Consejos para disfrutar del jardín en verano

El jardín está para disfrutarlo, pero durante el verano hay quienes lo aprovechan aún más. Con la llegada del calor, apetece estar al aire libre rodeado de naturaleza y aprovechar los días libres para celebrar cumpleaños o eventos especiales.

Durante los meses que permanecen las temperaturas altas, las plantas necesitarán una serie de cuidados para poder soportar sin problemas las condiciones climatológicas y verse bonitas. Por eso, te ofrecemos una serie de consejos para que tu jardín en verano se vea sano por dentro y por fuera.

Riega muy seguido para evitar pérdidas

Riego artificial del césped

En esta estación el jardinero o jardinera puede descansar un poco, pero no demasiado: sus plantas necesitarán riegos más frecuentes, además de un aporte de abono regular hasta el otoño. La tierra se seca con mucha rapidez y si las raíces no encuentran agua ni comida se empezarán a poner feas en cuestión de pocas horas o días.

Por ello, es muy importante regar por la tarde-noche, cuando ha empezado a anochecer. De esta manera, la tierra permanecerá húmeda más tiempo, por lo que las plantas podrán beber cuanto quieran. La frecuencia variará según el clima y la ubicación, pero por lo general las hortícolas, las plantas de flor y el césped se deben regar cada 1 o 2 días, mientras que el resto se podrá regar dos o tres veces por semana. Asimismo, es recomendable abonar también al final del día, que es cuando hace menos calor y se trabaja mejor 🙂 .

Cuida tus plantas para que no tengan plagas

Planta con araña roja

El verano es una estación cálida y seca en muchas partes del mundo. Las plagas están a la orden del día pues es entonces cuando se dan las condiciones favorables para su crecimiento, desarrollo y multiplicación. Para evitar que hagan daño a las plantas, hay que tenerlas bien cuidadas y no excederse ni con el riego ni con el abonado.

Pero a veces toda precaución es poca, así que para repelerlas es aconsejable hacer tratamientos preventivos con aceite de neem y/o jabón potásico por ejemplo, y plantar plantas que las repelan de manera natural, como la lavanda.

Haz pequeñas podas

Tijeras de poda

Si hablamos de la poda, en esta época del año no es una tarea que se tenga que hacer mucho. Las plantas están en pleno crecimiento y si se les diese una poda fuerte perderían mucha savia. Como consecuencia de ello, se debilitarían bastante y atraerían a las plagas, las cuales las harían volverse más débiles. Por ello, sólo se tienen que hacer pequeñas podas o pinzados, como cortar las flores marchitas y las hojas secas, o ir recortando aquellas ramas todavía verdes de los árboles y arbustos para controlar su desarrollo.

Para tener una preciosa alfombra verde es conveniente ir cortando el césped al menos una vez por semana o cada diez días. La hierba crece muy rápido, y si se dejara, se llegaría a tener una selva en miniatura.

Mantén los muebles limpios para poder utilizarlos

Muebles de jardín

Los muebles de jardín se van a utilizar mucho en estos meses. Tenerlos siempre a punto es una manera de cuidar este rincón del hogar. Pasarles un trapo seco para quitarles el polvo puede ser suficiente, pero si tienen alguna mancha es conveniente humedecerlo con agua y/o usar productos específicos para su limpieza.

No te olvides de decorarlos con flores. Darán mucha alegría a la estancia 😉 .

¡Que disfrutes del verano!

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *