¿Cuándo y cómo se siembran las semillas de césped?

El césped se planta en primavera

El césped es una fantástica alfombra en la que tanto los niños como los no tan niños podemos tumbarnos y disfrutar del sol, el viento fresco, y por supuesto también de nuestros seres queridos, independientemente de si tienen dos piernas o cuatro patas. Sí, en efecto: los perros y gatos también se lo pueden pasan muy bien en él, ya sea descansando o jugando.

Por eso, quizás te preguntes cuándo y cómo plantar césped en el jardín. Y harías bien puesto que si lo sembraras por ejemplo en invierno te arriesgarías a que muchas semillas se echaran a perder. De modo que vamos a resolver tus dudas.

¿Cuándo plantar semillas de césped?

Bueno, primero es importante saber que el césped son hierbas (a veces de un solo tipo o especie, a veces una mezcla de ellas) y que estas por lo general quieren calor y algo de humedad. Por consiguiente, la época ideal para sembrarlo es en primavera. El cuándo exactamente va a depender mucho del clima de cada zona.

Por ejemplo, en mi zona (sur de Mallorca), como realmente no hace frío (solo hay heladas débiles y ocasionales en febrero, de hasta -1,5ºC), y en marzo/abril ya tenemos máximas de 20ºC y mínimas que superan los 10ºC muchos días, la siembra del césped se puede hacer sin problemas a principios de primavera, incluso antes (finales de febrero).

En el caso de que vivas en una zona tropical, con temperaturas mínimas y máximas más o menos estables, entonces puedes sembrarlo en cualquier momento. Tan solo te diré que, si hay alguna época en la que haga más calor y llueva menos, espera mejor a que termine antes de plantar el césped.

¿Cuánto tiempo tarda en germinar la semilla de césped?

De nuevo, depende, esta vez de la propia especie así como de la viabilidad de la semilla. Pero para que te hagas una idea, a los 10-15 días de la siembra ya tienes que ver cómo germinan. Será cuando el color marrón de la tierra comience a mezclarse con el verde de la hierba tierna.

Puede ser bonito, pero también nos puede llevar a pensar que ya lo hemos hecho todo y que el césped crecerá con fuerza a partir de ahora. Y lo hará, pero solo si tenemos en cuenta que hay que evitar pisar la zona hasta que la hierba haya crecido por lo menos unos diez centímetros. No te preocupes: en cuestión de pocas semanas llegará a esa altura.

Ahora bien, ¿por qué hay que esperar? Bien, pues es porque las semillas de las hierbas son muy pequeñas, de un centímetro o menos. Una persona adulta pesa un promedio de 60-70kg, y cuando pisamos la tierra que tenemos justo debajo de los pies se »hunde» más o menos dependiendo de lo suelta que esté, pero lo suficiente para que una semilla quede más enterrada de lo que debería.

El césped necesita luz para poder germinar, tanto, que lo normal es sembrarlo ‘a voleo’ y dejarlo tal cual. Pero si antes de que crezca los perros y/o gatos pasan por la zona, o si somos nosotros los que caminamos por el terreno, esas semillas se perderán. Incluso si los animales hacen sus necesidades, las plántulas morirán quemadas. Por esto, es importante que si hay niños y/o animales se valle temporalmente la zona.

¿Cómo plantar semillas de césped?

Si te animas a plantar o sembrar césped, te recomendamos seguir este paso a paso:

  1. El primero es preparar el terreno: tienes que quitar las piedras y la hierba, así como remover la tierra con un motocultor (o una azada, si la zona es pequeña).
  2. Después, tienes que nivelarlo con un rastrillo. No es necesario que quede perfecto, pero sí que es aconsejable que no haya ‘bultos’.
  3. Instala un sistema de riego por goteo. Es imprescindible para que el césped pueda estar sano.
  4. Durante unos días, riega el terreno a fin de que las semillas de la maleza que queden germinen. Una vez lo hagan, retíralas ya sea pasando el motocultor de nuevo o con un herbicida (nosotros te aconsejamos el motocultor o la azada, por ser menos dañino con el medio ambiente).
  5. Si ves que el terreno se encharca, extiende una capa de arena de cuarzo (o perlita, si no es muy amplio, que puedes comprar aquí) y mézclalo con una azada. El encharcamiento puede pudrir el césped.
  6. Ahora, echa una capa de unos diez centímetros de mantillo (en venta aquí) por encima y nivela el terreno de nuevo. Así conseguirás que las semillas germinen bien, obteniendo los nutrientes que necesitan desde el primer día.
  7. Después, has de sembrar las semillas del césped. Una manera fácil de hacerlo es cogiendo un puñado, e ir esparciéndolas por el terreno procurando que no queden montones. Luego solo quedará pasarle un rodillo para dejarlo más uniforme.
  8. Y para acabar, riega.

¡Que disfrutes de tu césped! Ahora, has de cuidarlo, y puedes hacerlo siguiendo estos consejos:

Artículo relacionado:
¿Cuáles son los cuidados del césped?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.