¿Cuál es el mejor suelo para cactus y suculentas?

Las suculentas necesitan un suelo ligero

Las suculentas son aquellas que viven en regiones donde el suelo es muy ligero y con una excelente capacidad de absorción del agua. Por eso, cuando las cultivamos tenemos que elegir muy bien el tipo de tierra que vamos a ponerles, ya que de lo contrario sus raíces no podrán tener un desarrollo adecuado y por lo tanto, las plantas no se verían bonitas. Con los cactus pasa lo mismo; de hecho, ellos son un tipo de suculenta.

A menudo se piensa que las suculentas son solo las plantas crasas, pero realmente no es así. Es más, podríamos decir que Suculentas es el tipo, y cactus y crasas los sub tipos o variedades. Pero además, tienen necesidades vitales muy similares. Y una de ellas es el de crecer en un medio que favorezca la aireación de sus raíces. Así pues, a continuación vamos a explicarte cuál es el mejor suelo para cactus y otras plantas suculentas.

La importancia de elegir un buen suelo para suculentas

Los cactus son plantas que crecen en suelos ligeros

¿Cansado de que se mueran tus plantas suculentas? Entonces déjame hacerte otra pregunta: ¿qué tierra les pones? Y es que a menudo se plantan en sustrato universal, o lo que es lo mismo, en esa tierra multiusos que bien te vale para los geranios como para las lechugas. Pero créeme, para cactus y crasas es mortal.

La turba negra, la arcilla (si se planta en el suelo) y la falta de algún sustrato que favorezca la filtración del agua, como la perlita o la arlita, hacen que al regar se vuelva una tierra muy compacta que además se mantiene húmeda mucho más tiempo del deseado. Con todo, al final las raíces se quedan sin oxígeno, porque cuanta más agua se les echa menos aire podrá circular entre los poros del sustrato. Es decir, que tus plantas suculentas morirían por asfixia.

Con todo, es muy, muy importante elegir un buen sustrato para tus cactus y crasas, así como asegurarse de que el suelo de nuestro jardín es adecuado si vamos a cultivarlos en él, porque de ello depende en gran medida su supervivencia.

¿Cómo hacer sustrato para cactus y otras suculentas?

Si quieres que tus plantas crezcan con salud, hay algo que debes de tener presente siempre: mezclar. La turba negra puede ser buena, pero no por sí sola. Además, si vives en un clima donde la humedad ambiental es muy alta, como en una isla o cerca de la costa, lo mejor es prescindir de ella o poner muy poco, ya que cuanto más humedad haya, más riesgo de que se pudran las raíces si se les pone turba.

Por consiguiente, te vamos a recomendar las siguientes mezclas. No significa que tengas mezclar todos los ingredientes, sino de que de vayas probando con las que más te interesen:

  • Mezcla estándar: turba negra con perlita (en venta aquí) a partes iguales.
  • Ideal para climas con una alta humedad ambiental: 70% pómice (en venta aquí) + 30% de turba, o incluso pómice solo.
  • Tierra preparada para cactus y otras suculentas: esta es la que venden lista para su uso (como esta), pero hay que tener cuidado porque no todas son igual de válidas. Lee la composición y asegúrate de que tiene alguno de estos sustratos: perlita, pómice, arlita o arcilla expandida (en venta aquí).

Para mejorar aún más el drenaje es aconsejable poner una primera capa de arlita o de greda volcánica, de unos 2-3 centímetros, y después terminar de rellenar con la mezcla de sustrato que hayamos elegido.

Estas mezclas te servirán tanto para el cultivo en maceta como en suelo. En este último caso, tendrás que hacer un agujero de unos 50 x 50 centímetros como mínimo, y cubrir sus lados (excepto la base) con una malla de sombreo o antirizomas para que no se mezcle con la tierra del jardín.

Evita que tus cactus y suculentas se mueran dándoles un buen riego

Las haworthias son suculentas que quieren poca agua

Y es que no todo tiene que ver con el sustrato. Aunque les hayas puesto el mejor suelo para cactus y otras suculentas del mercado, si no se controlan los riegos al final no va a servir de nada. Por lo tanto, ¿cada cuánto hay que regar a estas plantas?

Para que no haya problemas, lo que se hace es dejar secar el sustrato entre un riego y el siguiente. Además, si existe algo que podamos hacer con el fin de evitar ahogar las raíces es el siguiente: no poner un plato debajo de las macetas. O como mínimo, acordarnos siempre de retirar el agua que haya sobrado después de cada riego.

Es, de verdad, muy, muy importante que el agua que no se haya absorbido se mantenga alejada de las plantas suculentas, al menos temporalmente pues siempre se tiene la opción de ir almacenándola en botellas y usarla para regar.

Artículo relacionado:
Cómo regar las plantas suculentas

No te olvides de abonar a tus cactus y plantas crasas

¿Te encantan los crasas y los cactus con flores? ¡Son preciosos! Pero si quieres que las produzcan, tendrás que ponerles una tierra adecuada, regarlos de vez en cuando y, también, abonarlos. Esto último se hace en primavera y en verano, por ejemplo con fertilizantes para cactus (en venta aquí), o con nitrofoska azul.

Se han de seguir las indicaciones de uso, ya que de esta manera vamos a evitar que las plantas sufran daños por sobredosis. Solo así podremos disfrutar de cactus y crasas, como las plantas piedra o Lithops, con un excelente estado de salud.

Esperamos que ahora tus suculentas crezcan bien.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.