Cordyline australis, planta para jardines de muy bajo mantenimiento

El Cordyline australis, más conocido con los nombres Árbol repollo o, simplemente Cordiline, es una planta originaria de Nueva Zelanda de crecimiento rápido que no requiere de apenas mantenimiento. Soporta muy bien las altas temperaturas, y también la sequía, por lo que se puede plantar en los jardines de bajo no, muy bajo mantenimiento 😉 .

Además, resiste bien las heladas de hasta los -3ºC, lo cual la convierte en uno de los Cordyline preferidos para climas templados.

Características del Cordyline australis

Cordyline australis

Nuestro protagonista es una planta que crece tipo árbol, pudiendo alcanzar hasta los 5 metros de altura en hábitat (en los jardines no suele sobrepasar los 4m), con un tronco de hasta 1m de diámetro. Pertenece a la familia botánica Agavaceae. De sus tallos brotan hojas acintadas, de color verde o púrpura, las cuales miden alrededor de 70cm de longitud, y unos 4cm de ancho. Sus flores, que brotan en verano, están agrupadas en inflorescencias paniculares de color blanco-crema. Y el fruto es una baya globosa y blanca cuando madura.

Hay varios híbridos muy interesantes, como por ejemplo:

  • Doucetty: hojas con una raya blanca y los bordes rosas.
  • Purpurea: hojas de color púrpura.
  • Torbay Sunset: hojas de color verde y tallos rojos.
  • Atropurpurea: hojas cuya base es de color púrpurea.

¿Cómo se cuida?

Flores de Cordyline australis

El Cordyline australis es una planta de muy fácil cultivo y mantenimiento que puede crecer incluso en los suelos más pobres. Aún así, para que no surja ningún problema, aquí tienes su guía de cuidados:

  • Ubicación: pleno sol. Si la tienes en interior, ha de estar en una habitación en la que entre mucha luz natural.
  • Trasplante: tanto si se quiere pasar a una maceta mayor como al jardín, se ha de hacer en primavera o a comienzos de verano.
  • Poda: no se poda, pero sí que se recomienda quitar las hojas secas.
  • Riego: escaso. Durante los meses cálidos se debe regar una vez por semana, y el resto del año cada 15 o 20 días.
  • Reproducción: se puede reproducir por semillas sembradas directamente en macetas con sustratos que tengan buen drenaje, como turba y perlita a partes iguales, o bien por esquejes durante la primavera o el verano.
  • Plagas y enfermedades: es muy resistente a ambas. Puede tener cochinilla algodonosa, la cual se quita fácilmente con un bastoncillo de las orejas humedecido en agua, pero no es habitual.

Anímate a tener un Cordyline australis 😉 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *