Cuándo regar las patatas

El Solanum tuberosum es el nombre científico de la patata

Imagen – Wikimedia/Basotxerri

Las patatas son plantas hortícolas que necesitan que se las riegue a menudo para que sus tubérculos puedan tener un excelente desarrollo (y también, un exquisito sabor). Pero tan malo como la falta de agua es el exceso de la misma.

Para que puedas evitar tener pérdidas te voy a explicar cuándo regar las patatas. Así te aseguro que tus plantas se mantendrán correctamente hidratadas 🙂 .

¿Cuándo se riegan las patatas?

Las patatas necesitan mucha agua; de hecho, a menudo suele representar el 15% de gasto fijo de la explotación. Por este motivo, es muy importante planificar bien cuándo se regarán, ya que así podremos mejorar la gestión del agua consiguiendo además que el rendimiento final sea interesante. Así pues, ¿cuándo regarlas? Dependerá de la fase en la que se encuentren:

  • Plantación de los tubérculos: en esta fase no será necesario regarlas; eso sí, hay que plantarlos a finales de invierno para aprovechar la humedad del suelo y las posibles lluvias que puedan caer.
  • Brotación de las hojas: ahora es cuando hay que empezar a regarlas, pero no en exceso. Hay que mantener el suelo simplemente húmedo, fresco, puesto que el tubérculo contiene casi toda el agua que necesitan las hojas.
  • Formación de los tubérculos: en esta fase es cuando se forman los tubérculos que luego serán consumidos. Es, también, cuando las plantas necesitan más agua. Por eso hay que regar por la noche para evitar la evaporación, de manera muy frecuente, casi cada día.
  • Crecimiento del volumen de los tubérculos: se inicia tras la floración. En esta fase también necesita mucha agua, además de abono orgánico (guano, por ejemplo) para que los tubérculos adquieran un buen tamaño. Por este motivo, hay que programar el sistema de riego por goteo para que cada día las vaya regando.
  • Maduración final: entre los 90 y los 100 días después de la plantación de los tubérculos en el huerto las patatas estarán listas para su recolección.

¿Cómo ha de ser el riego?

Las patatas se han de regar muy seguido

Imagen – Wikimedia/Basotxerri

El riego es muy importante para que las patatas puedan tener un excelente desarrollo y maduración. Pero ojo, no hay echar agua y ya está, sino que se ha de humedecer bien toda la tierra para que así las raíces dispongan del vital líquido durante un periodo de tiempo interesante.

Así pues, teniendo esto en cuenta, se podrá regar utilizando una manguera, una regadera o preferentemente un sistema de riego por goteo, pero para ahorrar el máximo posible de agua aconsejamos tener presente lo siguiente:

Riego con manguera

Regar las plantas con manguera es rápido y cómodo, pero el agua sale con mucha potencia y es por eso por lo que con el fin de evitar pérdidas considerables de agua es muy aconsejable hacer zanjas de riego de unos 20 centímetros de profundidad por más o menos lo mismo de ancho paralelas a donde se plantaron las patatas. De este modo, el riego será realmente útil.

Riego con regadera

El riego de patatas con regadera puede ser interesante si no se tienen muchas plantadas y si en el solar no se dispone de luz eléctrica ni generador. Pero, al igual que si se utilizase una manguera, se debe de hacer una zanja paralela a donde estén las patatas; aunque si lo deseas, en vez de eso puedes hacer un alcorque alrededor de cada patata e ir echándole agua.

Riego con goteo

Regar las patatas con un sistema de riego por goteo es la mejor opción, sobretodo cuando el clima es muy cálido y seco y la tierra tiende a erosionarse o es vulnerable a la erosión. Ahora bien, si lo quieres automatizado necesitarás que haya electricidad, o cuanto menos un generador, en el solar; pero si lo quieres casero con unas cuantas botellas de plástico y un poco de ingenio lo conseguirás (para más información, pincha aquí).

¿Cuáles son los cuidados básicos de la planta de la patata?

Para ir terminando, te vamos a decir cómo cuidar tus plantas de patatas:

  • Ubicación: necesitan estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra: crecen en suelos ricos en materia orgánica, con buena capacidad para absorber y filtrar el agua.
  • Riego: dependerá de la fase en la que se encuentren como hemos comentado arriba. Una vez que brotan sus hojas hay que regar unas 2-3 veces por semana o más si el clima es cálido y seco, o algo menos si es más fresco y/o lluvioso.
  • Abonado: aconsejable abonarlas durante toda la temporada con abonos de origen orgánico. Compost, mantillo, estiércol, entre otros, son muy interesantes para que crezcan con salud.
  • Distancia entre patatas: se han de plantar a una distancia de al menos 30-40 centímetros.
  • Recolección: a los 4-5 meses aproximadamente, cuando empiecen a aparecer las flores, las patatas estarán listas.

Esperamos que consigas una buena producción. 🙂


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.