Cuándo se recolecta el plátano

Los platanos se conservan en lugares secos

¿Cuándo se recolecta el plátano? Esta deliciosa y saciante fruta procede de una planta herbácea de muy rápido crecimiento que tan sólo necesita sol, mucha agua y protección contra las heladas. Es tan fácil de cuidar y tan bonita que se puede tener en maceta como planta ornamental durante muchos años.

Sin embargo, cuando fructifica no es inusual que sus cuidadores tengamos muchas dudas sobre cuándo es el momento de recolectar su fruto. ¿Hay que esperar a que termine de adquirir su color característico o se coge antes? Descubrámoslo.

¿Qué son las plataneras?

La platanera es una hierba

Las plataneras son unas herbáceas rizomatosas que fructifican, esto es, producen frutos a mediados/finales del verano dependiendo de la especie y de su cultivo. Por eso, cuando veamos que empiezan a desarrollarse sus frutos podremos estar seguros de que en cuestión de pocas semanas podremos recolectarlos para consumirlos.

Ahora bien, ¿cuándo es el momento exacto? Lo cierto es que depende. Hay quien corta el racimo aún verde para el transporte y también, para evitar que los plátanos acaben en el suelo. Pero esto supone un problema, pues al separarlos de la planta madre ésta deja de alimentarlos, es decir, deja de suministrarle savia cargada de nutrientes que es lo que al final hace que tengan un buen sabor.

¿Todos los plátanos se recolectan de la misma manera?

Ya lo mencionamos pero ahora lo explicamos con mejor detalle. Sucede que alrededor del mundo, en zonas que no son frías se puede cultivar plátano. Al día de hoy se conoce alrededor de 10 especies distintas de plátano, por lo que hay diferencias entre ellas como el tamaño, el sabor y hasta en la propia planta hay diferencias.

Así que a causa de esta gran variedad, podemos decir que cada una de ellas tiene su forma de cultivarse y recolectarse, y entre las especies de plátano más conocidas se encuentran:

Plátano Gros Michel

Desgraciadamente esta es una variedad de plátano que a día de hoy se encuentra extinta, puesto que desapareció a causa de diversos desastres monocultivos. La fruta se encontraba ampliamente extendida por Europa y Estados Unidos. Esto provocó que países latinoamericanos comiencen su cultivo de igual manera.

Plátano dominico o enano

Es considerado el más pequeño de todas las variedades de plátano que existen. Lo cierto es que el sabor de esta fruta es muy dulce a pesar que tiene un tamaño bastante reducido. Y quizás por lo dulce que es suele ser utilizado para fines de repostería o preparación de bebidas naturales.

Plátano macho o banana

Este es el más común de todos, sobre todo en América Latina puesto que es el más comerciado y consumido. A diferencia de la anterior variación, son de mayor tamaño y son menos dulces y la ventaja es que se puede consumir cuando la banana en sí se encuentra en diferentes puntos de maduración.

Plátano rojo

Es ampliamente popular y consumida en América pero gracias a dicha popularidad, ha logrado extenderse hasta Europa. La piel de este plátano es bastante gruesa y su sabor es un tanto peculiar ya que recuerda al sabor de la frambuesa. Es rico en vitaminas, minerales y otros nutrientes vitales para las personas.

Ahora bien, te preguntarás por qué mencionamos todo esto. La respuesta es simple, casi todos los plátanos tienen formas diferentes de cosechar o recolectar. Aunque casi todas las variaciones de plátano tiene una similitud a la hora de hacer esto.

¿Cuál es el mejor momento para cosechar plátano?

Los plátanos se recolectan en verano

Para saber esto, hay que conocer en primer lugar el tipo de plátano que se quiere recolectar, pues cada uno de los tipos tiene un ritmo de crecimiento y maduración diferente. Pero por lo general, se recolecta esta fruta cuando ha adquirido su tamaño máximo y la misma comienza a cambiar de color desde la parte superior hasta abajo.

Lo normal es que en el caso de la banana, se vea un cambio del color verde característicos de la fruta a uno amarillo. Esto es indicativo que en los próximos días la fruta estará lista para ser recolectada.

Aunque a decir verdad, la recolección de plátano varía y depende de los fines que tengan. Por ejemplo, si es para consumo, se tiene que esperar que la mayoría de los plátanos adquieran una coloración amarilla para luego cortar el racimo que contiene las frutas.

Aunque esto también depende de quién está haciendo la recolección, puesto que es posible cortar el racimo aun cuando está verde y dejar que madure por sí sola. Algunos tienden a forrar los plátanos con periódico para acelerar su maduración, otros dejan que pase por sí solo.

Lo cierto es que optar por esta última opción, es decir, cortar el plátano cuando aún está verde, puede influir muchísimo en el sabor de la fruta. Esto se debe a que no se está recibiendo los nutrientes de la planta y por ende, su sabor no será igual que si dejaras que el plátano se madure en la propia planta.

El momento exacto de la cosecha

Saberlo es sencillo. Primero te fijas en el tamaño, luego te fijas en el grosor y finalmente si hay una coloración amarilla (en caso de ser plátano macho), si es plátano enano, entonces deberás esperar que la fruta se torne amarilla casi en su totalidad, esta con los días terminará de madurar.

Por otro lado, de manera general, un tallo de un plátano se toma alrededor de 70 u 80 días en generar las flores y crear la fruta. Ten en cuenta que puedes recolectar plátano cuando está ha cumplido más del 60% de maduración. En caso que quieras recolectar esta fruta verde pero la quieres comer, lo puedes hacer, solo que la preparación es diferente y tienes que freír el plátano verde para poder consumirlo.

Como dato curioso y que sabemos que te encantará y te resultará útil, casi la totalidad de los agricultores suelen recolectar esta fruta al menos dos semanas antes de que esta madure por completo.

Esto es debido a que siguen recibiendo nutrientes y es más de lo necesario. Es allí cuando la maduración se acelera y ocurren dos cosas, que la fruta se pase de su punto de maduración y se pudra o que esta caiga al suelo.

Forma correcta de recolectar plátano

Esto no es algo que puedas hacer simplemente tomando un cuchillo y cortar donde mejor te parezca. Todo tiene una razón y una forma de hacerlo. Primero tienes que tener cuchillo en mano y que este esté lo más afilado posible.

Utilizarás esta herramienta para cortar lo que se considera “las manos” de la planta. Esta no es más que el tallo que se desprende del tronco hacia la parte donde se encuentran los plátanos en sí. Cuando vayas a hacer el corte, basta con que dejes alrededor de 15 a 22 centímetros de mano.

Esto es más que todo para facilitar su transporte, ya sea de manera manual o por medio de maquinaria. Ten en cuenta que el racimo que cortes tiene una serie de manos de plátano, cada una de ellas madurará a un ritmo diferente entre sí.

Conservación de los plátanos

Las plataneras viven en climas cálidos

Ahora bien, suponiendo que hiciste bien los cortes de los racimos de plátano y tienes tus manos de plátano, necesitas saber cómo es la conservación de esta fruta para que no se te eche a perder y se pudran. Tampoco es que requiera de excesivos cuidados y métodos de conservación.

La verdad es que solo basta con que los tengas o guardes en un lugar donde el ambiente sea fresco y con sombra. Bien puedes tenerlos dentro del frigorífico y colocarlos fuera de este, pero ten en cuenta que si los metes en un lugar frío, estos se te van a pudrir demasiado rápido. Así que lo mejor es que los tengas afuera y en un lugar fresco.

Tampoco los tengas encima del frigorífico o cerca de un dispositivo que genere calor constante, esto hará que su proceso de maduración se acelere. Un último dato que te servirá muchísimo, es que si mantienes los plátanos que no están maduros con aquellos que sí lo están, su proceso de maduración también se verá acelerado.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.