¿Cuáles son los cuidados del bonsái de tejo?

El bonsái de tejo es uno de los más bonitos, pero también más difíciles de cuidar ya que si bien resiste heladas intensas, la sequía le causa muchos problemas. Además, hay que tener en cuenta una serie de cosas para que no enferme; cosas que te diré a continuación.

Si quieres tener uno, tras leer este artículo sabrás cómo cuidar un bonsái de tejo 🙂 .

¿Cómo es el tejo?

Antes de nada, es interesante saber cómo es el tejo, ya que así podremos esperar ciertas reacciones de él cuando se trabaje como bonsái. Pues bien. El tejo o Taxus es una conífera perennifolia originaria de la Europa Occidental. Alcanza una altura comprendida entre los 10 y los 28 metros, aunque hay que tener mucha paciencia para verlo así puesto que su crecimiento es muy lento.

Su tronco es grueso, de color marrón, con una copa redondeada compuesta por hojas lanceoladas y verde-oscuras. Las raíces suelen establecer relaciones simbióticas con hongos, los cuales les permiten absorber mejor los nutrientes.

Toda la planta es venenosa, excepto el arilo que recubre las bayas que produce. Además, es dioica (rara vez monoica), y florece a finales de invierno o comienzos de primavera.

¿Cómo se cuida el bonsái de tejo?

Si quieres tener un bonsái de tejo, te aconsejamos cuidarlo de la siguiente forma:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol.
  • Sustrato: 100% akadama, o mezclada con un 30% de kiryuzuna.
  • Riego: unas 4-5 veces por semana en verano, algo menos el resto del año.
  • Poda: en otoño e invierno quitar las ramas secas, enfermas, débiles o rotas, así como aquellas que no estén incluidas en el estilo que le quieras dar. Pinza durante la temporada de crecimiento aquellas que se estén alargando demasiado.
    No podes durante las heladas ni en la época de más calor.
  • Alambrado: desde mediados de otoño hasta primavera, vigilando de vez en cuando el alambre para que no se incruste en la rama.
  • Trasplante: cada 2-3 años, en primavera.
  • Multiplicación: por semillas o esquejes de ejemplares cultivados, en primavera. El Taxus baccata es una especie protegida y está prohibido extraerlo de la naturaleza.
  • Rusticidad: resiste heladas de hasta los -18ºC.

Que disfrutes de tu bonsái.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.