¿Cómo usar las hormonas de enraizamiento?

Vista de un esqueje de planta carnívora

Imagen – Flickr/Keith Simmons

¿Te gustaría obtener nuevas plantas por esquejes de manera sencilla y tener garantías de éxito? Entonces te recomiendo que adquieras hormonas de enraizamiento, que podrás encontrar en los viveros y en tiendas de jardinería. Ya sea en polvo o líquidas, utilizadas correctamente te pueden ser de mucha ayuda.

Así, tu esqueje podrá sacar nuevas raíces en menos tiempo de lo que imaginas.

¿Qué son las hormonas de enraizamiento y cuándo se usan?

Esqueje

Imagen – Wikimedia/Kumar83

Las hormonas de enraizamiento no son más que auxinas. Las auxinas son hormonas vegetales, también llamadas fitohormonas, que regulan el crecimiento de las plantas. Son sintetizadas en las regiones meristemáticas del ápice de los tallos, desde donde se desplazan hacia otras partes del ser vegetal.

Desde hace mucho tiempo tienen varios usos en la agricultura y jardinería, por ejemplo:

  • Favorecer la caída de los frutos: en algunos cultivos se necesita que una cierta cantidad de frutos caigan con el fin de lograr que los que se mantengan en el árbol tengan un mayor tamaño y una mejor calidad. Por eso, un tipo de auxina, en concreto el ácido 1-naftalenacético, se aplica en algunos con el fin de que el embrión aborte y el fruto caiga.
  • Retención de frutos: también se pueden usar para lo opuesto a lo anterior: mantener los frutos ya maduros más tiempo en el árbol. En este caso, se aplican auxinas ANA o 2,4-D.
  • Herbicida: hay ciertos compuestos, como el 2,4-D, que en grandes dosis son un buen herbicida para algunas plantas, causándoles la detención de crecimiento el doblado de las hojas y el engrosamiento del tallo.
  • Propagación asexual: sin duda es la aplicación más extendida. Uno de los métodos de multiplicación de muchas plantas es la propagación por esquejes o estacas. Para esto, se aplican auxinas, en concreto el ácido indolbutírico (o AIB), aunque también se usa el ácido 1-naftalenacético (ANA) en menor medida.

Son especialmente recomendadas cuando tenemos un esqueje que queremos que enraíce. Pero además, también son muy útiles cuando una planta está muy enferma, o cuando ha sufrido exceso de riego. Las hormonas de enraizamiento le pueden ayudar bastante a recuperarse.

¿Cómo se usan?

Estos productos tienen un muy sencillo uso. Cuando tenemos una rama sin raíces, lo primero que tenemos que hacer es quitar la corteza (de la parte que estaba más cerca del tronco o rama principal) a unos 2cm hacia arriba partiendo desde el extremo y que una vez humedecida con agua lo impregnemos de hormonas de enraizamiento en polvo. De esta manera, cuando la plantes en una maceta, la cual debe de estar rellenada con sustrato que tenga buen drenaje, como akadama o turba negra mezclada con perlita a partes iguales, pueda empezar a enraizar.

En el caso de que tengamos una planta enferma, son mucho más aconsejables las hormonas líquidas, ya que llegarán más rápidamente a las raíces que las que vienen en polvo. Echaremos un poco sobre la superficie del sustrato, y regaremos.

¿En qué se diferencian las hormonas de enraizamiento en polvo de las líquidas?

En esencia, son lo mismo: auxinas, pero los productos que se venden pueden ser en polvo o líquidas. ¿Cuándo usar unas y cuándo otras? Bueno, realmente se aplican indistintamente cuando se necesitan, pero por propia experiencia aconsejo usar las que están en polvo en esquejes, y las líquidas cuando se tiene una planta enferma.

Tipos de hormonas de enraizamiento caseras

Si quieres saber cómo conseguir hormonas de enraizamiento de forma casera, apunta:

Con lentejas

Has de seguir este paso a paso:

  1. Pon a hervir en una olla agua destilada una media taza de lentejas, a ser posible ecológicas.
  2. Ahora, retira el agua y tírala. Quédate con los granos.
  3. Vuelve a poner las lentejas en el recipiente con agua destilada durante 24h si es invierno o 16h si es verano.
  4. Pasado ese tiempo, tritura bien las lentejas con el agua, y déjalo reposar 2-3 días en un sitio oscuro a unos 19-20ºC.

Y luego podrás aplicarlas.

Con café

Sigue este paso a paso:

  1. Primero, se lleva a ebullición unos 60 gramos de café molido en medio litro de agua.
  2. Luego, se cuela todo y se retiran los restos.
  3. Y, ¡listo! 😉

Con canela

Canela, un buen enraizador para tus plantas

Debes seguir este paso a paso:

  1. Añade 3 cucharadas de canela en 1 litro de agua.
  2. Y por último, deja reposar una noche.

¿Dónde comprar?

Consigue hormonas de enraizamiento en polvo pinchando aquí, y líquidas aquí.

Esperamos que te haya sido de utilidad 🙂 .

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   hugo cesar bris dijo

    disculpe buenas noches el enraizador se puede aplicar despues de
    aver plantao el arbol o mesquite me podria ayudar xr fabor o asesorar
    con estos trasplantes de esta espesia espero su resputa pronta
    de ante mano grasias
    atte hugo bris

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Hugo.
      Sí, se puede echar después sin problema.
      Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Quieres tener un invierno lleno de color y vida?
Descubre nuestra selección de plantas de invierno y ya verás como vas a disfrutar como nunca de la estación.
15 plantas de invierno para exterior