Cottage inglés, un estilo de jardín muy particular

Imagen – Wikimedia/Richard Peat

El Cottage inglés es un estilo de jardín que gusta a pequeños y a mayores. La plantación de un gran número de plantas, combinada con el uso de materiales rústicos hacen que esta maravilla sea, además de muy bonita, un lugar muy acogedor, muy hogareño.

Es como si se diera permiso a la naturaleza para poder verse en todo su esplendor, desechando la idea de la utilización de materiales más propios de los jardines modernos, como el plástico o PVC, el aluminio o el hormigón. Pero, ¿cuáles son sus características?

El Cottage inglés es un tipo de jardín del que podríamos afirmar que es la expresión máxima de lo rústico. La casa está hecha de la manera tradicional, con piedras, rocas, madera, y está rodeada de plantas que se cuidan con esmero. Prímulas, violetas, caléndulas, rosas y clemátides son las principales protagonistas de este particular paraíso, pero tampoco pueden faltar las plantas autóctonas, es decir, aquellas que crecen de forma natural en la zona en la que se vive.

No es inusual que la familia críe ganado y/o gallinas, por supuesto como se hacía antes: dejando a los animales que lleven una vida más o menos en libertad, y no teniéndolos encerrados. De hecho, a finales del siglo XIX, siglo en el que se cree que empezó a originarse, los campesinos tenían además una colmena y un pozo, pues por aquella época interesaba más la carne y los usos que podían hacer de las plantas que no la compañía de unos ni la belleza de las otras.

Todo en un jardín diseñado al estilo Cottage inglés debe de ser armonioso y respetuoso con la naturaleza. Uno de sus primeros defensores, Alexander Pope en 1713 llegó a decir de ellos que eran la ”simplicidad amable de la naturaleza sin adornos”. Así que ya sabes, si quieres tener un jardín así, puede que te resulte interesante una idea que tuve hace tiempo:

  • Adquirir un terreno urbanizable que disponga de luz eléctrica y agua (en el norte y sur de la península, así como en las Islas Canarias se venden a precios asequibles).
  • Comprar una casa de madera: sólo necesitan un mantenimiento cada 4-5 años. Su precio no es muy alto. Si es para una persona sola, por unos 6 mil euros o incluso menos puede tener una casita de unos 20 metros cuadrados.
  • Dividir el terreno en diferentes secciones: huerto con frutales, jardín, área para tener las gallinas.
  • Y disfrutar del campo y de todo lo que puede ofrecer.

¿Qué te ha parecido el Cottage inglés?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Un comentario

  1.   Orly Guio dijo

    hola mcuhas gracias por a informacion soy Ing Pisajista aqui en Lima Peru y me da mucho gusto que esten a la vanguardia . si tuvieran mas temas al especto me interesa informarme .
    Saludos
    Orly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *