Cómo trasplantar una orquídea

Las orquídeas son unas flores que, quien más quien menos, ha tenido alguna que otra vez en su casa. Son muy bonitas y elegantes, formadas por delicados pétalos teñidos de colores muy alegres. Pero, además de regarlas, otra de las cosas que hay que hacer para poder presumir de ellas es proporcionarles un recipiente nuevo en el que puedan seguir creciendo.

¿Cómo se hace eso? Es muy sencillo, tanto que independientemente de si eres principiante o no, seguro que lo haces correctamente, sobretodo después de leer cómo trasplantar una orquídea. 😉

¿Cómo se trasplantan las orquídeas?

Para cambiar de maceta nuestras orquídeas necesitamos lo siguiente:

  • Una maceta: ha de ser de plástico transparente si son epífitas (como las Phalaenopsis), o de color si son terrestres.
  • Sustrato: corteza de pino si es epífita, o fibra de coco con turba negra mezclada a partes iguales en el caso de las terrestres.
  • Regadera: de las pequeñas de 1l. También sirve una botella con el tapón agujereado (los agujeros han de ser pequeños, para que el agua no salga suave).
  • Agua: de lluvia, sin cal o acidificada con limón (el zumo de medio limón en 1 litro de agua).
  • OPCIONAL: Bolas de arcilla expandida o similar. Ayudarán a mejorar el drenaje del agua.

Ahora que lo tenemos todo, es momento de seguir este paso a paso:

  1. Primero, regaremos la orquídea. Así será más sencillo extraerla.
  2. Luego, preparamos su nueva maceta, echando una capa de bolas de arcilla y el sustrato.
  3. A continuación, extraemos la planta y la introducimos en su nuevo recipiente.
  4. Después, terminamos de rellenar la maceta con sustrato.
  5. Finalmente, damos un buen riego.

¿Y después? Cuidados post-trasplante

El trasplante es algo anti-natural para las plantas. Desde que arraigan en el suelo hasta que les llega su fin, siempre permanecen en el mismo sitio. Por eso, cuando las sacamos de sus macetas y las colocamos en otras durante las primeras semanas tenemos que ir observándolas, pues lo más probable es que se debiliten un poco. En el caso de las orquídeas, nada más trasplantarlas tenemos que ponerlas en un lugar muy luminoso pero sin luz directa, ya que de lo contrario sus hojas se quemarían.

Además, para que todo vaya bien es muy recomendable regarlas el primer mes con hormonas de enraizamiento caseras (aquí se explica cómo obtenerlas). Así, podrán reanudar su crecimiento.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Orquídeas

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

2 comentarios

  1.   Fernando dijo

    Muy interesante el artículo. Tengo dos orquídeas epífitas, las trasplanté sobre corteza de araucaria desmenuzada y echaron raíces pero quedaron ahí, con unas pocas hojas y nunca han dado flores ¿qué puede estar fallando?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Fernando.
      Nos alegra de que te haya gustado el artículo.
      Con respecto a tu duda, quizás no tengan el espacio suficiente para poder desarrollarse adecuadamente, o que les falte abono. Puedes abonarlas con fertilizantes para orquídeas, de venta en los viveros.
      De todos modos, si puedes y quieres, sube una imagen a tinypic o imageshack, y copia el enlace aquí para verla. Así te podremos decir mejor.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.