¿Cuántos tipos de cactus hay y cómo se cuidan?

Cactus en un jardín botánico

Los cactus son plantas igualmente queridas y detestadas. Las espinas pueden hacer mucho daño, pero a menudo es precisamente eso lo que gusta tanto a las personas; y eso por no hablar de lo preciosas, aunque poco duraderas, que son sus flores. Otro gran atractivo de estas plantas es que existen muchos tipos de cactus muy diferentes entre sí, por lo que invitan a coleccionarlos.

Muchos de ellos se pueden tener en maceta durante toda su vida, pero hay otros que, debido a su tamaño, es mejor cultivarlos en el jardín. Pero, ¿sabes cuántos tipos de cactus hay?

Ejemplar de Eriosyce bulbocalyx

Eriosyce bulbocalyx

Generalidades de los cactus

Los cactus (familia Cactaceae) son plantas que comenzaron su evolución hace unos 40 o 50 millones de años. A diferencia del resto de vegetales, no tienen hojas (aunque hay excepciones), sino que poseen espinas. La tarea de hacer la fotosíntesis ha recaído en el tallo, que en la mayoría de especies es de color verde. Ese mismo tallo es el que contiene la preciada agua. 

Por ello pueden soportar grandes periodos de sequía, pero eso no significa que no necesiten un aporte de agua, que es por lo que muchas cactáceas plantadas en los jardines se pierden o enferman. Incluso los cactus de los climas más secos de la Tierra, como el desierto de Atacama reciben un aporte regular de agua gracias a las brumas. Un hombre experto en cultivarlas me dijo una vez que un cactus necesita mucha más agua de la que le damos, y un sustrato que drene muy, muy bien, como el pómice o la arena de río. 

Cactus Ferocactus viridescens

Ferocactus viridescens

Además de un buen sustrato y agua, también necesitan alimento. Son seres vivos y para poder crecer es preciso que tengan un aporte regular de abono durante la primavera y el verano. Así, es importante que los abonemos con un abono para cactus siguiendo las indicaciones especificadas en el envase, o con Nitrofoska echando una cucharada pequeña sobre la superficie del sustrato cada 15 días.

Y esto es algo que tenemos que hacer con las 2500 especies distribuidas en más de 200 géneros de cactus que existen actualmente, independientemente de su forma y tamaño. Al existir tantas especies y haber tantos tipos de cactus distintos es muy complicado hablar en general de sus cuidados, por lo que vamos a separarlos en subfamilias y después en tribus, para intentar ser lo más exactos posibles. Hay que tener en cuenta que esta clasificación puede cambiar de un día para otro. Después los separaremos por su forma para que sea más sencillo. 

Cactus de Mammillaria pseudoperbella en flor

Mammillaria pseudoperbella

Tipos de cactus taxonómicamente

Lo que tienen todas estas plantas en común y nos permite diferenciar un verdadero cactus de una planta similar de otra familia es la presencia de areolas, unos braquiblastos modificados que solo existen en esta familia. De ellos salen las flores, hojas, espinas, nectarios y ramificaciones. Aquí vamos a organizar los tipos de cactus de acuerdo a la clasificación taxonómica.

Subfamilia Pereskioideae  

Frutos de Pereskia grandifolia, uno de los cactus más primitivos

Pereskia grandifolia              

Solo incluye el género Pereskia. Se trata de los cactus más primitivos, hasta el punto de que no parecen cactus. Tienen crecimiento arbóreo o arbustivo, con hojas bien desarrolladas. Sus flores son similares a las de los rosales silvestres, lo que les da el nombre de cactus rosal. Generalmente quieren mayor humedad que el resto de cactus, puesto que sus hojas permiten escapar mucha agua por transpiración. Son tropicales, pero la mayoría toleran temperaturas cercanas a los -3ºC. Principalmente habitan Centroamérica.

Subfamilia Maihuenioideae

Forma de Maihuenia poeppigii

Maihuenia poeppigii

Solo incluye el género Maihuenia, otro de los cactus más primitivos. Tienen hojas, pero poco desarrolladas, de aspecto similar a las de Austrocylindropuntia, género con el que es fácil confundirlos. Tienen un crecimiento amacollado, tallos de aspecto frágil y largas espinas. Flores similares a las de la familia Opuntioideae. Muy resistentes al frío y al exceso de humedad, pero no tanto al calor. Endémicas de Sudamérica.

Subfamilia Opuntioideae

Esta subfamilia incluye 5 tribus bastante diferentes entre sí. Las características comunes de todas ellas son las siguientes: espinas de tipo arpón, que se quedan clavadas en los animales; presencia de gloquidios, unas espinas muy pequeñas que se desprenden con el contacto y son muy irritantes, cuya función básica es disuadir a los depredadores; presencia de hojas, persistentes o caducas y crecimiento principalmente por artejos (tallos cortos que pierden el ápice tras el primer crecimiento).

Tribu Austrocylindropuntieae

Austrocylindropuntia subulata, uno de los cactus más comunes

Austrocylindropuntia subulata

Endémicas de Sudamérica. Incluye los géneros Austrocylindropuntia y Cumulopuntia, plantas completamente diferentes.

  • Austrocylindropuntia: tiene hojas alargadas, normalmente persistentes durante un año o más, salvo en condiciones de sequía que las tiran. Sus tallos no pierden el ápice, por lo que siguen creciendo hasta varios metros de alto, careciendo del típico crecimiento por artejos de la familia. Suelen ser arbustos de al menos un par de metros de altura. Suelen soportar bien el calor, el frío, la sequía y el exceso de agua.
  • Cumulopuntia: plantas muy pequeñas y compactas, con grandes espinas muy numerosas y hojas diminutas que caen a los pocos días. Los artejos son cilíndricos o esféricos y muy cortos (no suelen pasar de 2cm de largo).

Tribu Cylindropuntieae

Cylindropuntia tunicata

Cylindropuntia tunicata

Incluye cuatro géneros, dos especializados en la reproducción vegetativa transportados por animales y dos que se hacen arbolillos.

  • Cylindropuntia y Grusonia: Crecimiento por artejos cilíndricos con grandes espinas afiladísimas. Estos artejos se desprenden de la planta con gran facilidad, de forma que cuando los roza un animal se le quedan enganchados y los transporta a otros lugares. Tienen hojas, pero solo mientras desarrollan los artejos nuevos. La diferencia fundamental entre estos dos géneros es que Cylindropuntia se hacen plantas grandes, llegando a poder considerarse árboles algunas especies, y Grusonia son plantas muy pequeñas que no se suelen elevar más de unos 10cm. Se pudren con cierta facilidad, por lo que necesitan muy buen drenaje. En general muy resistentes al frío. Las Cylindropuntia son uno de los tipos de cactus más peligrosos.
Pereskiopsis spathulata detalle

Pereskiopsis spathulata

  • Pereskiopsis y Quiabentia: Crecimiento continuo por ramas finas. Tienen grandes hojas persistentes, similares a las de Pereskia (de ahí su nombre). Quiabentia llega a formar un arbolillo, mientras que Pereskiopsis tiene un crecimiento arbustivo. No soportan el frío, pero sí el exceso de humedad. Debido a la finura de sus tallos y a su vigor, Pereskiopsis se utiliza para injertar cactus recién germinados.

Tribu Opuntieae

Consolea rubescens detalle

Consolea rubescens

Las chumberas y similares. Estos tipos de cactus tienen un crecimiento por artejos aplanados (cladodios), con hojas que se mantienen en la planta solo durante el crecimiento de los cladodios nuevos. Incluye los siguientes géneros:

  • Opuntia: Aquí se incluyen las chumberas o nopales comestibles y muchas plantas similares. Pueden medir desde unos pocos centímetros hasta varios metros, aunque sus cladodios suelen ser siempre medianamente grandes. Generalmente soportan bien el frío y no son delicadas con el tipo de sustrato.
  • Brasiliopuntia y Consolea: dos géneros de opuntias arborescentes. Suelen tener dos tipos de crecimiento, uno con tallos más cilíndricos y continuos que forman el tronco principal y cladodios típicos que forman las ramas laterales. No toleran las heladas.
  • Tacinga: Generalmente tienen un aspecto similar a otras opuntias, pero de menor tamaño, con la mayor diferencia siendo las flores, que son mucho más pequeñas y menos llamativas. Algunas especies tienen un crecimiento con tallos cilíndricos y a veces incluso continuos.
  • Miqueliopuntia: de aspecto idéntico a una Cylindropuntia, pero que curiosamente está poco emparentada con ellas.
  • Tunilla: de crecimiento similar a Cumulopuntia pero con cladodios en vez de artejos cilíndricos.

Tribu Tephrocacteae

Tephrocactus geometricus deshidratado

Tephrocactus geometricus

Con dos géneros, Maihueniopsis (también conocido como Puna) y Tephrocactus. Son plantas medianas a pequeñas, de artejos generalmente cilíndricos o esféricos. Tienen hojas diminutas solo mientras desarrollan los artejos nuevos. Esta tribu incluye algunos de los cactus más buscados por coleccionistas debido a sus aspectos curiosos, como Maihueniopsis clavata, cuyos artejos parecen setas o Tephrocactus articulatus var. strobiliformis, cuyos artejos parecen piñas. Requieren muy poca agua y sustratos con un drenaje excelente, puesto que son muy dados a pudrirse. Soportan muy bien el frío.

Tribu Pterocacteae

Pterocactus tuberosus en flor

Pterocactus tuberosus

Con un solo género, Pterocactus. Son plantas pequeñas de tallos cilíndricos que salen de la base, casi sin ramificaciones. De espinas no muy agresivas y flores generalmente terminales que les da un aspecto curioso al florecer. Otro interés de estas plantas es que normalmente tienen raíces tuberosas que les da aspecto de planta caudiciforme al exponerlas. Bastante resistentes al fío.

Subfamilia Cactoideae

La subfamilia más numerosa de cactus. Incluye tanto los cactus típicos, columnares y tipo barril, como los cactus epífitos. Siembre carecen de hojas y las espinas son rígidas y se mantienen unidas a la planta. En general todos quieren sustratos muy drenantes y bastante sol. Incluye nueve tribus y muchos géneros, por lo que vamos a verlos rápidamente centrándonos solo en algunas características importantes.

Tribu Browningieae

Browningia candelaris en hábitat

Browningia candelaris

Incluye los géneros Armatocereus, Browningia, Jasminocereus, Neoraimondia y Stetsonia. Son generalmente cactus columnares con ramificación elevada y poco estructurada, por lo que tienen aspecto de árbol. Habitan en América del sur. Flores medianas o pequeñas, generalmente nocturnas.

Tribu Cacteae

Echinocactus grusonii en jardín

Echinocactus grusonii

Incluye los géneros Acharagma, Ariocarpus, Astrophytum, Aztekium, Coryphantha, Digitostigma, Echinocactus, Echinomastus, Epithelantha, Escobaria, Ferocactus, Geohintonia, Leuchtenbergia, Lophophora, Mammillaria, Mammilloydia, Neolloydia, Obregonia, Ortegocactus, Pediocactus, Pelecyphora, Sclerocactus, Stenocactus, Strombocactus, Thelocactus y Turbinicarpus. En esta tribu se encuentran casi todos los típicos cactus barril (Echinocactus grusonii, el asiento de suegra, se encuentra en esta tribu). Pueden tener solo un tipo de areola de la que salen todas las estructuras o tener unas con solo espinas y otras para las flores y ramificaciones, como en el caso de las mammillarias. También se incluyen en esta tribu los cactus con formas más raras, como Leuchtenbergia y Digitostigma, que presentan unos tubérculos muy alargados. Flores desde medianas a muy pequeñas, generalmente diurnas.

Tribu Calymmantheae

Detalle de las flores de Calymmanthium substerile

Calymmanthium substerile

Incluye un solo género, Calymmanthium. Se hacen árboles o arbustos poco ramificados. Sus tallos tienen las costillas muy marcadas y espinas más bien débiles. Flores de mediano tamaño, diurnas. No se suele cultivar, por lo que no hay mucha información sobre sus requerimientos.

Tribu Cereeae

Fruto de Cereus validus

Cereus validus

Incluye los géneros Arrojadoa, Brasilicereus, Cereus, Cipocereus, Coleocephalocereus, Melocactus, Micranthocereus, Pierrebraunia, Pilosocereus, Praecereus, Stephanocereus y Uebelmannia. Generalmente son cactus columnares que ramifican desde el suelo, por lo que tienen un crecimiento más bien arbustivo (una excepción es Melocactus, que tiene un aspecto globoso hasta que empieza a florecer y nunca ramifica).  Algunos miden unos pocos centímetros y otros sobrepasan los 10m de altura.

Tribu Hylocereeae

Epiphyllum oxypetalum en flor

Epiphyllum oxypetalum

Incluye los géneros Disocactus, Epiphyllum, Hylocereus, Pseudorhipsalis, Selenicereus y Weberocereus. Son cactus trepadores que prefieren sustratos más orgánicos que la mayoría y algo de sombra, además de un soporte donde crecer. Para engancharse suelen utilizar raíces aéreas. Suelen tener pocas costillas muy marcadas. Sus flores son muy grandes y generalmente nocturnas. La pitahaya (Hylocereus spp.) se incluye aquí.

Tribu Notocacteae

Eriosyce curvispina en flor

Eriosyce curvispina

Incluye los géneros Austrocactus, Blossfeldia, Cintia, Copiapoa, Eriosyce, Eulychnia, Frailea, Neowerdermannia y Parodia. Son cactus pequeños y normalmente redondeados, con la excepción de Eulychnia, que es un género de cactus columnares bastante altos. Las flores son diurnas, medianas o pequeñas. Habitan generalmente el sur de Sudamérica.

Tribu Pachycereeae

Carnegiea gigantea, el saguaro

Carnegiea gigantea

Incluye los géneros Acanthocereus, Bergerocactus, Carnegiea, Cephalocereus, Corryocactus, Echinocereus, Escontria, Leptocereus , Myrtillocactus, Neobuxbaumia, Pachycereus, Peniocereus, Polaskia, Pseudoacanthocereus y Stenocereus. Casi todos cactus columnares de gran tamaño. En esta tribu se encuentran los famosos saguaros (Carnegiea gigantea) y los cactus más grandes del mundo (Pachycereus pringlei). Sus flores suelen ser medianas y diurnas. Habitan desde centroamérica hasta el centro de Norteamérica.

Tribu Rhypsalideae

Schlumbergera truncata, el cactus de navidad

Schlumbergera truncata

Incluye los géneros Hatiora, Lepismium, Rhipsalis y Schlumbergera. Son cactus epífitos de flores desde medianas a diminutas. En cultivo prefieren estar a la sombra en un sustrato similar al de las orquídeas. Los cactus de navidad (Schlumbergera truncata) y de pascua (Hatiora gaertneri) se encuentran en esta tribu.

Tribu Trichocereeae

Echinopsis oxygona en flor

Echinopsis oxygona

Incluye los géneros Acanthocalycium, Arthrocereus, Brachycereus, Cleistocactus, Denmoza, Discocactus, Echinopsis, Espostoa, Espostoopsis, Facheiroa, Gymnocalycium, Haageocereus, Harrisia, Leocereus, Matucana, Mila, Oreocereus, Oroya, Pygmaeocereus, Rauhocereus, Rebutia, Samaipaticereus, Trichocereus, Weberbauerocereus, Yavia y Yungasocereus. Es extremadamente variable, con todo tipo de cactus, columnares, redondeados, grandes, pequeños, de flores diurnas, nocturnas, grandes, pequeñas… Algunos de los cactus más cultivados en climas fríos (Cleistocactus strausii) y de flores más llamativas (Echinopsis spp.) se encuentran aquí. Todos son de Sudamérica.

Tipos de cactus según su forma y cuidados

Lo más fácil es clasificarlos de esta forma, incluyendo solo los más comunes. Todos los tipos de cactus necesitan sustratos muy drenantes.

  • Columnares: necesitan pleno sol y sustratos minerales.
  • Tipo opuntia: prefieren pleno sol y sustratos minerales, soportando generalmente suelos de mala calidad.
  • Cactus barril: quieren mucho sol, pero con algo de sombra, y sustratos minerales.
  • De raíz napiforme: necesitan un sustrato casi completamente mineral y extremadamente drenante, puesto que se pudren con facilidad. Pleno sol o algo de sombra.
  • Cactus de selva: toleran sustratos bastante orgánicos y prefieren estar en semisombra. Necesitan riegos algo más frecuentes que el resto.

Cactus sin espinas

Astrophytum asterias en flor

Astrophytum asterias

Para todos a los que les gusta el aspecto de los cactus, pero no tanto tener que lidiar con espinas, hay muchas especies que les pueden interesar.

  • La mayoría de cactus epífitos y trepadores carecen de espinas, pero es cierto que no tienen la forma típica de cactus.
  • En cuanto a las opuntias, Opuntia microdasys ‘caress’ y Opuntia ficus-indica ‘inermis’ carecen de ellas.
  • De cactus tipo barril, las Rebutia aunque tienen espinas, no son dañinas. Los peyotes (Lophophora spp.) y Astrophytum asterias generalmente no tienen.
  • Para el resto, los que tengan la palabra ‘inermis’ detrás del nombre científico no tendrán espinas.

¿Conocías todos estos tipos de cactus? Si quieres más información, haz clic aquí.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.