¿Cuáles son los cuidados de los rosales trepadores en maceta?

Ejemplar en flor de Rosa banksiae var. lutea

Los rosales trepadores son unos arbustos muy queridos por todos. Producen unas flores tan bonitas y durante tantos meses al año que es fácil nos hagamos con algún que otro ejemplar aunque en un principio no hubiésemos tenido esa intención. Además, son aptos para principiantes 😉 .

Si necesitas cubrir una celosía, o buscas una planta que pueda dar color y alegría a una pared, no dudes en hacerte con uno y en proporcionarle los cuidados de los rosales trepadores en maceta que te ofrecemos.

Los rosales trepadores son plantas que se cuidan muy fácilmente; aún así, hay que tener en cuenta que, al igual que todas las plantas, ellas también tienen unas preferencias que hay que respetar. Por ello, si queremos que crezcan de la mejor manera posible es muy importante que las coloquemos en una zona donde les dé el sol un mínimo de 5 horas al día, ya que de lo contrario no podrán florecer como a nosotros nos gustaría.

Si hablamos del riego, éste tiene que ser frecuente, especialmente durante el verano. Hay que evitar dejar que el sustrato permanezca seco muchos días, por lo que regaremos unas 3-4 veces por semana en los meses más cálidos y cada 4-5 días el resto del año. Usaremos preferentemente agua de lluvia o sin cal; en el caso de que no podamos conseguirla, llenaremos un recipiente y lo dejaremos reposar una noche para que los metales pesados se vayan para abajo.

Rosal trepador

Como seguramente nos interesará tener un rosal trepador en una misma maceta durante toda su vida, es conveniente que dicho recipiente sea amplio y profundo, de unos 40cm de diámetro por más o menos lo mismo de profundidad. Le pondremos un trozo de malla de sombreo tapando los agujeros y lo rellenaremos con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita. Así, no tendremos necesidad de echarle más tierra. Aún así, durante todos los meses cálidos tenemos que abonarlo con abonos líquidos, como el guano o usando abonos específicos para rosales que ya venden preparados.

Por último, tenemos que podarlo para que produzcan nuevas flores. Deberemos de quitarle las rosas a medida que se vayan marchitando, y aquellos tallos que se vean enfermos o rotos. A finales de invierno le podremos dar una poda más drástica recortando todos los tallos entre 5 y 10 cm, dependiendo de la longitud de los mismos.

Y tú, ¿cómo cuidas tus rosales trepadores?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Rosas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *