Crassula, unas suculentas todoterreno

Crassula arborescens

Crassula arborescens 

Las Crassula. ¿Qué decir de ellas? Este género botánico comprende 620 especies distribuidas por todas las regiones templadas y cálidas del mundo, sobretodo por Sudáfrica. Hay de tantos tipos, que a veces es muy difícil elegir tan sólo uno, pero eso no supone un problema ya que son tan económicas y adaptables que se pueden cultivar en maceta durante toda su vida.

Descubre más cosas sobre estas extraordinarias plantas.

Características de las Crassula

Crassula capitella

Crassula capitella

Nuestras protagonistas son plantas herbáceas anuales o perennes, o arbustos arborescentes con una altura de hasta los 2,5 metros. Las hojas son carnosas, suculentas, y pueden comportarse como perennes o como caducas. Las flores aparecen agrupadas en inflorescencias terminales, es decir, que el tallo floral se marchita una vez que las flores han cumplido con su función, que no es otra que la atraer a los insectos para que la polinicen y hacer madurar las semillas.

La mayoría de las especies resiste bien las heladas suaves de hasta los -3, pero prefieren estar en zonas donde el clima es cálido, con temperaturas superiores a los 5ºC.

¿Cómo se cuidan?

Crassula barbata

Crassula barbata 

Si te animas a tener uno o varios ejemplares, a continuación te diremos cuáles son sus cuidados:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol. Pueden crecer en semisombra siempre y cuando reciban más luz que sombra.
  • Suelo o sustrato: ha de tener muy buen drenaje.
  • Riego: moderado en verano, algo más escaso el resto del año. Se ha de comprobar la humedad del sustrato antes de regar, introduciendo un palo delgado de madera y comprobar cuánta tierra se ha adherido a él: si sale prácticamente limpio, significa que está seca y que por lo tanto se puede regar.
  • Abonado: durante la primavera y el verano se pueden abonar con un abono para cactus y suculentas, o bien echando una cucharada pequeña de Nitrofoska por la superficie del sustrato o tierra una vez cada 15 días.
  • Trasplante/plantación: en primavera.
  • Multiplicación: por esquejes de tallo o de hojas en primavera o verano.
  • Rusticidad: depende de la especie, pero la mayoría soportan hasta los -3ºC. Se han de proteger del granizo.

¿Qué te han parecido las Crassula?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *