¿Cuándo florece el rododendro?

El rododendron florece en primavera

El rododendro es un arbusto que se caracteriza por ser una planta arbustiva de hoja perenne que produce flores relativamente grandes, con pétalos de colores muy vivos. Estas son tan bonitas, que cuando las vemos en un jardín o en un vivero, puede costarnos mucho evitar mirarlas; es más, si nos animamos a comprar uno, es probable que queramos hacer todo lo posible para que florezca todos los años.

Conseguir eso no es difícil realmente, pero como vamos a explicarte, es una planta que tiene unas necesidades un tanto especiales. Así que no solo te diremos cuándo florece el rodondendro, sino también qué hacer para que lo haga.

¿En qué época florece el rodondendro?

El rododendro es un arbusto perenne

Imagen – Flickr/Bernt Rostad

El rododendro es un arbusto originario del Sudeste de Asia, aunque hay algunas especies que son de otros lugares, como el Rhododendron ponticum, la cual es originaria de Europa. Suele crecer en lugares donde las temperaturas son templadas, es decir, ni muy elevadas ni muy bajas, y casi siempre en zonas en las que le da el sol solo durante unas horas.

Además, para que pueda florecer necesita que las temperaturas se mantengan entre los 10 y los 20ºC. Dicho de otra manera, solo producirá flores cuando el invierno esté terminando, y la primavera empiece a notarse.

¿Cuál es la flor del rododendro?

Las flores de nuestra protagonista son bastante grandes ya que miden unos 2-3 centímetros de ancho. Aparecen agrupadas en racimos, y sus pétalos pueden ser rosas, lilas, blancos, o rojos dependiendo de la variedad.

Como se recupera bien de la poda, podrás pensar incluso en tener varios ejemplares en una misma jardinera por ejemplo.

¿Cuánto duran las flores del rododendro?

El rhododendro florece en primavera

Imagen – Wikimedia/Jean-Pol GRANDMONT

Las flores permanecen en la planta durante unos 20 días más o menos (entre 15 y 25 para ser exactos), siempre que las condiciones se lo permitan, ya que si por ejemplo las temperaturas superan los 30ºC, o si por el contrario bajan de los 0 grados, entonces sufrirán daños y pueden caer.

Es por eso por lo que si vives en una zona donde suele haber heladas tardías, protejas a tu planta si comienza a florecer antes de que el riesgo de heladas se haya disipado. Para ello, bastará con ponerla bajo un techo, o si lo prefieres, envuélvela con una tela antiheladas como esta.

¿Qué necesita para florecer?

El rododendro es una planta de la que se dice que es muy fácil de cuidar, pero esta es una verdad a medias. Es fácil si el clima y las condiciones de cultivo son los idóneos, pero si no… la cosa cambia. Así, mientras que en Asturias o Cantabria podrá crecer de lujo, en Almería o incluso en mi zona, el sur de la isla de Mallorca, va tener muchos problemas.

Por ello, es importante que sepamos cuáles son las necesidades de nuestra protagonista, para que podamos hacer lo posible para que florezca bien, sin que le cueste hacerlo:

Clima

Empezaremos hablando de esto, pues es lo más importante. El clima tiene que ser templado, con temperaturas ni demasiado elevadas ni demasiado bajas. Lo ideal es que los veranos sean suaves (hasta 30ºC), y que en invierno si hay heladas sean débiles o moderadas (hasta -15ºC).

Asimismo, la humedad ambiental o del aire tiene que ser alta, superior al 50%, pues es una planta que no puede vivir en lugares donde el ambiente es seco o muy seco. Si en tu zona llueve con frecuencia, o si estás cerca de la costa, de algún río o pantano por ejemplo, no tendrás que preocuparte por esto; pero si por el contrario estás más en el interior, y/o si tienes dudas, te recomiendo adquirir una estación meteorológica doméstica con sensor para exterior como esta para así saber en todo momento cuál es el porcentaje de humedad que hay en el lugar donde tienes tu rododendro.

Tierra

El rododendro es una planta ácida

Imagen – Flickr/UBC Botanical Garden

La tierra tiene que ser ácida, o dicho de otra forma, tiene que tener un pH bajo, alrededor de 4-6. El rododendron no puede crecer en suelos arcillosos, puesto que en estos el hierro, que es un nutriente esencial para que pueda realizar la fotosíntesis, está bloqueado y por lo tanto es inaccesible para él. Es por eso por lo que, si no sabes bien si el suelo de tu jardín es el adecuado, averigües cuál es su pH, por ejemplo con un medidor.

Pero si ya sabes que es arcilloso, entonces te aconsejo que plantes tu planta en una maceta con un sustrato específico para plantas ácidas como este.

Abonado

Nos interesa que florezca, así que una forma de ayudarle a hacerlo es abonándolo desde finales del invierno hasta el verano. Para ello podremos aplicarle un abono como el guano (ecológico, sin mezclar con fertilizantes, como este) que contiene muchos nutrientes, como el nitrógeno, el fósforo y el potasio.

Pero eso sí, es muy importante que lo apliquemos bien, siguiendo las indicaciones del envase, ya que aunque es natural está tan concentrado que si nos pasamos con la dosis, las raíces se quemarán.

Con estos consejos, tu rododendro florecerá, seguro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.