Cuándo se podan las margaritas

Las margaritas requieren podas

Son muchas las plantas que necesitan ser podadas de forma regular. Esta tarea es muy importante para cuidarlas bien y mantenerlas sanas y bonitas. Las famosas margaritas también lo necesitan, de hecho hay diferentes técnicas que podemos emplear. No obstante, lo más importante es saber cuándo se podan las margaritas.

En este artículo explicaremos cuál es la mejor época para podar estas bonitas flores y cuáles son las diversas técnicas para llevar a cabo esta tarea. Recordad que unos buenos cuidados de las plantas son la clave para que luzcan espectaculares.

¿Cuándo se deben podar las margaritas?

Las margaritas de podan a finales de invierno o principios de primavera

Para saber cuándo se podan las margaritas, os adelanto que, generalmente, se hace antes de que este vegetal recupere su actividad, osea cuando ya no haya riesgo de heladas. Por lo tanto, esta tarea se debe llevar a cabo a principios de primavera o a finales de invierno. No obstante, si vivimos en algún lugar donde los inviernos no son muy fríos, también podemos plantearnos realizar la poda de las margaritas en otoño.

¿Pero por qué es el paso del invierno a la primavera la mejor época del año? La respuesta es muy sencilla: Las plantas pierden menos sabia en este período. Además, como es una época de crecimiento para las mismas, las heridas que les causamos con los cortes cicatrizan antes.

En cuanto a la poda de mantenimiento, esta se puede hacer en cualquier momento. Por lo general, se lleva a cabo cuando aparecen los primeros chupones, que son esas ramitas que brotan entre las ramas y el tallo principal. Lo más recomendable es cortarlos cuando miden alrededor de cinco centímetros.

Cuando ya tengamos claro que toca podar nuestras margaritas, debemos tener preparadas unas tijeras de jardinería. Es de suma importancia que las desinfectemos primero con alcohol, para evitar la propagación de hongos entre plantas. Además, es recomendable utilizar guantes para una mayor protección.

Podar margaritas en verano

A la hora de podar margaritas, hay que destacar que existen diferentes tipos de podas, cada cual está ideado para un fin diferente. Como ya hemos mencionado anteriormente, las margaritas deben ser podadas a finales de invierno o a principios de primavera. Sin embargo, sí que podemos podar estas flores en verano, con fines de mantenimiento.

La poda de mantenimiento, o poda de limpieza, tiene como objetivo dejar algo de espacio en el vegetal para que puedan crecer ramas nuevas y sanas. Para ello hay que eliminar todas las romas, hojas y flores marchitas, enfermas o muertas. Si bien es cierto que podemos realizar esta poda a lo largo de todo el año, en verano se hace muy frecuentemente.

El primer paso para llevar a cabo esta tarea es eliminar los chupones. Estos aparecen siempre entre el tallo principal y las primeras hojas. Una vez localizados, los cortaremos cuidadosamente para no dañar más de lo necesario la planta. Cuanto más cerca del tallo, mejor. Lo ideal sería eliminar estas ramitas cuando todavía no llegan a los cinco centímetros, pero no pasa nada si los sobrepasan un poco. A la hora de realizar el corte, lo más aconsejable es hacerlo en diagonal. De esta manera el agua fluye por encima y no permanece en la herida, lo cual podría provocar que se pudra.

Una vez hayamos cortado los chupones, toca eliminar todos los elementos no deseados que podemos encontrar en las margaritas: Hojas y tallos enfermos o secos, flores marchitas, rebrotes que han surgido desde la raíz, etc. No sólo quedan mal estéticamente, si no que consumen energía del vegetal.

Podar margaritas en invierno

A finales de invierno y a principios de primavera es cuando se suele realizar la poda de la margarita. En esta época podremos aplicar dos tipos de poda: De floración o de rejuvenecimiento. Nuestra elección dependerá de lo que queramos conseguir.

La primera se lleva a cabo una vez al año y el objetivo de la misma es aumentar la floración de la margarita, de ahí su nombre. ¿Pero cómo se hace la poda de floración? Vamos a comentarlo paso a paso:

  1. Cortar las ramas que han dado flor: Podar únicamente las ramas que han florecido, así la planta echará vástagos nuevos. Lo mejor es cortar por encima del segundo nudo desde el suelo.
  2. Cortar las ramas entrecruzadas y raquíticas: Al igual que en el caso anterior, cortar a dos nudos desde el suelo.

Hay que destacar que no se deben cortar los tallos que no han llegado a florecer, pues lo harán el próximo año. Sí que podemos cortar aquellos que están más largos que los demás, para darle un toque más armonioso a la planta.

Artículo relacionado:
¿Cómo podar margaritas?

La poda de rejuvenecimiento, también conocida como poda de renovación, tiene como objetivo eliminar todas aquellas partes del vegetal que estén dañadas o secas. Así se limpia la planta y podrán crecer brotes nuevos. Esta se debe llevar a cabo justo antes de la época de floración. Existen dos técnicas diferentes para llevarla a cabo:

  1. Poda de rejuvenecimiento drástica: Se corta todo el vegetal a ras de suelo. Sólo se debe hacer si la planta en cuestión es lo bastante fuerte para soportarlo. Hay que regarla y abonarla posteriormente.
  2. Poda de rejuvenecimiento progresiva: Se corta el 50% de las ramas a ras de la inserción. Del otro 50% que se dejan en la planta hay que cortar más o menos la mitad de su longitud.

¿Por qué es importante podar las margaritas?

La poda de las margaritas les ayuda a desarrollarse correctamente

Ahora que ya sabemos cuándo se podan margaritas, vamos a destacar la importancia de esta tarea. Esta no se lleva a cabo únicamente por fines estéticos, si no para ayudar a la planta a desarrollare. Así conseguimos reencauzar su energía y ayudamos a prevenir ciertas fitopatologías. Como consecuencia, el desarrollo del vegetal y su aspecto se ven muy mejorados. La poda de las margaritas se hace para cumplir los siguientes objetivos:

  • Mejorar la aireación y la iluminación de la planta.
  • Favorecer su crecimiento.
  • Eliminar elementos dañados, secos o muertes que consumen energía y pueden ser un foco de enfermedades y parásitos.

Como podéis ver, la poda de las plantas es de suma importancia para su correcto desarrollo. Debemos prestar mucha atención para saber qué tipo de poda requiere el vegetal, pues si la hacemos mal puede tener consecuencias muy negativas. ¡Al menos ahora ya sabemos cuándo se podan las margaritas!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.