¿Cuáles son los cuidados de la bromelia?

Aechmea fasciata

Aechmea fasciata

Hablar de la bromelia es hablar de una planta tropical cuyas hojas e inflorescencias son tan decorativas que gusta tenerla en casa. Sin embargo, al ser originaria de las selvas cálidas y húmedas del planeta, cuidarla correctamente puede resultar una tarea muy complicada.

Las corrientes de aire, así como las temperaturas bajas, le perjudican seriamente hasta el punto de que la podemos perder si no hacemos algo para evitarlo. Pero, ¿el qué?

Nidularium procerum

Nidularium procerum

Me encanta la bromelia. Es un tipo de planta del cual me enamoré hace ya años. Pero siempre que compraba una se me moría ese invierno, y eso que en donde vivo la temperatura mínima no es demasiado baja (de -2ºC). A pesar de que la cuidaba como mejor sabía, llegaban las heladas de febrero y poco después me encontraba la planta podrida. Cogías las hojas más nuevas, y te las llevabas contigo, lo cual era, y es, una pena.

Afortunadamente, la experiencia hace mucho y ahora te puedo decir lo que puedes hacer para evitar que te pase lo que me ha pasado a mí en varias ocasiones. Y el primer consejo que te voy a dar es que adquieras la planta en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. Aunque la vayas a tener en casa todo el año, si la adquieres cuando haya pasado el invierno te asegurarás de llevarte una planta sana, que tendrá todo un año para adaptarse a las condiciones de tu hogar, y también a los cuidados que le des.

Billbergia pyramidalis

Billbergia pyramidalis

Además, durante esta estación podrás hacer algo que va a resultar clave para su supervivencia: cambiarla de maceta. Normalmente, las plantas consideradas de interior se plantan en macetas sólo con turba negra, que es una tierra que no tiene muy buen drenaje. Por este motivo, nada más adquirirla es aconsejable que la pases a una maceta unos 4-5cm más amplia y profunda, y rellenarla con una primera capa de 2cm de greda volcánica, pómice o cualquier material similar, y con turba negra mezclada con un 20% de perlita.

De esta manera, cada vez que riegues el agua sobrante saldrá rápidamente, de modo que las raíces, al no estar encharcadas, podrán realizar sus funciones sin problemas. Pero claro, ¿cuándo regar?, y ¿cómo?

Bromelia humilis

Bromelia humilis

Para saber cuándo hay que regar tan sólo tendrás que fijarte en cómo son sus hojas: si las tiene duras, tendrás que regar el sustrato cada 2-3 días, espaciando los riegos en los meses más fríos; en cambio, si las tiene blandas, tendrás que ver cuánta agua le queda en el centro de la roseta: si ves que tiene poca, entonces podrás echarle más, directamente en el centro. Usa para el riego agua de lluvia o sin cal.

Y, ¿qué hacer en invierno? Bueno, en invierno toca proteger la planta de las corrientes de aire procedentes de la calefacción y de las ventanas en el caso de que las tengamos abiertas. Pero no sólo basta cambiarla de sitio, llevándola a una habitación en la que también entre mucha luz natural, sino que además tendremos que asegurarnos de la humedad ambiental es alta, colocándole vasos de agua alrededor. No recomiendo pulverizarla ya que como en invierno la planta apenas crece, el agua que se quede en la superficie de las hojas podría asfixiarla.

Seguro que con estos consejos tu bromelia crecerá de maravilla 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *