Conoce todo sobre el Aloe ferox

Aloe ferox

El Aloe ferox es una planta tan bonita y tan fácil de cuidar que tenerla en el jardín o en el patio es un auténtico placer para la vista. Llega a alcanzar dos metros de altura, de modo que se puede tener en cualquier rincón.

Pero no sólo eso, sino que ella, al igual que el resto de especies del género, es una planta que no ensucia nada, pudiéndose colocar cerca de la piscina sin problemas.

¿Cómo es el Aloe ferox?

Ejemplar adulto de Aloe ferox

Nuestro protagonista es una planta originaria de Sudáfrica a la que llaman Áloe feroz o Áloe del Cabo. Forma una roseta de hojas carnosas de color verde glauco que llegan a medir 70-80cm de longitud y 15cm de ancho una vez que el ejemplar llega a la edad adulta. Los bordes están provistos de diminutas espinas o dientes de color rojizo o marrón.

Las flores, que brotan en otoño, se agrupan en inflorescencias, y son tubulares, de 3-4cm de longitud, de color rojo o anaranjado.

¿Cómo se cuida?

Ejemplar joven de Aloe ferox

El Aloe ferox es apta para principiantes. Resiste la sequía y no se le conoce ningún enemigo potencial, a excepción de los caracoles los cuales se pueden eliminar o repeler con los remedios que te contamos en este artículo. Pero veamos cuál es su guía de cuidados para tener una planta sana:

  • Ubicación: se ha de colocar en una zona expuesta al sol directo.
  • Suelo o sustrato: no es exigente, pero es muy importante que tenga buen drenaje (tienes más información sobre este tema aquí).
  • Riego: cada 2-3 días en verano, y cada 5-6 días el resto del año. Durante el invierno, regar cada 15-20 días.
  • Abonado: en primavera y verano se debe abonar con abonos minerales. Para ello, se puede usar un abono específico para cactus y otras suculentas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase, o echarle una cucharada pequeña de Nitrofoska cada 15 días.
  • Época de plantación/Trasplante: cada dos años, en primavera.
  • Rusticidad: soporta las heladas suaves de hasta los -4ºC, siempre que sean puntuales y de corta duración. Necesita protección contra el granizo, especialmente de joven.

Propiedades medicinales del Aloe ferox

Aloe ferox

No me gustaría terminar este artículo sin antes hablarte sobre las propiedades que tiene esta bella planta, la cual, además de cultivarse como ornamental, se puede usar también para mejorar la digestión o depurar la vesícula biliar. Además, también sirve como laxante y purgante.

El modo de uso es el siguiente:

  • Zumo: se ha de diluir el acíbar (el líquido viscoso que se encuentra dentro de la hoja) en agua. Para que no resulte tan amargo, se puede endulzar con azúcar o miel. Tomado por la noche, ayudará a mejorar el tracto intestinal.
  • Polvo de acíbar: se debe consumir antes de las comidas, en cantidades muy pequeñas. Así mejorará la digestión y se depurará la vesícula biliar.

¿Qué te ha parecido este Áloe? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *