¿Cómo se cuida la Passiflora incarnata?

Passiflora incarnata en flor

La Passiflora incarnata es una planta trepadora de muy rápido crecimiento cuyas flores llaman mucho la atención, no sólo por lo decorativas que resultan, sino también por su agradable aroma. Se puede tener en el interior del hogar, o en el exterior si el clima es suave.

Además, se usa habitualmente como planta medicinal, ayudando a calmar los nervios en casos de ansiedad o estrés, o como cataplasma para tratar heridas y quemaduras. ¿Te gustaría saber cómo se cuida?

Passiflora incarnata

La Passiflora incarnata es una trepadora que crece hasta los 9 metros de altura. Sin embargo, se puede podar a finales de primavera para tenerla más baja con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia. Por este motivo, es una planta ideal para tener en interiores, bueno, por eso y porque se adapta bien a las condiciones del hogar. De hecho, lo único que debemos tener presente es que tiene que estar ubicada en una habitación en la que entre mucha luz natural, ya que de lo contrario su desarrollo no sería el adecuado.

En cuanto al riego, tiene que ser frecuente, sobretodo durante los meses cálidos, pero evitando el encharcamiento. Así, regaremos de dos a tres veces por semana en verano, y no más de dos el resto del año. Es importante que, después de regar, le quitemos el agua sobrante del plato, para evitar que las raíces se pudran.

Passiflora incarnata

Para que pueda continuar creciendo año tras año, es muy recomendable cambiarla de maceta cada 2 años, en primavera, añadiendo sustrato de cultivo universal nuevo. Además, debemos abonarla con abonos líquidos en primavera y verano, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto. Así producirá una gran cantidad de preciosas flores.

La Passiflora incarnata es una de esas plantas cuyas flores embellecen cualquier rincón. Anímate a tener una en tu hogar, y presume de planta 😉 .

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *