Cuándo se empieza a plantar un huerto

cultivos en primavera

Si quieres suficiente espacio en tu jardín una terraza y quieres empezar un huerto casero, debes conocer algunas claves primero. Muchas personas dudan cuándo se empieza plantar un huerto y cómo deben hacerlo. Si estás planteando todas estas cuestiones es que en base descubrir cuáles son los beneficios de disfrutar de los frutos de verdad.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuando se empieza a plantar un huerto y cuáles son las claves para hacerlo correctamente.

Cuándo plantar cultivos

cuando se empieza a plantar un huerto

Si eres novato, la primavera es una época excepcional, todo está lleno de vitalidad, habrá más trabajo y trabajo por hacer. Al inicio de la temporada se deben realizar todos los cultivos que se quieran cosechar en verano y principios de otoño. Además, son los meses más exigentes para el compostaje y el control de plagas. La primavera es un buen momento para cubrir todas nuestras plantas y cultivos. Con esto, mantendremos la humedad del suelo en el caluroso verano.

Teniendo en cuenta que es la temporada en la que ceden las heladas, a partir de este momento se puede plantar casi cualquier cosa. Se puede decir que el 80% de los cultivos más típicos del huerto tienen cabida en los últimos meses. Hay muchas opciones: pimiento morrón, berenjena, tomate, calabacín, remolacha, repollo, espárragos, lechuga, melón, rábano, frijoles, remolacha, sandía, zanahoria, etc. Con tantos tipos de verduras, tendrás muchas opciones para preparar verduras asadas, recetas de cremas de verduras, guisos y todo lo que las solanáceas y otras familias te puedan brindar.

Según las preferencias, todo dependerá del espacio disponible y de la planificación de los cultivos a plantar. Cuando se cultiva en el mismo entorno, también se deben considerar las correlaciones positivas y negativas de las plantas.

 

¿Por qué tener un huerto?

huerto casero

Además de una buena razón para tener un huerto, el hecho es que poder tener su propia comida y compartir su cultivo con su familia es una razón de peso para descubrir la mejor manera de comenzar. Para comenzar un huerto, no necesitas mucho espacio para plantar o mucha experiencia en jardinería, pero necesitas conocer algunas habilidades básicas para comenzar correctamente.

Antes de comenzar a plantar, es importante tener en cuenta algunas precauciones que nos ayudarán a que el cultivo crezca y dé frutos. Se trata de técnicas sencillas que son fundamentales para el éxito de nuestro jardín e incluso determinarán la forma en que se inicia desde el primer paso.

Consejos para aprender a plantar un huerto

cuando se empieza a plantar un huerto casero

Estos son los mejores consejos para aprender a plantar un huerto:

Considerar la cantidad de luz

Tan importante como el sustrato o el riego, elegir la ubicación adecuada para nuestro huerto es crucial para el desarrollo de nuestras semillas y plántulas. La mayoría de los cultivos necesitan secarse al sol durante al menos seis horas al día, pero incluso si nuestra zona de jardín recibe menos luz, no tenemos por qué descartar disfrutarla.

Lo único que realmente afectará la falta de este promedio solar es la elección de cultivos. Aunque los tomates, las berenjenas y los pimientos (entre otros) requieren mucha luz solar, hay muchas otras especies de plantas que responden correctamente incluso con poca luz (como la lechuga, la cebolla o el ajo)

Elegir un buen espacio para cultivar

La cantidad de espacio tampoco es una cortapisa para tener un huerto pero sí es determinante a la hora de empezarlo. Es más que recomendable ser realistas e ir de menos espacio de cultivo a más. De esta manera, empezaremos familiarizándonos con unos pocos cultivos (nos servirán de entrenamiento) para ir aumentando el número y su nivel de complicación poco a poco.

Así, lo ideal es comenzar con una mesa de cultivo, que podremos seleccionar según el espacio que tengamos o, incluso si el espacio del que disponemos es vertical, de sacos de plantación. Son dos tipos de huertos perfectos para comenzar en el huerto y familiarizarnos con él.

Organizar los periodos de riego

El agua, como la luz solar o los tipos de sustrato, es esencial para que prosperen nuestros cultivos. Sin embargo, tendremos que mirar el riego desde dos perspectivas diferentes.

Por un lado, dependiendo del tamaño o necesidades de nuestro huerto, tendremos que planificar el uso de algún tipo de sistema de riego. Un entorno perfecto, sobre todo en los meses en los que las necesidades de riego son mayores (los meses calurosos son también los meses en los que las cosechas son fructíferas), y si no las podemos manejar a tiempo, nuestro huerto no notará nuestra ausencia.

Por otro lado, el riego también es un factor a tener en cuenta a la hora de organizar los cultivos en el huerto. Dado que no todo el mundo tiene las mismas necesidades de agua, debemos agruparlos según la cantidad de riego que necesiten antes de plantar.

Seleccionar buenos cultivos

Teniendo en cuenta todos los factores que acabamos de ver (espacio, nivel de exposición al sol y demanda de agua), podemos elegir el cultivo ideal para nuestro tipo de jardín. No podemos tomar decisiones a la ligera, pero podemos examinar cuidadosamente las necesidades de cada especie. Si nuestra intención es tener un huerto con más biodiversidad o ecológico, entonces debemos estar atentos a los enemigos del huerto para evitar que destruyan nuestros cultivos.

Por eso, además de los clásicos pulgones en huertas y jardines, es importante saber que ciertos cultivos son realmente atractivos para ciertos insectos (por lo que se recomienda comprender las características de cada cultivo y sus plagas más comunes). Para paliarlos es importante conocer los insectos y plantas que son amigos naturales del jardín. Por eso, además de los cultivos que cultivamos, también será interesante dejar que otros cultivos nos ayuden a atraer a quienes pueden ayudarnos a detener las plagas.

De esta forma, en nuestros cultivos, tendremos que incluir plantas amigables con el huerto que no solo ahuyenten a los enemigos sino que también atraigan la atención de insectos amigables como las abejas o las mariquitas (pulgones voraces).

No cabe duda de que esta es la manera perfecta de mantener el equilibrio natural del huerto, mientras vemos crecer las cosechas hasta el final, esta satisfacción única es la antesala para disfrutar de su sabor.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cuándo se empieza plantar un huerto y cómo se hace.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.