¿Cuándo usar micorrizas y trichodermas?

Las micorrizas y trichodermas son hongos beneficiosos para las plantas

Si conocéis un poco el mundo agrícola, seguramente habréis escuchado hablar en algún momento de micorrizas y trichodermas, ¿pero sabéis qué son? Aunque parezca mentira, se trata de dos hongos muy apreciados por los agricultores. Aportan muchísimos beneficios a los cultivos. Eso sí, hay que saber cómo y cuándo usarlos.

Es posible que os pique un poco la curiosidad por saber un poco más sobre las micorrizas y trichodermas. En tal caso, os recomiendo que sigáis leyendo. Explicaremos qué son exactamente, cuáles son sus beneficios y cómo y cuándo utilizarlos. Esta información puede resultar muy útil también para los pequeños huerteros.

¿Qué son y para qué sirven las micorrizas?

Las micorrizas una asociación simbiótica que se da entre un hongo micelio y la raíz de un vegetal

Antes de explicar cuándo usar micorrizas y trichodermas, primero vamos a aclarar qué son, empezando por las micorrizas. Se trata básicamente de una asociación simbiótica que se da entre un hongo micelio y la raíz de un vegetal. De esta manera, ambos crecerán en simbiosis proporcionándose ciertos beneficios el uno al otro.

¿Pero cómo es posible que un hongo beneficie a una planta? Pues bien, este se encarga de absorber tanto el agua como los nutrientes que se encuentran en la tierra. Además, protege a las raíces de algunas enfermedades. En cuanto a la planta, esta le proporcional al hongo micelio los aminoácidos, el azúcar y otras sustancias que necesita, gracias al proceso de la fotosíntesis. Más adelante comentaremos en qué aspectos adicionales se benefician mutuamente ambas formas de vida.

Si todavía os sigue pareciendo una combinación extraña, os voy a dar un dato que afirma la buena relación entre vegetales y hongos: A día de hoy, como mínimo el 90% de toda la vegetación terrestre tienen micorrizas. Dicho de otra manera: Casi todas las plantas de tierra se encuentran en simbiosis con hongos.

Tipos

Cuando hablamos de micorrizas, podemos distinguir dos tipos según la relación que establecen las hifas, que son unos filamentos microscópicos del hongo, con las células pertenecientes a las raíces del vegetal. Son los siguientes:

  1. Endomicorrizas: En este caso, el hongo se deposita en la raíz del vegetal. Primero lo hace de manera intercelular y después acaba penetrando en el interior de las células de las raíces.
  2. Ectomicorrizas: A diferencia de las endomicorrizas, las hifas de las ectomicorrizas no penetran en el interior de las raíces del vegetal, si no que invaden el sistema radicular exteriormente y crean un tipo de manto alrededor de las raíces menos gruesas.

¿Cómo y cuándo usar micorrizas?

Las micorrizas se deben aplicar poco después del post-trasplante

Contestando parcialmente a la pregunta de cuándo usar micorrizas y trichodermas, vamos a hablar primero de las micorrizas. Lo más recomendable es usarlas cuanto antes en lo que es el ciclo de la planta, poco después del post-trasplante para que los hongos se instalen correctamente. Debemos dejar que el micelio se establezca en las raíces entre dos y cuatro semanas antes de aplicar otros productos, como por ejemplo las trichodermas.

Al contrario que estas últimas, las micorrizas no se aplican en riego, si no en semillero y trasplantes de manera manual o automática. Eso sí, debemos tener en cuenta que el nivel de materia orgánica del suelo en cuestión condiciona mucho la instalación del micelio, cuanto más haya, mejor. Vamos a ver las cantidades:
  • Cultivos hortícolas (hidroponía, invernaderos o al aire libre): 3kg/ha a partir del séptimo día tras el trasplante.
  • Fresas y otras bayas: 3kg/ha a partir del vigésimo día tras el trasplante.
  • Cultivos leñosos (vid, olivar, subtropicales y tropicales, frutales de hueso y pepita, cítricos, etc.) jóvenes: 2kg/ha.
  • Cultivos leñosos en producción: 3kg/ha.
Para los cultivos leñosos es importante realizar la aplicación de micorrizas al inicio de la brotación, si son cultivos caducifolios, o a la salida invernal, si son cultivos perennes.

Beneficios en el cultivo

Como ya hemos mencionado anteriormente, tanto hongo como planta se benefician mutuamente mediante una relación simbiótica. Mientras que los micelios obtienen los azúcares que necesitan, las plantas verán aumentadas las reservas de nutrientes para poder crecer y desarrollarse correctamente. Sin embargo, estos no son los únicos beneficios que obtienen los vegetales. Vamos a enlistarlos a continuación:

  • Mejor absorción de nutrientes y de agua.
  • Mayor tolerancia a terrenos salinos y a periodos de sequía.
  • Aumento de la resistencia frente a ataques de otros hongos patógenos que provocan enfermedades.
  • Enriquecimiento del suelo.
  • Mejor crecimiento de la planta gracias al desarrollo óptimo de las raíces.

¿Qué son y para qué sirven las trichodermas?

Las trichodermas aportan muchos beneficios a las plantas

Ahora que ya sabemos algo más sobre las micorrizas, es el turno de las trichodermas. ¿Qué son? ¿Para qué sirven? Pues bien, son un tipo de hongo anaerobio que pertenecen al género Trichoderma spp. Al igual que los micelios, las trichodermas también son muy comunes en los suelos agrícolas de todo el mundo. Además, podemos encontrar estos hongos también en estiércol y en troncos caídos. Son muy polifacéticos, versátiles y beneficiosos para el reino vegetal. Aportan muchísimas ventajas a nivel agrícola, las cuales comentaremos más adelante.

Si bien es cierto que son muy beneficiosas para las plantas, no debemos confundir las trichodermas con las micorrizas. Lo único que tienen en común es que forman parte del reino de los hongos. La diferencia principal que distingue a ambas especies que las trichodermas no dependen de las raíces de los vegetales para vivir, pero sí de otros hongos que se encuentran en la rizosfera, de los cuales se alimentan. Recordad que las micorrizas sobreviven gracias a la asociación simbiótica que realizan con las raíces de las plantas.

También podemos diferenciar ambos tipos de hongos por la función que desempeñan. En el caso de las trichodermas, estas juegan un papel más bien de defensa frente a otros patógenos como bacterias, hongos nemátodos, etc. Las micorrizas, en cambio, ayudan a las plantas a nutrirse.

¿Cómo y cuándo se utiliza la trichoderma?

A la hora de aplicar las trichodermas, lo más recomendable es hacerlo mediante el riego y de forma escalonada. Esto podemos hacerlo a través de mangueras, dispositivos manuales de riego o por los sistemas de riego localizados. Otra forma de aplicación es mediante la mezcla con materia orgánica, como el estiércol o el compost. Antes de aplicar las trichodermas, primero tenemos que hidratar el producto que las contiene con agua durante algunos minutos y agitar.

¿Pero cuándo debemos hacerlo? Podemos aplicar estos hongos una vez realizado el trasplante o en los vegetales repicados a contenedor. Lo más recomendable es hacerlo a partir de los primeros días tras el trasplante, antes de que hayan pasado 15. Respecto a la dosis, esta dependerá de la cepa y de las unidades formadoras de colonias (UFC). Algunos productos que se utilizan habitualmente recomiendan realizar aplicaciones posteriores en algunos momentos puntuales.

Antes de utilizar las trichodermas, es importante que tengamos en cuenta que el suelo debe contener al menos un 1% de materia orgánica, pero idealmente debería ser superior al 2%. De lo contrario, las trichodermas lo tendrán muy difícil para colonizar la tierra por falta de alimentación. Cuando los suelos carecen de materia orgánica, suelen estar muy mineralizados, por lo que no hay apenas hongos de los cuales se pueden alimentar las trichodermas.

Beneficios en el cultivo

Las trichodermas se alimentan de otros hongos

Al igual que las micorrizas, también las trichodermas aportan muchos beneficios a las plantas y en consecuencia también a los cultivos. Entre los más destacables para el sector agrícola se encuentra su uso como agente de control biológico. Hay que destacar que este tipo de hongo crece y se desarrolla de manera muy rápida y que genera muchas enzimas inducibles con la presencia de otros hongo que son patógenos para las plantas.

Como la trichoderma también es capaz de desarrollarse en muchos sustratos diferentes bajo diversas condiciones, resulta muy sencillo producirla en masa para su uso agrícola. Este hongo tiene una gran tolerancia a condiciones ambientes extremas. Por ello se un agente de control excelente, pues habita en los mismos sitios que los hongos que provocan enfermedades a los vegetales. Además, la trichoderma posee la habilidad de sobrevivir a altos niveles de pesticidas y otros químicos. Por ello es una opción ideal para modelos agrícolas intensivos que requieren la recuperación de suelos o la biorremediación.

A parte de todas estas ventajas que aporta la trichoderma, hay más. A continuación vamos a enlistar todos los beneficios que aporta este hongo a los cultivos:

  • Estimula el crecimiento de los vegetales.
  • Protege las semillas frente a otros hongos patógenos.
  • Aporta una protección directa a la tierra y a los terrenos de diferentes cultivos, ya que prolifera en el suelo.
  • Posee poderes antibióticos.
  • Sirve como agente para la biodegradación de agrotóxicos.
  • Es una alternativa viable para ahorrar pesticidas y fertilizantes químicos.
  • Se puede utilizar en sustratos que se emplean bajo condiciones zeopónicos e hidropónicos.
  • Es un sistema biológico de residuo cero, respetuoso para el medio ambiente e inocuo para el ser humano.
 Todas estas ventajas de las micorrizas y trichodermas las convierten en unos microorganismos imprescindibles para los cultivos. Su valor es incalculable a nivel agrícola. No obstante, es muy importante que tengamos en cuenta que estos dos tipos de hongos no son suficientes para controlar y erradicar enfermedades a largo plazo. Lo mejor que podemos hacer es optar por varios métodos para mantener nuestros cultivos sanos.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)