¿Cuándo es necesario poner tutores a las plantas?

Tutor de bambú

Imagen – Libro Hortícola 

Hay una serie de plantas que, debido a su juventud, ritmo de crecimiento y/o a la cantidad de frutos que producen necesitan una guía para no terminar con los tallos rotos. A este soporte lo conocemos como tutor, ya que, al igual que un tutor humano que orienta a un niño, estos palos ayudan a los vegetales a desarrollarse mejor.

Actualmente además podemos encontrar tutores para plantas que, no sólo cumplen con su función, sino que también están decorados con figuras de soles o insectos como mariposas en uno de sus extremos para que se vean mucho más bonitas. Pero, ¿cuándo se deben de colocar los tutores?

¿Qué plantas necesitan un soporte o guía?

Tutores para tomateras

Los tutores para plantas, independientemente de su diseño, están hechos por y para guiar a los seres vegetales que lo necesiten. Hay algunos que son más idóneos para colocar en macetas, que son los de plástico o los de acero que están recubiertos por, también, plástico normalmente de color verde; y hay otros que están pensados para introducir en la tierra, como los de madera o hierro.

Como comentábamos, no podemos ponérselos a todas, sino sólo a aquellas plantas que realmente lo necesitan:

  • Plantas hortícolas: tomateras, pimientos, pepinos, calabazas.
  • Trepadoras: todas ellas necesitan un soporte por el que poder trepar.
  • Árboles y palmeras: si se plantan en tierra, durante el primer año se recomienda que tengan un tutor para que, en caso de que sople el viento muy fuerte, no tenga problemas.
  • Plantas que hayan crecido buscando luz: cuando crecen de esta manera, sus tallos se etiolan (se alargan) para poder captar más luz. Al hacerlo, se debilitan y pueden caer por su propio peso. Para ayudar a estas plantas, es preciso colocarles un tutor y ponerlas en una zona donde estén más expuestas al astro rey.

¿Cómo colocar un tutor?

Buganvilla de flores lilas

Insertar un tutor correctamente es tan importante como que el material con el que esté hecho soporte el viento que pueda soplar en nuestra zona. No debemos de colocarlo demasiado cerca del tallo ya que de hacerlo no le dejaríamos suficiente espacio para poder crecer. La distancia del tutor al tronco dependerá del propio tamaño de la planta.

Por lo general, aquellas que vayan a ser altas (árboles, palmeras, trepadoras, etc.) se les coloca el tutor a unos 5-10cm del tallo principal; en cambio, si son plantas hortícolas, se les coloca a una distancia de 2-3cm. Cuando las plantas hayan cogido firmeza y no ”crezcan de lado”, se lo podremos quitar siempre y cuando no sean hortícolas, ya que éstas lo requieren durante toda la temporada.

La profundidad en la que lo insertemos en la tierra dependerá también del viento que sople en la zona. Cuanto más intenso sea, más profundo debe de estar.

¿Te ha sido de utilidad?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Herramientas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *