Cuándo plantar un cerezo

Las cerezas las produce un árbol caducifolio

¿Te gustan las cerezas? Tienen un sabor delicioso, ¿verdad? Además, nos sirven para calmar el estómago, aunque sea temporalmente. No obstante, no hay nada como el sabor de tus alimentos recién cosechados, así que voy a explicarte cuándo plantar un cerezo. Un árbol frutal muy bonito y que podrás disfrutar durante todo el año.

Y para que eso sea posible, es necesario conocerlo un poco. De este modo, se ubicará en una zona adecuada para él, en una en la crecerá correctamente y en la que podrá ser contemplado en todo su esplendor.

¿Cómo es el árbol de cerezo?

El cerezo se planta a finales de invierno

Imagen – Wikimedia/Prazak

El Prunus avium (así se le conoce en jerga botánica), es uno de los árboles caducifolios más decorativos que nos podemos encontrar. Con una altura de unos 30 metros y un diámetro de copa de 3 metros la cual se puede incluso podar para que ocupe menos espacio, nos alegrará el jardín con sus preciosas flores, en verano degustaremos sus deliciosos frutos y en otoño veremos cómo sus hojas se tornan de colores anaranjados antes de caer. Solo durante la estación más fría del año nos parecerá que no tiene vida, aunque si está bien formado puede verse muy bonito sin hojas.

Las hojas son simples, con forma aovada a oblonga, tienen el margen crenado o aserrado y, si las condiciones son adecuadas, se tornan anaranjadas en otoño. Con un tamaño de 6 a 15 centímetros de longitud por 3 a 8 centímetros de ancho, son bastante grandes, algo que es interesante ya que además son producidas en gran número, convirtiendo al cerezo en un magnífico árbol de sombra.

Sus flores aparecen antes que las hojas, o junto con estas. Son de color blanco y miden de 2 a 3 centímetros de diámetro. No son autofértiles. Para que la polinización se dé, recurren a los insectos polinizadores, como las abejas.

Las frutas son drupas de color rojo o rojo negruzco dependiendo de la variedad. Son globosas, con la piel muy fina y la carne de un rojo anaranjado claro. Pueden consumirse frescas sin problemas: su sabor es ácido pero agradable. También se usan para hacer mermeladas, o como parte de la macedonia de frutas por ejemplo.

¿Cuándo plantar un cerezo?

Para que todo vaya bien desde el principio es importante saber cuándo hay que plantarlo. Como es un árbol resistente a las heladas, podemos pasarlo a nuestro jardín o huerto en otoño -siempre que no vaya a haber temperaturas bajo cero en los próximos 2-3 meses- o, si lo preferimos, después del invierno.

¿Cómo plantar un cerezo?

El paso a paso a seguir es el siguiente:

Elige la ubicación

Antes de plantarlo, escogeremos un lugar donde vaya a recibir la luz del sol durante todo el día, a una distancia mínima de 2 (mejor si son 3 para que pueda tener un excelente desarrollo) metros de paredes y/o de otras plantas altas. De esta manera, nuestro cerezo no tendrá ningún impedimento para crecer y desarrollarse correctamente.

La tierra ha de ser rica en materia orgánica, y además es importante que no tenga tendencia a compactarse mucho pues de lo contrario las raíces tendrían dificultades para crecer bien y el árbol se resentiría.

Cava el agujero

Una vez elegida la zona donde va a estar plantado, es momento de ponerse los guantes de jardinería y de hacer el agujero con la ayuda de una azada. También se podría con una excavadora si se dispone de ella, pero realmente no lo considero necesario a no ser que, por problemas de salud, no puedas hacerlo de otra forma.

Llénalo con agua

Hay que echarle uno o dos cubos de agua para que, cuando se plante el cerezo, se encuentre ya con la tierra humedecida. Esto también te servirá para saber si tienes un suelo con buen drenaje, algo que sabrás si ves que el agua empieza a ser absorbida desde el momento en el que la echas.

Para ir bien, no debería de tardar más de 30-35 minutos en absorber toda el agua. Si tarda más, haz el agujero más profundo y échale luego una capa de unos 40 centímetros de greda volcánica, arcilla expandida, o similares.

Rellénalo con tierra

Ahora tienes que echar mantillo mezclado con un 30% de perlita en el agujero. Echa toda la que sea necesaria. Solo ten en cuenta tanto la altura de la maceta, como que la superficie del cepellón del árbol ha de quedar unos dos centímetros por debajo del nivel del suelo.

Introduce la planta de cereza en el agujero

Luego, extrae el cerezo con cuidado e introdúcelo en el agujero. Si ves que queda muy alto o muy bajo, no dudes en quitar o en echar más mantillo para que quede bien.

A la hora de ahorrar agua, es interesante que quede siempre un poco por debajo pues así el agua se quedará concentrada en el árbol, por lo que podrá ser mejor aprovechada.

Termina de rellenar

El último paso es terminar de rellenar el agujero con tierra, y si se quiere regar un poco para humedecer esta tierra nueva que se ha echado. Por otra parte, si vives en una zona muy ventosa, es recomendable ponerle un tutor hasta que sus raíces se hayan anclado bien en el suelo.

El cerezo es un árbol frutal muy decorativo

Que disfrutes de tu árbol de cerezo 🙂 .


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.