¿Cuándo florecen las calas?

Las calas florecen en primavera

Las flores de las calas son unas de las más bonitas que podemos disfrutar en un patio o en el jardín. Independientemente de si nuestra planta es de la variedad común, la cual produce flores blancas, como si es de otros colores, si les damos unos cuidados básicos seguro que van a estar muy bonitas cuando llegue el momento de la floración.

Pero, ¿cuándo florecen las calas? Si queremos que estén magníficas para poder decorar con ellas el hogar o el balcón por ejemplo, es muy importante saber cuándo florecen, y qué podemos hacer para que lo hagan todos los años.

¿Cuál es la época de floración de las calas?

Las calas de colores florecen en verano

Imagen – Flickr/Jose Luis Cernadas Iglesias

Si buscas la respuesta corta es: en primavera y verano. Pero si quieres saber cuándo exactamente, en qué momento de la primavera y/o el verano, has de saber que va a depender en gran medida de las condiciones climáticas y de cultivo. Y es que estas plantas son originarias de África tropical, lo que significa que para florecer necesitan calor.

Por eso, no nos ha de extrañar que, por ejemplo, unos años florezcan antes y en otros más tarde, pues a veces la primavera se retrasa o se adelanta. Es lo normal, pues el clima no es una ciencia exacta. Pero sí que podemos saber que nuestras calas están a punto de florecer si la temperatura mínima supera los 10ºC y las máxima rozan o superan los 20ºC. Si además la humedad relativa del aire es alta, superando el 50%, y están expuestas a la luz del sol, probablemente no tendremos que esperar mucho a que florezcan.

Pero, ¿qué ocurre si un año no florecen? Entonces tendremos que averiguar si les pasa algo.

¿Cómo hacer para que florezcan las calas?

Las flores de las calas son magníficas, pero a veces puede costar que salgan. Si la planta no recibe los cuidados que necesita, tendrá dificultades para florecer. Por eso, tenemos que asegurarnos de que está bien atendida o si por el contrario estamos cometiendo algún error en su cuidado. Por ello, vamos a ver qué tenemos que hacer para que nuestras calas estén felices:

Ponlas en un lugar soleado

Como decíamos antes, para las calas es muy importante la exposición solar. Es cuando crecen mejor y florecen con más ganas. Aunque pueden estar en semisombra, aconsejo ponerlas en un lugar en el que reciban luz directa como mínimo 6 horas, por ejemplo, desde las 10 de la mañana hasta las 16 de la tarde.

Además, también hay que tener presente la altura que llegarán a tener cuando produzcan sus flores, ya que no sería correcto ponerlas cerca de plantas pequeñas si estas necesitan sol. Así pues, se pondrán siempre detrás de estas para que no les den sombra.

Riégalas con frecuencia pero sin pasarte

Las calas florecen en primavera

Imagen – Flickr/manuel m. v.

Las calas son plantas que necesitan suelos ligeramente húmedos, pero lo cierto es que si se plantasen, por ejemplo, en macetas sin agujeros o en suelos pesados a los que les cuesta absorber el agua, las raíces morirían. Por ello, será conveniente elegir una tierra ligera y esponjosa (como esta de aquí) para que cuando reguemos o llueva las raíces no lo pasen mal, sino todo lo contrario: que puedan aprovechar al máximo esa agua para hidratarse y crecer.

Pero, ¿cada cuánto hay que regar a las calas? Durante el verano se hará unas 4 veces por semana, pero como el resto del año las temperaturas son más frescas, se regarán un par de veces por semana.

Elige la maceta adecuada

Si tienes pensado tener tus calas siempre en una maceta, has de elegir una que tenga orificios en su base. Y es que aquellas que no los tienen, si bien son bonitas, les causan muchos problemas a las raíces, ya que el agua al no poder salir se queda estancada justo donde está el sistema radicular.

Lo que sí puedes hacer es ponerle un plato debajo, pero acuérdate de retirar el agua que haya sobrado después del riego pues sino se correría el mismo riesgo que si las plantas estuvieran en esas macetas sin agujeros.

Además, es aconsejable plantarlas en macetas más grandes nada más comprarlas, para que puedan continuar creciendo.

Abona las calas para que florezcan

¿Quieres asegurarte de que van a florecer? Entonces te recomiendo abonarlas desde primavera hasta finales del verano con abonos orgánicos como el guano (en venta aquí), o bien con fertilizantes líquidos para plantas con flor (consíguelo aquí). Pero eso sí, sigue en todo momento las indicaciones de uso, ya que de lo contrario le podrías provocar una sobredosis, quemando las raíces y haciendo que las hojas se sequen antes de tiempo.

¿Cuántas veces al año florecen las calas?

Las calas solo florecen una vez por temporada, pero dependiendo de la variedad, lo harán durante unos meses u otros. Por ejemplo, la cala común (de flor blanca) lo hace en primavera, pero las de colores lo hacen durante el verano. Así que no te preocupes si ves que están tardando: puede que no sea la época aún, o que no reciba todos los cuidados que acabo de mencionar.

Con todos estos consejos, esperamos que tus calas vuelvan a florecer.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.