Consejos para cuidar las plantas en invierno

Plantas en invierno

El invierno es una estación que en regiones templadas asociamos con el frío, con las heladas y con las nevadas. Las plantas que viven en estos lugares van ralentizando su ritmo de crecimiento al terminar el verano para poder soportar mejor las nuevas condiciones que tendrán tan sólo unos meses después.

Cuando se cultivan seres vegetales en maceta o cuando se tiene un jardín, podemos hacer varias cosas para ayudarles. Si no me crees, sigue nuestros consejos para cuidar las plantas en invierno, y ya verás como llegan sanas a la primavera.

Riego

Regadera metálica

Estate atento/a a las previsiones meteorológicas

El riego es muy importante durante todas las estaciones del año, pero controlarlo en invierno es más difícil si cabe. Podemos regar un día y al día siguiente ponerse a nevar, con el consecuente riesgo de congelación radicular que ello supondría. Para evitarlo, es muy necesario que estemos atentos a las previsiones meteorológicas, especialmente si vivimos en una zona donde las heladas y nevadas son frecuentes, y no regar si hay previsión de lluvias o nieve al día siguiente o dentro de dos días.

Riega con agua templada

El agua a temperatura ambiente puede estar muy fría, demasiado para las raíces de algunas plantas (como las que tenemos en el interior del hogar). Por ello, es muy aconsejable templarla, ya sea poniéndola en una olla o en un recipiente en el microondas para calentarla un poco, hasta que alcance una temperatura que no sea muy alta (que no nos queme).

Aprovecha los días soleados para regar

Cuando es invierno los mejores días para regar son aquellos en los que el cielo está despejado y la temperatura es un poco más agradable, ya que así evitamos correr el riesgo de que las raíces se resientan. Pero, eso sí, si vemos que la tierra está seca y toca regar cuanto antes, no esperemos a que mejore el tiempo: reguemos con agua templada.

Comprueba la humedad de la tierra

Antes de regar, siempre es conveniente comprobar la humedad de la tierra o del sustrato. En los meses más fríos del año, se mantiene más tiempo húmedo/a, por lo que la frecuencia de riego es menor que en el resto del año. Así pues, debemos introducir un palo delgado de madera en diferentes puntos alrededor de la planta para ver cuánta tierra o sustrato se ha adherido a él. En el caso de que salga prácticamente limpio, significará que está seco/a y que, por lo tanto se debe regar.

Ubicación

Haworthia limifolia 'Variegada'

Los cactus y plantas crasas se han de proteger del granizo, pues le provocan serios daños.

Hay determinadas plantas que han de cambiarse de ubicación durante los meses más fríos del año al no soportar las temperaturas bajas y/o la nieve o el granizo. Por ejemplo:

  • Suculentas (cactus y crasas): han de estar en una zona donde reciban mucha luz pero que a su vez estén protegidas del hielo.
  • Plantas tropicales (llamadas de interior): estas plantas se han de proteger en un invernadero con calefacción o dentro del hogar en una habitación en la que entre mucha luz natural y estén protegidas de las corrientes de aire para evitar que sientan el frío.
  • Bonsáis: los más frioleros (Serissa, Ficus, Carmona, Opercularya) tienen que estar en un invernadero o dentro de casa en una zona que esté muy bien iluminada.
  • Otras plantas: si tenemos plantas que se puedan cultivar sin problemas en el exterior pero que sean muy jóvenes, es muy recomendable protegerlas durante el primer año con, al menos, una manta térmica de jardinería o con plástico transparente. Otra opción es, si están en maceta, ponerlas cerca de una pared o de plantas altas para que las protejan un poco.

Abono

Abono químico para plantas

Abono mineral

¿Abonar… en invierno? Sí. Pero no se hace tanto para alimentar a las plantas como para proteger sus raíces del frío. En el caso de aquellas que estén plantadas en tierra, se puede incorporar al suelo un abono orgánico, como estiércol o humus de lombriz, echando una capa de 3-4cm de grosor.

Si son plantas que están en maceta, recomiendo abonarlas con Nitrofoska, echando una cucharada pequeña alrededor de ellas una vez cada 15-20 días.

Flores

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para que puedas disfrutar de la primavera al máximo 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *