Crasas y suculentas: ¿son lo mismo?

Las crasas y las suculentas no son exactamente lo mismo

¿Son lo mismo las crasas y las suculentas? La respuesta tanto puede ser afirmativa como negativa, porque aunque sí están muy relacionadas, sería un error pensar que las suculentas son solo las plantas crasas a pesar de que en la actualidad todavía se tiende a pensar que ambos términos son sinónimos.

Pero independientemente de sus características, ambas son plantas capaces de resistir períodos de sequía más o menos largos, especialmente cuando son adultas. Además, se pueden usar para crear composiciones muy bonitas, ideales para decorar un jardín o el interior de la casa. Sepamos más sobre ellas.

¿Qué son las suculentas y las crasas?

Las crasas son suculentas no cactáceas

Fíjate que he cambiado el orden de las palabras, porque cuando hablamos de suculentas hacemos referencia todas aquellas plantas que han convertido alguna parte de su cuerpo (hojas, tallos, y/o raíces) en almacenes de agua. Es decir, que hablamos de los cactus y de las crasas. A menudo también se incluyen otro tipo de plantas, como ágaves, algunas euforbias (como la Euphorbia obesa), e incluso ciertos árboles y arbustos, como los Pachypodium o el Adenium obesum, más conocida como rosa del desierto.

Por el contrario, las plantas crasas ‘verdaderas’ son únicamente aquellas que forman parte de la familia Crassulaceae, como los Sedum, los Sempervivum, los Cotyledon, las Rhodiola y por supuesto la Crassula. Ahora bien, en lenguaje popular también metemos en este grupo a cualquier planta suculenta que no tenga areolas -que es una característica propia de los cactus-, como el Aloe vera.

En definitiva:

  • Suculentas: cactus y crasas sobre todo.
  • Plantas crasas: son suculentas que tienen hojas carnosas, que carecen de areolas y a menudo también de espinas. No son cactus, motivo por el que también se conocen como suculentas no cactáceas.

¿Cuáles son las características de las crasas y de las plantas suculentas?

Las crasas son aquellas plantas fáciles de distinguir: tienen hojas carnosas, más o menos gruesas, y no tienen areolas. Tampoco suelen tener espinas, a excepción de algunas como la Euphorbia millii la cual sí tiene en sus tallos. Algunas son medicinales, como el Aloe vera o sábila, cuya savia se usa para hidratar la piel y tratar los problemas que pueda tener; pero la gran mayoría se usa para decorar. Eso sí, hay varias especies, como los Lithops, que son un auténtico manjar para ciertos animales, como los caracoles.

Por otro lado, las suculentas son aquellas plantas, sean crasas o no, que viven en condiciones donde el calor puede ser extremo y la sequía muy larga, y que como consecuencia de ello, pueden tener: areolas, espinas, y/o alguna parte de su cuerpo (o todo) convertido en un almacén de agua. Por ejemplo, el cactus Lophophora o peyote tiene un sistema radicular formado por raíces gruesas.

Tipos de crasas y suculentas

A continuación vamos a mostrarte fotos de crasas y suculentas con las que puedes decorar tu jardín o patio:

Aloe vera

El Aloe vera es una crasa de rápido crecimiento

El Aloe vera o sábila es una crasa de hojas verdes, aunque puede tener puntos blancos cuando es joven, que alcanza una altura máxima de 40 centímetros. Sus flores son amarillas y tienen forma de espiga.

Artículo relacionado:
Tipos de Aloe vera

Carnegiea gigantea (saguaro)

El saguaro es un cactus columnar de lento crecimiento

Imagen – Wikimedia/WClarke

El saguaro es un cactus columnar que puede superar los 12 metros de altura, llegando incluso a los 14 metros. Tiene un crecimiento muy lento, necesitando hasta 30 años para alcanzar un metro. De joven tiene espinas largas y muy afiladas, pero cuando madura es fácil que las pierda. Sus flores son blancas y brotan en la parte superior del tallo.

Crassula perforata

La Crassula perforata es una planta cam de las más comunes

La Crassula perforata es una crasa con tallos que primero crecen rectos pero que a menudo terminan postrados. Alcanza una altura de hasta 45 centímetros, y tiene hojas carnosas. Sus flores son de color crema, y brotan en panículas terminales.

Echeveria lilacina

La Echeveria lilacina es una crasa pequeña

La Echeveria lilacina es una planta crasa que forma una roseta de hojas plateadas de entre 12 y 25 centímetros de diámetro y por unos 5 centímetros de altura. Florece en invierno y hasta comienzos de primavera, y lo hace produciendo flores rosas o rojo coral.

Echinopsis pachanoi (Cactus San Pedro)

El Echinopsis pachanoi es un cactus columnar

Imagen – Wikimedia/Cbrescia

El cactus San Pedro es una suculenta columnar que alcanza una altura de 7 metros. Sus tallos son de color verde oscuro, y de sus areolas brotan espinas que suelen ser cortas. Florece una vez adulto, produciendo flores blancas muy fragantes en la parte superior del tallo.

Lophophora williamsii (Peyote)

El peyote es un cactus globular

Imagen – Wikimedia/Michael Wolf

El peyote es un cactus globular de color verde oscuro que alcanza una altura de unos 5 centímetros por unos 10 centímetros diámetro. Crece muy lentamente, de hecho puede tardar hasta 30 años en alcanzar su tamaño definitivo. Sus flores surgen en la parte superior del tallo, y son rosas.

Mammillaria gracilis (ahora es Mammilaria vetula)

La Mammillaria gracilis es un cactus pequeño

Imagen – Wikimedia/Michael Wolf

La Mammillaria gracilis o vetula es un cactus pequeño, que alcanza una altura de 13 centímetros como máximo. Sus tallos son de color verde azulado, y tiene espinas blancas, excepto en la parte superior que son negras. Produce flores blancas las cuales brotan formando una corona.

Sedum palmeri

El Sedum palmeri es una crasa colgante

El Sedum palmeri es una crasa o suculenta no cactácea que forma rosetas de hojas verdes las cuales brotan de tallos de unos 10-20 centímetros de largo. En primavera produce flores amarillas agrupadas en inflorescencias.

Esperamos que ahora te sea más fácil diferenciar las crasas del resto de plantas suculentas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.