Cuándo cortar flores de lavanda

Flores de lavanda

La lavanda es una preciosa y muy resistente planta que se puede utilizar para decorar jardines de bajo mantenimiento, así como patios y terrazas. Crece a un ritmo bastante rápido hasta alcanzar entre los 40 y el metro de altura, de modo que tiene el tamaño ideal para poder tenerla en cualquier rincón.

Además, produce unas flores que, además de desprender un aroma muy agradable, pueden ser usadas en la cocina o para proteger la ropa. ¿Quieres saber cuándo cortar flores de lavanda?

¿Cuándo cosechar las flores de lavanda?

Lavanda en flor

La lavanda es una planta originaria de la región mediterránea que florece durante gran parte del año, especialmente en primavera y en verano. Por lo tanto, podremos cosechar sus flores en esos meses, en cuanto todas las flores del mismo tallo se hayan abierto. Para ello necesitaremos nada más que unas simples tijeras para cortar flores, incluso podemos usar las que usan los niños en sus trabajos de manualidades.

Eso sí, es importante que las desinfectemos con alcohol de farmacia y que las sequemos bien con papel absorbente antes y después de utilizarlas.

¿Cómo cortarlas?

Para cortarlas correctamente es aconsejable seguir este paso a paso:

  1. Seleccionaremos los tallos florales que más nos interesen. Además de tener todas las flores abiertas, deben de verse sanos, sin plagas ni hebras.
  2. Una vez escogidos, cortaremos por un área próxima a las hojas de la planta.
  3. Finalmente, podremos hacer dos cosas:
    • Juntar los tallos como si quisiéramos hacer un ramo, y luego colgarlos boca abajo en un lugar fresco y oscuro de la vivienda hasta que se sequen.
    • O usarlos directamente para preparar deliciosos platos.

¿Cómo es la flor de lavanda?

Lavanda en flor

Las flores de la lavanda son muy fáciles de identificar, pero ¿cómo son exactamente? Bueno, para empezar hay que decir que lo que nosotros llamamos flor en realidad es una inflorescencia; es decir, un grupo de florecillas agrupadas en un tallo. Las brácteas, esto es, las hojas modificadas que protegen a las flores, están a menudo coloreadas.

Si seguimos subiendo, hallaremos el cáliz, que tiene cinco dientes con forma triangular. La corola es de color lavanda, lila, azul o violeta, es bilabiada. Esta tiene cuatro estambres, y el estilo capitado. Una vez el óvulo que se encuentra bien protegido cerca del cáliz, en el gineceo, es fertilizado, se desarrollará el fruto. Este será seco, y se conocerá como tetra-núcula (cinco núculas), cada una con forma elipsoide de color castaño.

¿Cuáles son las características de la lavanda?

La lavanda es un subarbusto, llamado también mata, perennifolio originaria de la cuenca del Mediterráneo, región macaronésica, norte de África, la Península Arábiga y el sur de Asia. Hay muchas especies, como la Lavandula angustifolia o la Lavandula latifolia.

Todas ellas tienen características muy similares: las hojas son lanceoladas o elípticas, de color verde o verde-plateado, sus inflorescencias son de color lavanda, lila, azul o violeta; y crecen hasta alcanzar alturas de entre los 40 centímetros hasta el metro.

¿Para qué sirve la lavanda?

La lavanda tiene varios usos

La lavanda es una planta muy querida, pues tiene varios usos:

Como planta ornamental

Su resistencia a la sequía y su rusticidad (soporta hasta los -7ºC) hacen de ella una planta perfecta para jardines de bajo mantenimiento. Además, se adapta incluso a vivir cerca del mar, y no tiene plagas ni enfermedades.

Y si no tienes jardín, no te has de preocupar porque vive sin problemas en macetas, tolerando la poda siempre que no sea demasiado drástica.

Ayuda a prevenir la erosión

Como crece en todo tipo de suelos, hasta en los pobres, es un género de plantas muy recomendable para plantar en suelos con riesgo de erosión.

Asimismo, si se la deja crecer a su aire, con el tiempo llegará a frenar un poco el viento, algo que sin duda te permitirá cultivar plantas pequeñas.

Lavanda seca para decorar

Una vez que se seca, la lavanda es un elemento decorativo sin igual. Puedes tenerla en un jarrón en el centro de la mesa del comedor, o en la entrada de tu hogar.

Aceite esencial para productos… y para poder dormir

El aceite esencial de lavanda es usado para elaborar productos de tocador y de perfumería. Asimismo, es un buen remedio natural para poder conciliar el sueño.

Puedes comprarlo aquí.

Repelente de polillas

Al ser una planta repelente de insectos, es también idónea para repeler polillas. Por este motivo, es muy recomendable comprar bolsitas de lavanda (en venta aquí) y colocarlas dentro del armario por ejemplo.

¿Cómo se cuida?

La lavanda florece buena parte del año

Si te animas a tener un ejemplar, tan solo has de tener presente que ha de estar en el exterior, a pleno sol, y recibir riegos de vez en cuando. Resiste muy bien la sequía, pero en el caso de que se cultive en maceta no hay que olvidarse de regarla 😉 . La frecuencia va a variar dependiendo del clima, pero en general con 2 o 3 riegos a la semana en verano, y uno cada 7 a 10 días el resto serán suficientes.

Protégela de las heladas moderadas, y pódala a finales de invierno si es necesario. Para más información, te dejo este enlace:

Artículo relacionado:
Cuidados de la lavanda

La lavanda es una planta muy interesante, con la que se puede tener un jardín o patio sin mosquitos ni otras plagas. Pero además, gracias a sus flores tener una vivienda que huela bien es muy fácil 😉 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.