Cuándo plantar gladiolos

flores vistosas

En la huerta cultivamos frutas, bayas, hortalizas, frijoles, tubérculos y hortalizas para el consumo de la familia, además utilizamos la tierra cultivada para cultivar calabazas decorativas, esponjas vegetales y diversas flores como gladiolos. Los gladiolos tienen un gran uso decorativo tanto en interiores como en exteriores. Muchas personas no saben bien cuándo plantar gladiolos.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuándo plantar gladiolos y cuáles son sus características.

Características principales

gladiolos en el jardin

El gladiolo o gladiolo (así es su nombre científico) es originario de las regiones cálidas de Sudáfrica, Medio Oriente y el sur de Europa. Pertenece a la familia de las Iridáceas y es una planta bulbosa, aunque el «bulbo» en realidad se llama cormos.

Estas espigas de flores clásicas se han transmitido de generación en generación y pueden decorar el jardín en pleno verano o usarse en ramos de flores. Los jardineros de hoy pueden elegir entre una amplia variedad de flores, colores y alturas, por lo que no hay duda de que hay gladiolos para todos los gustos. Los gladiolos generalmente se agrupan por el tamaño de la flor: pueden ser en miniatura o enormes.

Algunos de los más populares, de hasta cinco pies de altura, están disponibles en una variedad de colores: granate, rosa, amarillo, crema, coral e incluso verde. Si bien muchos jardineros deciden cultivar plantas de gladiolos como flores cortadas, no debemos olvidar que son muy atractivas en jardines anuales junto a zinnias, lavandas y enrejados.

Cuándo plantar gladiolos

cuando plantar gladiolos

Los bulbos de gladiolo se pueden plantar dos semanas antes de la última helada esperada en primavera. Se tarda de 40 a 60 días desde la siembra hasta la floración (12 horas de luz para la floración).

Para una cosecha continua de espigas de flores, plante algunos bulbos cada dos semanas desde la primavera hasta principios del verano. Aquí van algunos consejos:

  • Planta los bulbos a una profundidad de 5 a 10 cm, dependiendo del tamaño del bulbo. La distancia entre ellos debe ser de unos 10-15 cm.
  • Puedes plantarlos en hileras o en grupos de 10 o 15 bulbos.
  • Una cosa importante que no debemos olvidar es rociarlas con fungicida antes de plantarlas para prevenir futuros problemas.
  • Una vez que las plantas broten y alcancen unos 10 cm de altura, haz montículos alrededor de ellas para ayudar a sostener los tallos.

Las variedades más altas a menudo requieren estacas o estacas para evitar que las espigas de las flores se doblen y caigan con el viento.

Hacer montículos alrededor de las plantas ayuda mucho, pero lo ideal es usar clavijas individuales o crear una cuadrícula para mantenerlos en su lugar y mantener los tallos en posición vertical. Recuerda poner tutores durante la siembra para evitar dañar los bulbos más tarde.

Sustrato y temperatura

cuando plantar gladiolos en el jardin

Una vez sabemos cuándo plantar gladiolos, debemos pasar a los requerimientos. Lo primero de todo es el sustrato. Aunque se adaptan a muchos tipos de suelo, estas bellezas se sienten cómodas en suelo arenoso y bien drenado. Cualquier suelo apto para el cultivo de hortalizas es apto para gladiolos.

Puedes mezclar un poco de compost en el lecho de plantación antes de plantar para ayudar con el drenaje y la fertilidad del suelo. Por supuesto, odia la caca fresca, así que ni se te ocurra echarla al suelo. Los gladiolos no compiten bien con otras plantas o malezas, así que para obtener mejores resultados, mantén limpia el área circundante.

La mayoría de las variedades de gladiolos solo pasan el invierno en regiones muy cálidas, excepto una variedad en particular, Gladiolus nanus, que puede pasar el invierno en regiones templadas.

Cuándo plantar gladiolos: floración

Las flores de gladiolo aparecen en verano (generalmente temprano) y pueden florecer hasta bien entrado el otoño, especialmente si las plantas por etapas. Sus tallos florales muy rectos son espigas largas de varias flores grandes y estrechas. Las hojas son largas y puntiagudas.

En cuanto a los colores, hay una gran variedad. Los puedes encontrar en granate, rosa, amarillo, crema, coral e incluso verde. Es bueno cortar las flores marchitas para permitir que los bulbos comiencen a acumular nutrientes, pero debe cortarse una vez que las espigas de las flores estén completamente descoloridas.

Si estás interesado en cultivar gladiolos como flores cortadas, las espigas deben cortarse cuando las flores inferiores del tallo comiencen a mostrar color. Al cortar los tallos de las flores, puede dejar al menos cuatro hojas en la planta para que los bulbos puedan alimentarse adecuadamente y florecer el próximo año. Inmediatamente después de cortar, remoje los tallos en agua.

Iluminación, riego y abono

La ubicación de iluminación preferida para los gladiolos es a pleno sol, y aunque pueden tolerar un poco de sol, les va mejor a pleno sol. Esta planta bulbosa no florecerá a la sombra.

El riego de los gladiolos debe ser adecuado al principio y menos después, pero evitando secar la tierra, ya que puede abortar y no florecer si falta el agua (sobre todo durante la aparición de los tallos florales).

Recuerda mantener el área donde planta gladiolos libre de malezas, ya que todo lo que hacen es competir por los nutrientes y la humedad. Una buena idea es cubrir con un mantillo de corteza gruesa, aserrín o paja.

Mantén las plantas de gladiolos bien regadas para producir flores más grandes, y el suelo debe estar húmedo, pero no inundado.

A la hora de abonar, elige un abono soluble en agua, cuando la planta crezca unos 25 cm, aplícalo a una distancia mínima de 10-12 cm del tallo. Cuando las espigas de las flores comiencen a desarrollar color, puede realizar una segunda fertilización. Hay que evitar los «fertilizantes amoniacales» ya que estimulan el crecimiento de Fusarium.

En cuanto a cómo almacenar los bulbos de gladiolo, en las regiones más cálidas puede enterrarlos en el suelo e intentar cubrir el suelo con una capa de heno o paja para protegerlos de las temperaturas invernales. En regiones menos cálidas, con la excepción de algunas variedades resistentes, debemos desenterrar los bulbos para almacenarlos en invierno antes de la primera helada para poder plantar gladiolos el próximo verano.

En general, los bulbos se pueden desenterrar unas seis semanas después de la floración, y lo sabremos cuando sus hojas comiencen a amarillear y morir.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cuándo plantar gladiolo dos y cómo debes cultivarlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)