Conophytum: características y cuidados

Hoy venimos a hablar del género Conophytum. Se trata de unas plantas que forman pequeñas matas y que pueden ser confundidas con guijarros. A estas plantas se les llama suculentas. Son plantas pertenecientes a la gran familia Aizoaceae en las que encontramos muchas especies. Proceder del sur de África occidental y meridional y del sur de Namibia donde crecen las piedras, en zonas áridas y de montaña.

En este artículo daremos un repaso a todas las características y cuidados que necesitan las plantas del género Conophytum para que puedas disfrutarlas en tu jardín. ¿Quieres conocer más sobre ello? Sigue leyendo 🙂

Características principales

Se trata de plantas que no superan los 10 cm de altura. Por lo general, se les puede encontrar formando pequeñas matas compactas. Su particularidad es que el tallo es reemplazado por hojas. Las hojas tienen una textura carnosa, abundantes y de forma redondeada. Suelen crecer en pareja y el color más habitual es verde, gris y azul. A veces, las parejas se hojas se encuentran para formar una especie de corazón y si lo observamos de lejos, parecen pequeñas piedras con una pequeña apertura. Parece como si fuera una boca cerrada entre cada hoja.

Como el resto de plantas, las pertenecientes al género Conophytum puede adaptarse a muchos medios. Para protegerse de los duros rayos de sol, muchas de las especies de este género utilizan diversos trucos. Lo primero es revestirse de cera o minúsculos pelos o tener una epidermis brillante para reflejar el sol.

La epidermis puede ser monocroma, punteada o estriada, en función de la especie y variedad. Las flores que tienen se asemejan a las de las margaritas y se forman en el centro de la pareja de hojas. Dentro de este género podemos encontrar especies de floración diurna, donde las flores se abren desde la mañana hasta el ocaso. Estas flores son de colores muy vivos que van del blanco al rosa, pasando por púrpura, carmín, morado, naranja y amarillo. El color más frecuente es el amarillo.

En cuanto a su fruto, tiene una característica especial. Y es que se abre con un chasquido de una gota de agua golpeándolo. Es así como lanza sus semillas por todas partes.

Cultivo de Conophytum

Son muchas las personas que emplean estas plantas para decorar los campos, cortijos y jardines. Para sembrarlas, hay que conocer algunas pautas necesarias y no pensar que son fáciles de cultivar como piensa la mayoría de la gente. Requiere de algunos cuidados y atenciones que son fundamentales en su desarrollo.

Por ello, el ciclo de vida de las plantas es importante conocerlo. Hay que comparar el clima del que proviene la planta con el clima donde vivimos y pensamos plantarla. Por ejemplo, la duración del día y las horas de luz solar es condicionante si queremos un buen desarrollo de los Conophytum. En los países de donde proceden el invierno es la época con mayor biodisponibilidad de agua.

Son plantas con un crecimiento rápido si se les cuida bien. Al contrario de lo que muchos piensan, no son plantas invasoras. Para dar un buen toque a la decoración, basta con preparar un cuenco bonito con un grupo de Conophytum.

Si cultivamos esta planta en un clima mediterráneo es mejor ponerlas a pleno sol, sobre todo en los meses de invierno. Estos meses son los más activos en el crecimiento de la planta, mientras que los de verano son de mantenimiento. Cuando las temperaturas son altas y las lluvias cesan, es mejor darles algo de protección.

Es aconsejable asegurar una buena circulación de aire, sobre todo en la reanudación vegetativa. Son plantas que no tienen miedo al frío, por lo que no debemos preocuparnos mucho de ello. Logran resistir oscilaciones en las temperaturas hasta 0 grados. Si por alguna razón las temperaturas bajan por debajo de ese rango, el suelo debe estar seco o de lo contrario se congelará la planta.

Propiedades del suelo y trasplante

Las plantas del género Conophytum no son muy exigentes para el terreno. La única necesidad que hay que garantizar es el buen drenaje en el riego. No toleran bajo ningún concepto el encharcamiento. Si se usa un sustrato para las plantas suculentas es necesario añadir una cantidad grande de arena gruesa.

El trasplante debe ser efectuado al final del verano. Es entonces cuando sale del descanso vegetativo y vuelve a crecer. Una vez hecho el trasplante seguirá creciendo. Hay que evitar trasplantarla tan a menudo. Es mejor colocarla en una maceta más ancha que profunda, ya que el aparato radical que tienen no suele crecer en profundidad, pero sí a lo horizontal.

Multiplicación, plagas y enfermedades

Estas plantas se pueden multiplicar de dos formas: por semillas o por esquejes. La más empleada es por semillas.

La siembra se hace a finales de verano al igual que el trasplante. Debemos aportar un compost formado por sustrato y 1/3 de arena gruesa. Ya que la semillas son pequeñas, es mejor enterrarlas empujándolas bajo el sustrato o vertiendo más sustrato encima.

La bandeja en la que guardemos las semillas deberán mantener una temperatura de alrededor de 15-21 grados. Es fundamental que el sustrato se mantenga húmedo. Para ello, podemos darle con un rociador humedeciendo de manera uniforme. Una vez comience el momento de la germinación, no necesitará tanta humedad. Tan sólo regarlo de manera más abundante y ponerlas donde haya una buena circulación de aire.

Entre todas las plantas que sembramos habrán algunos ejemplares que crecen mejor y otros peor. Las de aspecto menos vigorosas es mejor eliminarlas porque no tendrán futuro y robarán los nutrientes a las que están saludables. Generalmente empiezan a florecer después de tres años.

Los Conophytum pueden ser afectados por plagas y enfermedades. Las más comunes es la podredumbre de la raíz a causa de un exceso de riego o un mal drenaje y la aparición de manchas sobre el envés de las hojas. Para eliminar esto, es mejor retirar las manchas con algodón mojado en alcohol o lavarla con agua y jabón neutro. Es importante aclarar bien la planta.

Con estos consejos podrás cuidar bien a las plantas del género Conophytum.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Suculentas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.