Cornejo (Cornus alba)

Cornus alba 'Elegantissima'

Imagen – Flickr/Bernard Blanc

El Cornus alba es el típico arbusto que ves una vez, y ya no lo olvidas. Es una planta que está preciosa todo el año: cuando no es por sus flores blancas, es por sus hojas que cambian de color; y cuando tampoco es por eso, sus tallos rojizos destacan sobre el resto de plantas durante el invierno.

Si a eso le añadimos que puede crecer como arbusto o como arbolito, ya tenemos una especie ideal para cultivar en cualquier rincón. Pero ojo: para que no surjan problemas, es importante conocer sus preferencias. Así que vamos allá 🙂 .

Origen y características

Cornus alba

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Se trata de un arbusto o arbolito caducifolio originario de América del Norte que alcanza una altura máxima de 3 metros, y que se le conoce como cornejo o cornejo blanco. Las hojas son opuestas, de forma oval, de color verde oscuro o con los márgenes blancos si es un cultivar. Estas se vuelven rojizas en otoño.

Florece en primavera. Las flores se agrupan en inflorescencias terminales, y son de color blanco. El fruto es redondeado, blanco o ligeramente azul, y mide 1cm aproximadamente.

Cultivares

Hay muchos cultivares, y es probable que cada vez creen más. Estos son solo algunos:

  • Elegantissima: tiene ramas de madera roja.
  • Flaviramea: tiene ramas de madera amarilla.
  • Magic Flame: tiene ramas de madera roja.
  • Sibirica: tiene ramas de madera roja.

¿Cuáles son los cuidados del Cornus alba?

Vista de Cornus alba

Imagen – Flickr/basswulf

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Maceta: rellenar con sustrato para plantas ácidas, como el que puedes encontrar aquí.
    • Jardín: tolera la cal, pero tendrá un mejor color y crecimiento en terrenos ácidos.
  • Riego: frecuente, sobretodo en verano. Regar unas 3-5 veces durante la temporada más cálida del año, y unas 2 veces a la semana el resto.
  • Abonado: en primavera y verano se aconseja abonar con abonos para plantas ácidas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Multiplicación: por semillas y esquejes en primavera.
  • Poda: a finales de invierno.
  • Rusticidad: resiste heladas de hasta los -12ºC.

¡Que disfrutes de tu planta! 🙂

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.