¿Cuáles son los cuidados del pomelo en maceta?

El pomelo, cuyo nombre científico es Citrus x paradisi, es un árbol frutal perennifolio que puedes cultivar en maceta durante toda su vida. Tiene un ritmo de crecimiento más bien lento, de modo que te va a resultar sencillo controlar su desarrollo mediante podas. Y con unos mínimos cuidados, te puedo asegurar que te dará una interesante cantidad de frutos.

Ahora bien, ¿cuáles son sus requerimientos básicos? Como es muy importante conocerlos, te voy a explicar cuáles son los cuidados del pomelo en maceta para que no se te escape nada 🙂 .

¿Qué clima necesita?

Para poder cultivar pomelo con éxito es necesario que el clima sea cálido. Al ser una especie subtropical, no tolera las heladas fuertes. Resiste hasta los -5ºC, pero va a ser mejor que no baje de los -3ºC. Pero esto tiene su parte positiva, y es que no requiere horas de frío para florecer ni, por lo tanto, para fructificar.

Es conveniente colocarlo a pleno sol, ya que si se ubica en semisombra la producción de flores será más bien pobre.

¿Qué sustrato usar?

Crece en suelos arenosos o franco-arenosos, frescos, profundos y con un pH comprendido entre 6 y 7. Cuando se le cultiva en maceta, se puede utilizar la siguiente mezcla: 60% sustrato de cultivo universal para plantas + 30% perlita, arena de río lavada o similares + 10% abono orgánico como puede ser el humus de lombriz.

Cada 2-3 años tendremos que trasplantarlo a una maceta mayor, durante la primavera.

¿Cada cuánto regarlo y abonarlo?

El riego tiene que ser frecuente durante los meses más cálidos del año. Hay que evitar que el sustrato se seque por completo, por lo que, por lo general, se regará 3-4 veces por semana en verano y cada 4-5 días el resto del año. En el caso de que le tengamos puesto un plato debajo le retiraremos el agua que haya sobrado a los diez minutos de haber regado.

En cuanto al abonado, debemos de abonarlo desde comienzos de primavera hasta comienzos de otoño con abonos orgánicos líquidos, como el guano, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

¿Cuándo y cómo podarlo?

El pomelo tiene tendencia a tener una copa en forma de bola, de modo que lo que se ha de hacer es recortar aquellas ramas que hayan tenido un desarrollo excesivo manteniéndole la forma. Ahora bien, esto hay que hacerlo después de la fructificación, puesto que de lo contrario tendremos una cosecha menor.

Asimismo, hay que eliminarle las ramas secas, enfermas o débiles, y aquellas que se entrecrucen.

¿Qué plagas y enfermedades pueden afectarle?

Aunque es bastante resistente, puede verse afectado por:

  • Plagas:
    • Araña roja: es un ácaro de color rojo que mide unos 0,5cm. Se alimenta de las células de las hojas, haciendo que aparezcan manchas descoloridas.
      Se puede eliminar con aceite de neem.
    • Cochinilla acanalada: es un parásito que encontraremos en los tallos verdes y en las hojas. Tiene aspecto algodonoso y mide unos 0,5cm.
      Si son pocas, se pueden quitar a mano con un pincel, pero si son muchas, recomiendo usar insecticida de aceite de parafinas (es natural).
    • Minador de los cítricos: es un micro-lepidóptero que se alimenta de los brotes tiernos de estos frutales.
      Se elimina con aceite de neem o con jabón potásico.
  • Enfermedades:
    • Hongo Phytophthora. Causa la pudrición de las raíces y la consecuente muerte de la planta. Afortunadamente, se puede prevenir controlando los riegos y manteniendo al pomelo bien cuidado.
    • Virus y viroides (virus de la tristeza, exocortis y psoriasis): son microorganismos que causan la aparición de mosaicos en las hojas. No tienen cura. Lo mejor que se puede hacer para prevenirlos es adquirir ejemplares sanos.

¿Cuándo se cosecha el pomelo?

Los frutos del pomelo se cosechan entre mediados de otoño y principios de primavera. Dependiendo de la variedad, puede ser entre el 1 de octubre y el 30 de marzo, o entre el 15 de octubre y el 30 de marzo (del hemisferio norte).

Espero que con toda esta información puedas disfrutar de tu pomelo en maceta 🙂 .

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *