • Frutales que en ese momento no tengan flor ni fruto.
  • Plantas acuáticas.
  • Plantas suculentas: cactus y crasas.

¿Cómo se trasplanta en verano?

Haworthia

En verano hay que tener mucho más cuidado si cabe con el cepellón de raíces, por lo que si queremos pasar nuestra planta a un tiesto mayor tenemos que hacer lo siguiente:

  1. El día anterior, regaremos hasta que el sustrato quede bien empapado.
  2. Al día siguiente, lo extraeremos con cuidado de no manipular demasiado las raíces. Si es necesario, le daremos unos golpes a la maceta para que salga más fácil.
  3. Después, se rellena su nueva maceta con el sustrato elegido (una buena mezcla sería turba negra con perlita a partes iguales) un poco.
  4. Luego, se introduce la planta en su nueva maceta.
  5. Se termina de rellenar con más sustrato.
  6. Y finalmente se riega.

Listo, ya tenemos nuestra planta trasplantada 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *