Cuándo plantar un almendro

Cuándo plantar un almendro

El almendro es un árbol frutal que florece temprano, lo que le hace temer las heladas primaverales. Sin embargo, algunas variedades resistentes pueden producir en climas templados. Sus almendras se pueden comer frescas, o mantenerlas secas, de igual modo son una fuente interesante de proteínas, así como de fibra y magnesio. El almendro es un árbol pequeño, robusto, de hábito erecto, que se vuelve más redondeado con la edad, alcanzando una altura adulta de 5 a 6 m.

Sus hojas son lanceoladas y muy estrechas, sus flores que llegan temprano al árbol (a partir de febrero en el hemisferio norte). Son de color rosa o blanco, y brotan en las ramas todavía desnudas del árbol. Temen las heladas primaverales, de hecho se caen alrededor de -2 a -3 ° C, por eso saber cuándo plantar el árbol es fundamental. El almendro crece en todos los suelos bien drenados, incluso calcáreos, excepto demasiado húmedos o arcillosos.

Tipos de almendros

Hay una treintena de ellos. Se distinguen principalmente por la dureza de la cáscara. Cuanto más blanda, más fácilmente se agrieta para liberar la semilla. Aunque la mayoría de los almendros se cultivan en regiones mediterráneas, una gran parte son autoestériles, por lo que es necesario plantar dos variedades diferentes con una distancia de 15 metros entre sí en tu jardín.

Por su floración temprana, teme las heladas tardías, que pueden impedir que tenga una buena fructificación. Por lo tanto, se recomiendan los almendros de floración tardía para plantar en regiones con clima continental.

  • All In One: Almendra tierna con una cáscara muy quebradiza. Autofértil.
  • Ferraduel: Almendra dura. Floración muy tardía.
  • Ferragnes: Almendra dura. Misma floración que ‘Ferraduel’ con la que se asocia para la polinización.
  • Laurane: Cáscara semidura, almendra pequeña. Autofértil.
  • Almendro enano: Variedad enana, que se puede cultivar en macetas.
  • Almendro Princess: floración más temprana desde mediados de febrero hasta finales de marzo. Muy productivo

¿Cuándo plantar el almendro?

almendro

¿Cuándo se ha de plantar el almendro? Se recomienda entre el verano y otoño, el invierno le queda corto ya que florece en febrero. No hay que enterrarlo profundamente y mantén el punto de injerto en la superficie. En suelo húmedo o mal drenado, se puede plantar en un montículo. Es un árbol que necesita inviernos cortos y veranos calurosos. Acepta cualquier suelo bien drenado: puede soportar la sequía, pero no tolera ningún exceso de agua en el suelo.

Puede soportar temperaturas de -2 a 4 ° C y sus frutos tiernos se destruyen en cuanto la temperatura desciende por debajo de los 0 ° C. En regiones frías, es fundamental plantar el almendro en un lugar soleado y protegido. Los frutos se recolectan a finales de agosto a principios de septiembre.

Cómo plantar un almendro

El almendro, tanto si se compra a raíz desnuda como en maceta, se planta de octubre a abril. Si no se puede plantar dentro de los 8 días, es recomendable que se deje en un lugar sombreado de tu jardín. Para plantarlo, sigue estos pasos:

  • Para aflojar la tierra, cava un agujero de unos 50-60 cm de profundidad y 80-100 cm de ancho. Retira las piedras, las malas hierbas y las raíces.
  • Rellena el agujero hasta la mitad con tierra y estiércol compostado (dos puñados) para mezclar con la tierra (1 a 2 paladas).
  • Para mantener los árboles sanos, recorta los extremos de las raíces de los frutales.
  • Rellena el hoyo de plantación con abono (un puñado para mezclarlo con la tierra) y recuerda anclar el árbol para mantenerlo erguido.
  • Coloca el cuello del frutal a nivel del suelo (se identifica por el reborde en la unión raíz-tronco), luego llena el agujero.
  • Poda las ramas del almendro a unos 25-30 cm de largo desde el tronco, preferiblemente por encima de una yema colocada hacia el exterior de las ramas y mantén solo las 3 a 5 ramas mejor colocadas.

Mantenimiento del almendro

Al año siguiente de haber plantado tu almendro, debes dejarlo crecer de forma natural para darle tiempo a que se aclimate. Este árbol frutal florece en madera de un año y se poda lo menos posible. Cada año se puede realizar un tratamiento al final del invierno, luego después de la floración, a un tratamiento preventivo, para evitar el desarrollo de enfermedades como la moniliosis.

Para preservar la fertilidad del suelo, cada año se aconseja realizar una aportación de abono orgánico en otoño, seguida en primavera de una aportación de abono especial para árboles frutales.

Enfermedades de los almendros

Enfermedades de los almendros

Los almendros no sólo son hermosos árboles de hoja caduca, sino también nutritivos y deliciosos, lo que lleva a muchos jardineros a cultivarlos. Sin embargo, incluso con los mejores cuidados, son susceptibles de padecer las enfermedades propias. A la hora de tratar los almendros enfermos, es importante reconocer los síntomas para identificar cuál de las enfermedades está afectando al árbol.

Cancro en banda

Es una enfermedad fúngica que antes era muy poco común. Hoy en día, los agricultores comerciales se ven especialmente afectados, ya que los signos de la enfermedad del almendro aparecen en los agujeros naturales de los árboles y en las heridas de poda de las ramas. Son especialmente frecuentes después de una tormenta, cuando las esporas se distribuyen no sólo por el viento, sino también por las salpicaduras de la lluvia.

Cancro de Ceratocystis

Los productores comerciales de almendras tienen más probabilidades de verse afectados por el cancro de Ceratocystis. También se conoce como la «enfermedad del sacudidor», ya que se encuentra con frecuencia en las lesiones de los sacudidores de la cosecha. Las moscas de la fruta y los escarabajos son atraídos por la herida del árbol y propagan la enfermedad fúngica.

La enfermedad de los agujeros de bala

Ataca a las almendras a finales de la temporada de crecimiento y se manifiesta como pequeñas lesiones negras en las hojas. Las lesiones también pueden dañar las nueces y, aunque son poco atractivas, no afectan al sabor. Los núcleos de las manchas se pudren a medida que se expanden, dejando un agujero que se asemeja a un blanco de perdigones.

Es muy fácil plantar un almendro, si se hace siguiendo los pasos que te hemos indicado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.