¿Cuál es la importancia de las flores en la naturaleza?

Las flores en la naturaleza son muy importantes

Todos estaremos de acuerdo en que las flores poseen una belleza especial. Por este motivo son muy populares para decorar hogares, jardines, calles y parques. Algunas pueden gustarnos más que otras, pero su importancia va mucho más allá de lo estético. Aclararemos este dato hablando en este artículo sobre la importancia que tienen las flores en la naturaleza.

Para que podamos entenderlo completamente, también explicaremos qué son exactamente las flores, qué tipos diferentes existen y cuáles son sus funciones e importancia en la naturaleza.

¿Qué son las flores en la naturaleza?

Las flores en la naturaleza son la estructura reproductiva de las plantas

Antes de hablar sobre la importancia de las flores en la naturaleza, primero debemos entender qué son. Se trata básicamente de unas estructuras cuyo objetivo principal es la reproducción de su especie. Generalmente tienen un aspecto muy bonito, colorido y llamativo, lo que convierte a los vegetales con flores en elementos sumamente decorativos. La naturaleza lo ha hecho así aposta, pues el gran atractivo de las flores no sólo nos atrae a nosotros, si no también a muchísimos insectos y pájaros que ayudan a esparcir el polen y las semillas de las flores, favoreciendo así la reproducción de las plantas.

Hay que destacar que las flores poseen diferentes partes, según el sexo al que pertenezcan (masculino, femenino o hermafrodita). Estas son las más importantes:

  • Sépalos: Son hojas cuya función es cubrir y proteger a la flor cuando todavía es muy jovencita. Cuando florece, los sépalos se quedan debajo.
  • Pétalos: Pueden tener diferentes formas y colores. Su función es la de atraer a los polinizadores, como por ejemplo las abejas. Sin embargo, hay algunas flores que no tienen pétalos. Estas reciben el nombre de apétalas.
  • Gineceo o pistilo: Se trata de la parte femenina perteneciente a la flor. Alberga los óvulos que generan las semillas tras haber sido fecundados. El pistilo tiene una forma similar a la de una botella y está compuesto por tres partes. La superior es el estigma, por donde entra el polen. El cuello de botella sería el estilo y después viene el ovario, que es donde se encuentran los óvulos.
  • Estambres: Los estambres son la parte masculina perteneciente a la flor. Son unos filamentos que sostienen la denominada antera, que es el órgano encargado de producir y almacenar los granos de polen. Estos granitos son los gametos sexuales masculinos.

¿Qué tipos de flores hay en la naturaleza?

A la hora de diferenciar los diferentes tipos de flores en la naturaleza, es importante destacar que las plantas se pueden dividir en dos grandes grupos: Angiospermas y gimnospermas. Estas últimas se caracterizan principalmente por no producir flores. Generalmente son más primitivas que las primeras y se reproducen mayoritariamente mediante esporas. Un buen ejemplo para este tipo de vegetal serían los helechos.

Flor
Artículo relacionado:
Angiospermas y gimnospermas

En cambio, las plantas que forman parte de las angiospermas sí que producen flores. De hecho, existe una gran variedad de ellas: Entre 250 mil y 400 mil flores diferentes. Este gran grupo vegetal se puede volver a dividir en dos subgrupos:

  • Plantas monocotiledóneas: Como indica su nombre, sólo tienen un único cotiledón, que es la primera hoja que nace tras la germinación de la semilla. En este tipo de vegetales, las hojas poseen unas venas que las recorren paralelamente a lo largo de las mismas, sin que partan de una misma vena central. Las raíces de las plantas monocotiledóneas tienen una estructura parecida, pues no parten de una raíz principal y se desarrollan en numerosas fibras individuales. Estos serían algunos ejemplos: Lirios, narcisos, tulipanes y orquídeas.
  • Plantas dicotiledóneas: Por otro lado, las plantas dicotiledóneas tienen dos cotiledones. Las hojas de estas sí que poseen una vena central desde la cual parten las demás de manera ramificada y cubriendo toda la hoja. La estructura de las raíces es muy similar, ya que las pequeñas parten de una principal ramificándose hasta cubrir mucho terreno. Entre las plantas dicotiledóneas se encuentran las margaritas, las rosas y las begonias, entre otras.

También existe otra manera de clasificar diferentes tipos de flores: Las flores completas y las flores incompletas. Las primeras son hermafroditas y poseen todos los elementos principales, como por ejemplo las rosas. En cambio, las flores incompletas son de un único sexo, ya que no poseen todos los elementos, si no sólo estambres o pistilos. Algunos ejemplos serían los girasoles y las margaritas.

¿Qué importancia tienen las flores en la naturaleza?

Las flores en la naturaleza cumplen diferentes funciones

Como ya hemos mencionado anteriormente, las flores son las estructuras reproductivas de los vegetales. Por lo tanto, su importancia en cuanto a la multiplicación de este tipo de plantas es evidente. Sin embargo, su utilidad va mucho más allá, aun que no hay que restarle importancia. Gracias a la ayuda reproductiva que brindan, muchas especies vegetales son capaces de multiplicarse y no extinguirse. En consecuencia, pueden seguir proporcionando ciertos servicios que tanto nosotros como animales y otros seres vivos pueden aprovechar, como por ejemplo la alimentación.

Y así llegamos también al siguiente punto en el cual destaca la importancia de las flores en la naturaleza: La comida. Estas estructuras vegetales sirven de alimento a numerosas especies y de diferentes formas. Por un lado, algunos animales las consumen enteras, como por ejemplo los conejos. Pero también hay algunos seres vivos que se alimentan del néctar, como es el caso de los colibríes, las mariposas, las abejas e incluso algunos tipos de murciélagos, entre otros. Además, también nosotros consumimos flores. Cada vez está más de moda cocinar con sus pétalos y elaborar infusiones.

Otro rasgo sumamente importante que debemos mencionar es el uso de las flores a nivel medicinal. Como seguramente ya sabréis, algunos medicamentos se elaboran con estas estructuras vegetales. Sin embargo, no sólo nos sirven a nosotros para tratar problemas de salud, si no también a los animales. Muchos de ellos son capaces de distinguir diferentes tipos de flores según los efectos que pueden tener en sus organismos. Por lo tanto, consumen unas u otras según las necesidades que tengan en ese momento.

Sin lugar a dudas, las flores son elementos sumamente decorativos que le alegran la vista a cualquiera. No obstante, sus usos, funciones y propiedades son fundamentales en muchos aspectos de la vida tal y como la conocemos a día de hoy.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.