Espino blanco (Crataegus oxyacantha)

flores del espino blanco o Crataegus

El Crataegus oxyacantha o espino blanco como se le conoce comúnmente, es una planta que pertenece a la familia de las rosáceas, que en condiciones apropiadas puede alcanzar los 5 metros de altura. Espesa, de ramas espinosas, hojas verdes, flores blancas y bayas pequeñas. Prospera en suelos arcillosos y rocosos.

Frecuentemente se le utiliza para hacer setos, siendo esta una planta muy utilizada tanto en medicina convencional como natural, especialmente, en el tratamiento de afecciones cardíacas. Solo en Europa, existen más de doscientas preparaciones curativas hechas con  esta planta.

Origen

El Crataegus oxiyacantha es una especie de las zonas templadas del hemisferio norte de Europa y puede ocupar grandes extensiones de terreno. Es un arbusto muy cultivado en los países de Europa, aunque también está presente en el Norte de África y Oeste de Asia.

Características del Crataegus oxyacantha

El Espino blanco prospera en arbustos y árboles pequeños, habitualmente espinosos. La corteza de las ramas jóvenes de espino es clara, de ahí que también es conocido como espino blanco. Las hojas del espino son pequeñas y lobuladas de 1 a 3,5 cm, caducas, de color verde oscuro  en el haz de la hoja y  verde brillante en su envés. Láminas de aspecto liso, de forma ovada, cuneiformes y fraccionadas de tres a cinco lóbulos dentados, obtusos o agudos en sus extremidades, su aroma es bastante intenso.

Da unos pequeños frutos de forma lobular, de color rojo muy brillante que almacenan en su interior la simiente, que en la especie es un solo una. El florecimiento de la planta ocurre en la primavera, la flor es de color blanco, muy atractiva y presenta cinco pétalos, ovario inferior y carpelos duros y óseos.

Su cultivo y cuidado

En condiciones climáticas apropiadas para la especie, el Crataegus oxyacantha se ajusta a todo tipo de suelo, especialmente, a los arcillosos y rocosos, por lo que no necesita de un pH determinado como es habitual en otras plantas. Este arbusto prospera más rápidamente en suelos sueltos. Esta planta se ve con frecuencia en las zonas bajas. Es una especie muy resistente que puede tolerar temperaturas de hasta – 18º C, por lo que aquellas personas que habitan en lugares fríos interesadas en su cultivo, no tienen que preocuparse por las posibles temperaturas bajas, además, se adapta bien a las caídas bruscas de la temperatura.

Con relación a la luz, puede ser cultivada bajo luz plena, debido a que la planta prospera muy bien bajo cualquier intensidad lumínica.  Mejor plantar en suelos que posean una buena capacidad para conservarse húmedos, más en las zonas de frecuentes heladas. Debido a su fortaleza, la Crataegus oxiyacantha tolera la contaminación atmosférica.

Su propagación ocurre a partir de las semillas que aportan sus frutos. Se recomienda retirar las semillas durante el mes de octubre, época en que sucede su maduración y plantación. Esto hará que la planta germine de forma más provechosa y sana en la temporada de primavera. Si bien es cierto que la germinación de las semillas maduras es rápida, el mayor desarrollo de la especie puede tardar hasta un año.

Usos y beneficios

Esta planta se encuentra dentro de la variedad de plantas medicinales y se usa para tratar una extensa variedad de afecciones de tipo inflamatorias, pero habitualmente se ha concretado para tratar enfermedades como la hipertensión, la cardiopatía isquémica, la insuficiencia cardíaca congestiva y la arritmia. Investigaciones han confirmado que se trata de un derivado de plantas seguro y fiable para trastornos cardiovasculares como son:

Insuficiencia cardíaca congestiva

Como antioxidante reduce los síntomas de la insuficiencia cardíaca, su acción aumenta el flujo de sangre al corazón y la fuerza de las contracciones de este, además, disminuye la resistencia al flujo sanguíneo en las extremidades.

Angina de pecho

Gracias a su contenido de flavonoides, su acción en los pacientes con angina de pecho mejora la función cardíaca y la tolerancia a la realización de ejercicios. Los flavonoides que se encuentran en algunas plantas son buenos protectores cardíacos.

Cardiomiopatía e insuficiencia cardíaca congestiva

Algunos estudios han determinado su efectividad en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva. Expertos en medicina natural la recomiendan también por su eficacia y bajo riesgo.

Hipertensión

Recomendado en el tratamiento de la presión arterial alta en los pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva en su primera etapa.

Arritmia cardíaca

Tradicionalmente se ha utilizado para reducir la frecuencia en casos de arritmias. Estudios en animales han demostrado su efectividad en estos, pero hasta el momento no se ha utilizado en el tratamiento de la arritmia en humanos.

Soplos valvulares

Entre las múltiples ventajas que ofrece el Crataegus se ha demostrado en casos de soplos valvulares una disminución gradual hasta su desaparición total, al igual que el suspiro intenso y la respiración dificultosa. Su consumo es excelente contra el envejecimiento, hasta tal punto que expertos afirman que su uso mejora la expectativa de vida en pacientes de edad avanzada con afecciones como arteriosclerosis o angina de pecho.

Otros usos

Se han observado buenos resultados en el tratamiento de la diabetes insípida, especialmente, en niños, una condición difícil de controlar. Las mujeres en edad joven que sufren de insuficiencia mitral, más si están presente dolencias reumáticas, pueden sanar con una atención apropiada y una acertada terapia con el uso de la planta.

Las enfermedades cardiovasculares pueden resultar potencialmente graves, por lo que requieren consulta y seguimiento médico. De ahí que debe entenderse que la información contenida en este artículo es solo a título informativo. Las hojas tiernas de espino se usan para el consumo humano en la preparación de ensaladas junto con otros ingredientes. Igualmente sus frutos son comestibles. Por su textura farinácea y sabor, la cubierta se recomienda en la elaboración de puré. Los frutos de espino blanco contienen nutrientes como azúcares, pectina y diversas vitaminas, especialmente, vitamina C.

Modos de administrar y dosis

arbusto o zarzal lleno de bayas

Normalmente debe administrarse durante períodos prolongados debido a que su acción para conocer y adaptarse a los procesos fisiológicos del organismo es lenta. De ahí que se observa que los resultados tardan en manifestarse, aunque son duraderos. Se habla de resultados que se pueden observar aproximadamente a partir de las 6 o 9 semanas.

Como infusión o té caliente se pueden echar dos cucharaditas de sus flores, hojas o bayas secas en una taza de agua, una vez que haya hervido se cuela. Pueden tomarse de dos a cuatro tazas diarias. Como infusión o té frío se echan dos cucharaditas de bayas secas en una taza de agua fría, se deja en remojo aproximadamente 12 horas y finalmente se cuela. Igualmente pueden tomarse de dos a cuatro tazas por día.

Por último, con la tintura preparada con las hojas, flores o bayas de la planta se toman de 30 a 40 gotas, tres veces al día durante el tiempo del tratamiento, después, dos veces al día para conservar el resultado obtenido.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.