¿Conoces al Arce del Amor?

Arce del amor

El Arce del Amor es uno de esos árboles que quedan estupendos en jardines, y también en macetas pues toleran muy bien la poda. Pero, ¿cómo se cuida esta espectacular planta? ¿Qué necesita para verse perfecta durante todo el año?

Dedicaremos un tiempo a hablar sobre esta especie de arce para que puedas disfrutar de su belleza, además de su sombra, siempre que lo desees. ¿Te lo vas a perder?

Características del Arce del Amor

Acer tataricum ssp ginnala

Al Arce del Amor se le conoce científicamente por el nombre de Acer tataricum subsp. ‘Ginnala’, aunque a menudo también se escribe Acer ginnala. Otro nombre común más aceptado es arce del Amur, o arce de Amur. Pertenece a la familia Sapindaceae. Crece hasta una altura aproximada de 5 metros, pudiendo llegar hasta los 10m si las condiciones de cultivo les son muy favorables. Su tronco mide unos 3m de diámetro, por lo que este es un arce que resulta ideal para tener en jardines medianos a grandes. Sus hojas son simples, de unos 6-10cm de largo, palmadas, y caducas, lo cual quiere decir que caen en otoño-invierno.

En primavera se llena de flores, que son amarillas verdosas de unos 6mm de diámetro y, cuando son polinizadas, producen el fruto que es una sámara alada rojiza de unos 2cm de largo que terminará de madurar en verano, momento que podremos aprovechar para estratificarlas.

Cultivo y cuidados del Arce del Amur

Acer ginnala

Arce del amor empezando a otoñar

Ahora que sabemos cómo es un arce del amor, toca conocer sus cuidados. Bien, este es un árbol muy rústico, que tolera las heladas intensas de hasta -20ºC sin problema; pero cuando se quiere tener en un clima cálido no podrá crecer tan bien, pues lamentablemente no tolera las temperaturas superiores a los 30ºC.

También necesitará un suelo fresco, profundo y bien drenado, cuyo pH sea bajo (entre 4 y 6). En el caso de que sea arcilloso, es preferible plantarlo en maceta con sustrato ácido (o mejor aún, mezclando 70% akadama con 30% kanuma) ya que de lo contrario sus hojas empezarían a verse cloróticas debido a la falta de hierro.

Se ubicará en una zona donde pueda estar expuesto al sol directamente, o en semisombra siempre que sea un rincón muy luminoso, y lo regaremos entre 3 y 4 veces por semana en verano y 2-3 el resto del año. Para que crezca sano, es muy recomendable echar al agua de riego guano líquido, siguiendo las especificaciones que indique el envase. Si necesitas podarlo, hazlo en primavera, antes de que broten las hojas.

De esta manera, tendrás un Arce del Amor sano y espectacular.

¿Qué te ha parecido?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Miguel dijo

    Tengo un jardín de 3m x 3m con muros a las lodos , crees q el Arce del amor no me cause problemas y esté bien en ese espacio ?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Miguel.
      En principio no, pues las raíces no son invasivas, pero cuando sea adulto se le puede quedar pequeño el espacio.
      Un saludo.

  2.   Quico dijo

    Amur no Amor, Mónica
    Su zona de origen es el largo valle del río Amur, que recorre el extremo sureste de Rusia y el extremo noreste de China

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Quico.

      Es otro nombre común. Pero ciertamente también se le conoce como arce del Amur, y ya lo hemos añadido para que quede constancia.

      Gracias, y un saludo.

  3.   ivón dijo

    que tipos de raices tiene ? necesito saber si son invasivas porque tengo un patio pequeño

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Ivón.
      No son invasivas, puedes estar tranquilo.
      Saludos.