¿Cuándo hacer semilleros?

Bandeja de semillero con plantines

¿Cuándo hacer semilleros? Las semillas necesitan que haya unas condiciones específicas para poder germinar, y esto es algo que, sobretodo cuando empiezas a cultivar plantas, hace que te surjan mil y una dudas porque claro, no todas las plantas vienen del mismo sitio ni, por lo tanto, no todas se podrán adaptar a la zona donde vivamos.

Sin embargo, quiero que sepas algo: se puede ”jugar” un poco. Hacer experimentos. De hecho, esto es lo más bonito y fascinante de la jardinería: dos y dos nunca son cuatro 😉 . Puede que hayas leído veinte fichas de una especie en concreto y en las veinte digan que, por ejemplo, no soporta el calor mediterráneo, pero luego tú siembras esa semilla y, contra todo pronóstico, lo aguanta sin problemas. ¿Por qué?

Plantin joven en semillero

Puede que sea porque tú tienes una zona con un microclima ideal para esa especie en concreto, o que la hayas plantado en un sustrato que permite que las raíces estén correctamente aireadas y puedan encargarse sin dificultad de absorber el agua y de llevársela, a través del tallo, al resto de la planta.

Más de una vez me han dicho que ”no puedes cultivar arces japoneses donde vives; se te mueren todos”; incluso una profesora que tuve me dijo que en mi zona era imposible tener un Aesculus hipposcatanum, y ya ni hablemos de una Fagus sylvatica. Es lógico: son árboles de climas templados, y no están preparados para soportar temperaturas de más de 30 grados centígrados varios días seguidos, y donde vivo cada verano superamos los 35ºC… ¿En qué estaría pensando? ¡Es una locura!

Sí, pero ¿y lo que se disfruta experimentando? Eso no te lo puede quitar nadie, porque además siempre te puedes llevar una sorpresa, o más de una. El truco está en saber elegir la mejor época para adquirir, en este caso, las semillas.

Siempre hay que intentar respetar el ciclo natural de la especie; es decir, si es una planta cuyos frutos terminan de madurar en otoño, lo ideal es sembrar las semillas en esa estación para que puedan germinar en primavera; si en cambio los frutos maduran en primavera, se sembrarán en verano. Pero claro, ¿qué hacemos si el clima que tenemos no es precisamente el más adecuado, o si nos hemos olvidado de sembrarlas en su época?

Tupperware con greda volcánica

Bueno, cuando eso pasa se pueden hacer dos cosas:

  • Guardar las semillas en un sitio fresco y seco hasta el año próximo.
  • O, hacer lo posible por tratar de imitar las condiciones medioambientales que necesitan para germinar; es decir, que tendríamos que hacer lo siguiente:
Semillas de chile

Semillas de Capsicum anuum (chile)

Con las únicas plantas que no podremos experimentar -a menos que tengamos un invernadero con calefacción- son con las hortícolas, con las bulbosas y con aquellas de ciclo corto (anual o bianual). Éstas, sí o sí, se tienen que sembrar en la época que toca, pues de lo contrario lo más probable es que no maduren lo suficiente para poder florecer ni, mucho menos, dar frutos, con lo cual no podríamos tener ni cosecha ni preciosas flores.

Entonces, ¿cuándo hacer semilleros? La respuesta es… depende 🙂 . Depende del tipo de planta que quieras sembrar. Es cierto que la época perfecta para sembrar es en primavera, pero no todas se han de poner a germinar en esta estación. Para tener más o menos una idea de cuándo hay que sembrarlas, aquí te dejamos una lista:

  • Árboles y arbustos: por lo general se sembrarán en primavera, pero hay que tener en cuenta que, si provienen de zonas donde en invierno se producen heladas necesitarán pasar frío antes de germinar.
  • Bulbosas: depende de cuándo florezcan.
    • De verano: aquellas que florezcan en verano se han de sembrar en otoño, como las cañas de Indias (Canna indica), Amaryllis, dalias (Dahlia sp), etc.
    • De invierno: aquellas que florezcan a finales de invierno o comienzos de primavera, se han de sembrar en primavera o, como tarde, en verano, como los tulipanes (Tulipa sp), los jacintos (Hyacinthus sp), narcisos (Narcissus sp), etc.
  • Hortícolas: depende qué especie sea. La mayoría se siembran en primavera, pero las acelgas, la coliflor, la remolacha, las espinacas o el repollo, entre otras, se deben sembrar en otoño.
  • Palmeras: en primavera o verano.
  • Plantas de temporada: depende. Si florecen en primavera, como las begonias, los claveles o las petunias, se han de sembrar en otoño; en caso contrario, como por ejemplo las zinnias, los crisantemos o las equináceas (Equinacea sp), se sembrarán en primavera.
  • Suculentas (cactus, crasas y caudiciformes): en primavera o verano.

Por último, es importante evitar la proliferación de hongos. Estos microorganismos pueden acabar enseguida con los plantines, incluso con las semillas. Hay que controlar los riegos y, sobretodo, tratar los semilleros con azufre o cobre (en primavera y otoño) y con fungicidas en spray en verano. Así, las plantitas podrán crecer sanas y fuertes 🙂 .

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Semillas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *