Consejos para decorar con coníferas

Las coníferas son unas plantas que aportan belleza y elegancia al jardín. Además, hay muchas que, debido al tamaño que alcanzan, sirven como setos de protección e incluso como cortavientos, y como suelen tener las hojas perennes (exceptuando unas pocas especies) son ideales para aquellos que quieran tener su particular paraíso verde siempre limpio y ordenado.

Sin embargo, para lograr tu objetivo es importante que tengas en cuenta una serie de cosas para que más adelante no surjan problemas. Sigue estos consejos para decorar con coníferas y disfruta de tu jardín desde el principio.

Escoge aquellas que puedan crecer en tu zona

Pinus pinea

Pinus pinea

Lamentablemente, no todas las plantas pueden crecer bien en todos los lugares del mundo. Hay algunas que sólo crecen en zonas cálidas, otras en las frías; otras en suelos ácidos, otras en los alcalinos… Cada una de ellas tiene unas necesidades específicas, por lo que para evitar gastar dinero en vano es necesario que se adquieran coníferas que tengan los viveros más próximos al hogar.

No las plantes demasiado juntas

Cipreses

Estas plantas, si bien la mayoría tienen un crecimiento lento-medio, necesitan tener el espacio suficiente para poder desarrollarse bien. Si se plantan demasiado juntas, al final ocurrirá que sólo sobrevivirán las más fuertes; es decir, aquellas que hayan podido absorber a través de sus raíces más nutrientes del suelo.

Por este motivo, antes de plantarlas es muy recomendable saber qué distancia hay que dejar entre las plantas que se quieren poner. Por ejemplo:

  • Género Cupressus: si se la deja crecer a su aire 1-2m, pero si se la cultiva como seto 50-60cm.
  • Género Picea: 1m.
  • Género Pinus: depende de la especie, pero por lo general 1-2m.
  • Género Taxus: 2-3m, a no ser que se cultive como seto, en cuyo caso serían suficiente 40-50cm.

Utiliza las coníferas enanas para rellenar los huecos vacíos

Pinus mugo

Pinus mugo

Aunque no se las conoce mucho todavía, lo cierto es que las coníferas enanas son unas plantas de excepción. Pueden crecer tanto en semisombra como a pleno sol, y no requieren de mucho mantenimiento, que es por lo que a menudo se plantan en rocallas.

Algunos ejemplos son, además del Pinus mugo que puedes ver en la imagen superior, los siguientes:

Todas ellas no superan el metro de altura, de modo que las puedes tener incluso en macetas.

Desinfecta tus herramientas de poda antes de utilizarlas

Arte topiario

Para evitar que se infecten, es muy importante desinfectar las herramientas de poda antes de usarlas, ya que de lo contrario va a ser muy difícil evitar perderlas. Por ello, si vas a podar tus coníferas, limpia las herramientas con alcohol de farmacia cuando las vayas a necesitar, y después de su uso. 

Recuerda que la mejor época de poda es a finales de invierno, cuando la temperatura comienza a subir de los 10ºC.

Disfruta de tus coníferas

Pinus contorta

Lo sé, no es un consejo de decoración, pero creo que es lo más importante: disfrutar de las plantas. Observarlas cada día, ver cómo crecen, cómo van cambiando a lo largo de los años, la fauna que atraen,… es sin duda lo más bonito. 🙂

Así que, ¿te animas a tener coníferas en tu jardín?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardines

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *