¿Cómo se cuida un bonsái de pino piñonero?

Bonsái de pino piñonero trabajado

Imagen – Veterinariadigital.com

Las coníferas, y sobretodo la gran mayoría de las especies del género Pinus, se pueden trabajar relativamente bien como bonsái. Al tener las acículas (hojas) muy finas y cortas, y un ritmo de crecimiento medio-lento, con el tiempo se puede conseguir una obra de arte asombrosa.

Uno de los más interesantes es el Pinus pinea, ya que le encanta el sol y es además apto para principiantes. Veamos cuáles son los cuidados del bonsái de pino piñonero.

Ubicación

El pino piñonero es un árbol perennifolio natural de la cuenca mediterránea, algo que viene bien saber porque sólo con eso ya sabremos que soporta el viento salino y que no necesita tanta agua como sí la podría necesitar por ejemplo un roble. Pero para que pueda crecer en condiciones es muy importante que coloques tu bonsái en el exterior, preferiblemente en donde le dé el sol directo.

Maceta y sustrato

La maceta de bonsái debe ser relativamente profunda, pues las raíces de estas plantas tienden a crecer bastante. Rellénala con la akadama mezclada con kiryuzuna al 30%, o bien haz esta otra mezcla: 1/2 arena de río, 1/4 de mantilla y 1/4 de akadama.

Riego y abonado

Si hablamos del riego, debes evitar el encharcamiento. Riega sólo cuando el sustrato esté seco, y no te olvides de abonarlo con un abono específico para bonsáis desde primavera hasta otoño.

Poda

  • Pinzado: desde finales de primavera hasta principios de verano se pinzan las acículas sanas. Esto provocará la brotación de nuevas acículas, las cuales tendremos que cortar de uno a dos tercios de su longitud total hacia comienzos de otoño.
  • Poda de formación: se realiza a finales de invierno. Los estilos que se aceptan son todos menos el Kabudachi, Observa el tronco y la disposición de las ramas principales, y respeta su movimiento. Así te será más sencillo darle un aspecto ideal.

Alambrado

Sólo si es necesario. Se puede hacer todo el año, especialmente en otoño e invierno. Utiliza un alambre grueso, pues al tener las ramas muy flexibles al retirarlo volverían a su posición inicial. Tienes que dejárselo de 1 a 2 años, revisándolo de tanto en cuando para evitar que queden marcas en la corteza.

Trasplante

El trasplante se realiza a finales de invierno cada 2 años. Déjale parte del sustrato antiguo, e intenta que el pino no acabe en ningún momento con la raíz desnuda, ya que podría morir.

Pasado un mes, podrás volverlo a abonar.

Alambra tu bonsái de pino sólo si es necesario

Imagen – nordicnebari.blogspost.com

Esperamos que ahora sepas cómo cuidar de tu bonsái de pino piñonero.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *