¿Cuándo plantar Aloe vera?

Planta de Aloe vera en el jardín

El Aloe vera es una planta suculenta no cactácea, o planta crasa, muy conocida por sus muchas y variadas propiedades. Lo es tanto, que casi se podría decir que se ha convertido en una costumbre coger un trocito de hoja, abrirla y untarnos su gel por alguna herida que nos hayamos hecho. Pero, ¿sabías que, además de en maceta, también se puede tener en el jardín?

Si tienes un terreno, aunque sea pequeño, puedes tener uno o varios ejemplares de esta maravillosa planta. Tan sólo tienes que saber cuándo plantar Aloe vera en el jardín. La respuesta que buscas, nosotros te la vamos a dar enseguida 🙂 .

¿Cuál es el mejor momento para plantarlo?

El Aloe vera se planta en primavera

El Aloe vera, conocida como sábila, áloe de Barbados o áloe de Curazao, es una planta suculenta originaria de Arabia que ha conseguido naturalizarse en las regiones subtropicales y templadas de todo el mundo, incluyendo el Mediterráneo. Como seguramente sabrás, las hojas crecen formando una roseta basal, y son de color verde -tan sólo los ejemplares más jóvenes pueden tener motas blanquecinas-.

Si bien es una planta bastante resistente al frío y a las heladas de hasta los -3ºC, el mejor momento para ponerla en el jardín es a finales de invierno, cuando la temperatura mínima sea de 10 grados centígrados o más. En el caso de que la hayas comprado en otoño y vivas en una zona con clima suave o sin heladas, puedes plantarla en cualquier época del año, a menos que esté floreciendo; si lo estuviera, espera a que sus flores se marchiten.

¿Cómo trasplantar Aloe vera?

Es una planta que es muy resistente, que se recupera rápido del trasplante. Sin embargo, hay que procurar no manipular mucho sus raíces, pues si le hacemos daño más tiempo necesitará para reanudar su crecimiento. Además, no es lo mismo plantarla en el jardín que en una maceta, así que vamos a ver qué pasos seguir en cada caso:

En el jardín

¿Quieres tenerlo en el jardín? De ser así, te recomendamos seguir estas indicaciones:

  1. Elige un lugar donde pueda crecer sin estar expuesto de manera directa al sol.
  2. Haz un agujero lo suficientemente profundo para que pueda caber bien. Si la tierra es muy compacta, inserta un trozo de malla de plástico (como la de sombreo) de manera que las paredes del hoyo queden ocultas, y rellénalo con turba mezclada con perlita a partes iguales.
  3. Ahora, extráelo de la maceta e introdúcelo en el agujero.
  4. Termina de rellenar el agujero.
  5. Finalmente, tan solo quedará regarlo.

En maceta

Si tu planta saca raíces por los agujeros de drenaje de su ‘vieja’ maceta, o si ha crecido tanto que se ve bien que ha ocupado todo el recipiente, entonces tendrás que plantarla en otro, siguiendo este paso a paso:

  1. Primero, escoge una maceta que sea unos 10 centímetros más ancha y profunda que la que tenía.
  2. Luego, rellénala hasta más o menos la mitad con turba y perlita mezcladas.
  3. Ahora, extrae el áloe de la maceta con cuidado, y colócalo en el centro de la nueva. Comprueba que no quede ni muy alta ni muy baja con respecto al borde. Si es necesario, quita o echa sustrato.
  4. Por último, termina de rellenar y riega.

¿Cómo cultivar Aloe vera?

El Aloe vera es una crasa de rápido crecimiento

Para terminar, te vamos a ofrecer algunos consejos para que puedas cultivar tu Aloe vera y disfrutar de él muchos años:

Riego

Solo tienes que regar tu planta cuando la tierra o el sustrato estén completamente secos. No soporta el encharcamiento, por lo que tampoco es buena idea ponerle un plato debajo de la maceta si está en una. Y es que, si las raíces permanecen húmedas mucho tiempo, al final se pudren y el áloe se echa a perder.

Pero eso sí, cuando riegues, echa abundante agua para hidratarla, pues si le echas solo un poco, las raíces que estén más abajo no podrán saciar su sed.

Abonado

Puedes abonarlo con abonos orgánicos. Por ejemplo, si le echas un puñado de estiércol o de compost una vez por semana o cada 15 días en primavera y verano, lograrás que crezca muy sana y fuerte. Eso sí, también es casi seguro que sacará más hijuelos, pero estos siempre los puedes regalar a tus seres queridos o plantarlos en otras zonas del jardín, o en otras macetas.

Multiplicación

La manera más fácil y rápida de multiplicar el Aloe vera es separando los hijuelos de la planta madre en primavera o verano. Cuando midan unos 4-5 centímetros, será un buen momento para sacarlos, ya que tendrán la fuerza y resistencia necesarias para enraizar en otro lugar, si se sacan con algo de raíz.

Poda

¿Sueles arrancar hojas para uso personal? Eso está bien, pero hazlo con cuidado. Es decir, es mejor quitarle trozos pequeños que hojas enteras, y mejor pocos trozos que muchos. Si no se hace así, podríamos perderla; aunque por suerte, crece rápido, así que solo hay que tener un poco de paciencia.

En ningún caso se deben de quitar las hojas nuevas, solo las viejas. Hay que pensar que se gasta mucha energía en producirlas, de modo que si se las quitamos, se debilitaría. Por supuesto, y como venimos diciendo, también puedes quitarle los hijuelos.

¿Quieres comprar una? Haz clic aquí para conseguirla. Que disfrutes de tu Aloe vera. 🙂


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.