¿Cuándo y cómo usar el abono líquido?

Para que podamos mantener una mayor productividad  es importante que tengamos en cuenta información necesaria de cómo y cuándo tenemos que utilizar el abono líquido en nuestras plantas, ya que para que las mismas puedan nutrirse lo suficientemente bien, tenemos que saber cuál es el momento indicado para poder hacer esta tarea.

Es recomendable y muy importante que elaboremos una estrategia con la que podamos reducir la cantidad de nutrientes que pierden las plantas, incrementar su eficiencia y que a la vez evitemos el mayor daño posible al medio ambiente.

Por otra parte, es necesario mencionar que si utilizamos el abono líquido en el momento menos indicado puede ocurrir que se pierdan nutrientes importantes para las plantas, también puede ocurrir el desperdicio del abono o incluso podemos causarle daño a los cultivos. Esto ocurre debido a las propiedades del abono que queremos utilizar y de las reacciones que puedan ocurrir con el entorno.

¿Cuándo usar el abono líquido?

Al igual que muchas personas, sabemos que dependiendo de las plantas es que vamos a utilizar la cantidad necesaria para las diferentes etapas del crecimiento de la misma. Es necesario que sepamos en qué fase de crecimiento se encuentra la planta, para que podamos aplicar el abono líquido de una manera correcta.

De esta manera, el momento indicado para que podamos aplicar el abono líquido será definido por el patrón en que se absorben los nutrientes en el cultivo y es que en dicho cultivo, cada nutriente forma un patrón de cultivo individual para la plantas, de esta forma, es recomendable que la aplicación del abono se fraccione correctamente en el momento indicado, ya que esto ayuda a que el rendimiento se incremente de una manera considerable.

¿Cómo usar el abono líquido?

Los cultivos pueden tener distintos niveles en los que pueden tolerar la salinidad. Si este nivel de salinidad es bastante mayor a la que puede tolerar el cultivo, el rendimiento puede ser afectado y su efecto comenzará a disminuir.

Para que podamos saber cuál es la cantidad necesaria de abono líquido que podemos utilizar en nuestro cultivo, lo que necesitamos hacer es saber el límite de la capacidad que puede tolerar nuestro cultivo.

Además de esto, fraccionar las aplicaciones del abono puede ser de gran ayuda para que podamos evitar los daños en nuestro cultivo producidos por el exceso de sal en la tierra y también para poder incrementar la cantidad de las semillas que germinen en el cultivo. Por otro lado y para que podamos disminuir el estrés de dicha salinidad, es necesario que apliquemos poca cantidad de abono líquido en intervalos de tiempo un poco más cortos.

¿Cuándo usar el abono líquido que contenga nitrógeno?

El manejo de los abonos líquidos que contengan una gran cantidad de nitrógeno en sus componentes requiere que seamos muy cuidadosos a la hora de utilizarlo, ya que esta sustancia es bastante delicada porque los nutrientes se pueden perder en la tierra.

Tenemos que tener en cuenta que este componente se pierde mediante lo que es la volatilización, la erosión, lixiviación, la escorrentía y la desnitrificación, que se trata de la transformación de manera biológica del nitrato en gas nitrógeno, óxido nitroso y óxido nítrico.

Si no lo aplicamos de una manera correcta, el nitrógeno lixivia con mucha facilidad en los suelos que sean bastante arenosos en comparación con los suelos que tengan una textura fina y la perdida que puede ocurrir puede ser de aproximadamente un 60 % de la cantidad que estamos aplicando en el cultivo.

Si el abono líquido que contenga nitrógeno lo aplicamos mucho antes o en un momento en el que la planta realmente no lo necesite, se puede perder la gran mayoría antes de que el cultivo tenga la posibilidad de poder absorberlo, así que para poder resolver esto, tenemos que disminuir la permanencia de nitrógeno en la tierra antes de que la planta tenga la posibilidad de poderlo absorber.

Aplicar de una manera fraccionada este componente al igual que los que ya hemos mencionado es lo más recomendable, ya que se disminuye la posibilidad de que se pierda dicho elemento y representa una aplicación más eficiente.

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.