¿Cuándo poner al sol semillas germinadas?

El semillero ha de estar en el lugar adecuado

Aunque cueste creerlo, preparar el semillero, llenarlo con tierra, colocar las semillas y ponerlas luego en una zona donde puedan germinar, es lo más fácil. Lo complicado y, desde mi punto de vista, más emocionante, viene después, cuando se pasa a las tareas de mantenimiento para conseguir que las semillas germinen.

Pienso que todos en algún momento deberíamos de sembrar, lo que sea, flores, verduras, o lo que más nos guste, porque no hay nada como hacer todo lo posible para que salgan adelante. Ahora bien, una vez que broten, ¿cuándo hay que ponerlas al sol?

¿Cuáles son las plantas que necesitan sol?

Hay muchas plantas que necesitan sol

Antes de responder a la pregunta inicial es importante tener claro que ni todas las plantas son de sol, ni todas son de sombra. Si bien todas las semillas estar en una zona en la que haya claridad (algunas más que otras), hay algunas que hay que poner en lugares soleados y otras por el contrario en zonas protegidas.

Partiendo de esto, tenemos que tener claro qué estamos sembrando, y cuáles son sus necesidades, ya que si por ejemplo sembramos claveles en sombra, las futuras plantitas no van a crecer bien a menos que las expongamos al sol lo antes posible. Por eso, y para que no surjan problemas, a continuación te diremos algunas plantas de sol:

  • Árboles y arbustos ornamentales: rosales, viburno, lila, tilo, jacarandá, árbol del amor, brachychiton, flamboyán, fotinia, etc. Más información.
  • Comestibles y aromáticas: casi todas: lechuga, perejil, pimiento, tomate, hierbabuena, menta, lavanda, tomillo, etc. También prácticamente todos los árboles frutales, solo algunos, como el castaño, pueden estar en semisombra.
  • Palmeras: casi todas, excepto Chamaedorea, Chambeyronia, Howea (kentia), Archontophoenix, Dypsis, Cyrtostachys. Más información.
  • Flores: clavel, girasol, caléndula, impatiens, gerbera, gazania.
  • Suculentas (cactus y crasas): casi todas las suculentas que se venden en los viveros son de sol, excepto las Haworthia, Gasteria, Sempervivum, Sansevieria, Schlumbergera o Epiphyllum. Más información.
  • Trepadoras: jazmín, buganvilla, glicinia, parra virgen. Más información.

¿Cuándo poner al sol las semillas germinadas?

El semillero ha de ponerse al sol lo antes posible

Partiendo de la base de que se han sembrado semillas de plantas que realmente necesitan sol pero que por un motivo u otro se ha colocado el semillero en un lugar protegido de este, como puede ser el interior de la casa, las tendremos que pasar al sol lo antes posible. Es más, no es necesario esperar a que broten los cotiledones -son las primeras hojas-, sino que pueden estar desde mucho antes, incluso desde el día de la siembra.

Llevo desde el 2006 cultivando plantas de todo tipo, y después de haber participado en algún que otro foro de Internet, y desde que empecé a trabajar en esta web, pienso que a veces no se da toda la información, algo que puede crear confusión o hacernos cometer errores. ¿Por qué digo esto? Bien, porque se dice que las semillas tienen que estar un poco enterradas, cosa que es cierta porque sino el sol las podría llegar a quemar, pero eso no significa que tengamos que poner el semillero en sombra.

En mi zona, sur de Mallorca, las semillas de las Washingtonia que caen al suelo germinan con extraordinaria rapidez después de las lluvias, y a menudo solo les da un poco de sombra las hojas de su progenitora, además de estar cubiertas con un poco de tierra que ha sido arrastrada por el viento. Por eso, y por experiencia propia, pienso que no es bueno mimar tanto a las semillas.

¿Cuándo poner al sol plántulas que ya tienen hojas?

Este sí es un tema delicado, porque las plántulas con hojas son muy, muy tiernas. Si se ponen al sol directamente, sin haberlas acostumbrado antes, lo más probable es que al día siguiente amanezcan con el tallo caído y/o con quemaduras importantes; de ocurrir, será muy difícil recuperarlas.

Por lo tanto y para evitar que eso pase, lo que haremos será lo siguiente:

  1. Sacar el semillero fuera si lo tenemos en casa, y ponerlo en un lugar en el que haya mucha luz pero no sol directo.
  2. Lo dejaremos ahí una semana, para que así las plántulas tengan tiempo para aclimatarse.
  3. A la siguiente semana, pondremos el semillero en un lugar soleado, pero solo una media hora o, como máximo, 60 minutos cada día. Lo haremos por la mañana temprano o al atardecer, cuando el sol ya no es tan fuerte. Luego, lo volveremos a llevar donde estaba.
  4. En la tercera semana, lo pondremos entre 1 y 2 horas al sol.
  5. Y a partir de la cuarta, continuaremos aumentando el tiempo de exposición al sol en 1-2 horas cada día.

Hay que tener mucha paciencia con esto porque de lo contrario nos arriesgamos a perder las plántulas. Y, por cierto, hablando de mantener con vida a estas plantas, para ir acabando te daré unos cuantos consejos para que todas, o la mayoría de ellas, puedan salir adelante.

Consejos para cuidar los semilleros

Los semilleros te permiten cultivar muchos tipos de plantas y se pueden tener en casa

Sembrar semillas es fácil, pero conseguir que todas superen los primeros meses de vida no tanto. Por ello, aquí va mi lista de recomendaciones para ti:

  • Coloca el semillero en el lugar adecuado, teniendo en cuenta las necesidades de luz de las plantas: es decir, si siembras unas que necesitan sol, pon el semillero al sol.
  • Utiliza un sustrato nuevo, ligero y de alta calidad: puede ser uno específico para semilleros (en venta aquí), o sustrato universal como este por ejemplo.
  • Si siembras árboles y palmeras, trata las semillas con fungicida que lleve cobre: durante su primer año de vida son especialmente vulnerables a las infecciones por hongos, pero si se tratan con fungicida cada 15 días, se reduce mucho la tasa de mortalidad de las plántulas. Puedes comprarlo aquí.
  • Pon las semillas separadas: no hay que amontonarlas. Es mucho mejor sembrar una o dos en una maceta, que 20. Piensa que, si germinan muchas, luego al repicarlas no todas sobrevivirán.
  • Mantén el sustrato húmedo pero no encharcado: la tierra siempre tiene que estar húmeda, pero nunca encharcada. Las semillas necesitan humedad para germinar, por eso se debe controlar mucho el riego. Y para eso, es de gran ayuda un medidor de humedad, como este, ya que solo hay que clavarlo en la tierra para saber si hay que regar o no.

Espero que te sea de utilidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   jorge rodriguez dijo

    Muy interesante e instructiva la informacion que nos brinda, espero recibir semanalmente todos los conocimientos que nos pueda aportar. Gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Muchas gracias a ti por tus palabras 🙂

      Si aún no lo has hecho, puedes suscribirte a nuestra lista de correo y así recibir las novedades. Para ello, solo has de hacer clic aquí.

      Saludos.