¿Cuándo regar las plantas de interior en invierno?

Con la llegada del invierno las plantas que tenemos en casa ya no crecen tanto ni tan rápido como antes. Las temperaturas, aunque estén protegidas en el interior, bajan también, y eso es algo que enseguida notan. Los cuidados por lo tanto han de cambiar un poco, pues de lo contrario podríamos ponerlas en peligro.

Así que, ¿cuándo regar las plantas de interior en invierno? Para que que lleguen sanas a la primavera, te ofreceremos una serie de consejos que podrás llevar a cabo, disfrutando de ellas también durante estos meses.

El riego es la tarea de jardinería más complicada, sobretodo cuando llega el invierno. El sustrato permanece cada vez más tiempo húmedo y puede resultar difícil saber cuándo toca volver a regar. Las plantas están en reposo, lo cual significa que sólo realizan las funciones más importantes para poder mantenerse vivas, como la respiración. Nosotros, sus cuidadores, deberemos de respetar sus ciclos y su ritmo con el fin de que su salud no empeore.

Por ello, cada vez que vayamos a regar lo primero que tendremos que hacer es comprobar la humedad del sustrato. ¿Cómo? De cualquiera de estas maneras:

  • Introducir un palo delgado de madera o dedos: si al extraerlos salen con mucha tierra adherida, no regaremos, ya que estará húmeda aún.
  • Escarbar un poco en la maceta: si vemos la tierra de un negro mucho más oscuro, y si además la notamos fresca o húmeda, tampoco regaremos.
  • Utilizar un medidor de humedad digital: al introducirlo en la tierra, nos indicará automáticamente el grado de humedad que hay en esa porción de sustrato. Para que resulte más útil, recomiendo introducirlo en diferentes áreas (más cerca de la planta, más lejos).
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: la tierra húmeda pesa más que la seca, de modo que esta diferencia de peso puede servirnos como guía para saber cuándo regar.

Una vez que hayamos podido comprobar que nuestra planta efectivamente necesita agua, lo que haremos será echar de lluvia o sin cal en una olla y ponerla a calentar un poco. Recordemos que las plantas de interior viven en las selvas tropicales, donde no se producen heladas. Si las regáramos con agua fría, sus raíces lo pasarían mal. Por esto, se debe de templar el agua (a unos 37ºC) antes de utilizarla.

Ahora, regaremos a consciencia, hasta que se salga por los agujeros de drenaje o hasta que empiece a rellenarse el plato en el caso de que le tengamos puesto uno. Por último, esperaremos unos diez minutos y retiraremos el agua que nos haya sobrado. Así, el sistema radicular no se pudrirá.

¿Te ha sido de utilidad?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.