Cuidados de la Peonía

Cuidados de la peonía: Características

La peonía es una de las flores más llamativas que puedes tener tanto en tu jardín como en la terraza. Se adapta muy bien a vivir en cualquier tipo de suelo, incluso en los calcáreos, por lo que sólo tendrás que hacerte una pregunta cuando vayas a comprar una: ¿cuál me llevo?

Hay muchas variedades y todas ellas son realmente espectaculares: las hay con flores rosas, rojas, blancas o púrpura, con un agradable aroma. ¿Quieres saber cómo se cuida? Descubrámoslo.

Características de la peonía

La peonía es una planta arbustiva de hoja caduca que se cultiva desde hace más de 2.000 años en China y Japón. Su nombre chino, »sho yu», significa la más bonita. Si bien no podemos afirmar tal cosa, puesto que cada uno tiene sus gustos y preferencias, sí que es cierto que es muy decorativa y muy elegante.

De nombre científico Paeonia, su nombre se lo debe a Peón, un discípulo de Asclepio, el dios de la medicina, que, según la leyenda, estaba celoso de su valía y lo transformaron en esa flor.

A Europa no llegó hasta el siglo XVII y se caracteriza por tener una forma redondeada, con pétalos grandes. Estos pueden ser básicos (es decir, pocos pétalos), semi-dobles, dobles… Se sabe que existen 30 variedades aceptadas, divididas entre especies lechosas y herbáceas. Para que te hagas una idea, las herbáceas no llegan al metro de altura y se desarrollan más en horizontal. Por su parte, las peonías arbustivas tienen tallos leñosos y pueden crecer hasta los dos metros fácilmente.

A pesar de que en los países orientales siguen conservando el uso medicinal de la planta, en el caso de Europa se ve más como una de las flores destacadas para arreglos florales, para ramos de novia, etc.

Especies o tipos

Si bien te hemos dicho que hay 30 especies diferentes de peonías, lo cierto es que se pueden encontrar hasta 40 de ellas. No todas son igual de conocidas, algunas son más características que otras.

Así, las más habituales son:

  • Paeonia officinalis. Se trata de una planta perenne y herbácea, que puede alcanzar los 70 cm de altura. Tiene las hojas grandes, igual que las flores, que pueden ser de 13 cm de ancho y en forma de cáliz.
  • Paeonia anomala. Es algo diferente de las habituales, sobre todo en su centro. Mide entre 50cm y 1 metro de altura y casi siempre echa solo una flor (en realidad puede tener varias, pero de todas ellas solo una florece completamente). Estas pueden ser rojas, rosas o blancas (estas dos últimas son muy raras).
  • Paeonia lactiflora. También conocida como peonía china, o rosa sin espinas. Es originaria de Asia y del Tibet y Siberia y destaca, no tanto por su altura, que es de entre 60 y 100 cm, sino por las flores redondas, de entre 8 y 16 cm de diámetro, y con 5-10 pétalos que pueden ser rosas, blancos o color carmesí. En el centro, para contrastar, tienes unos estambres amarillos.
  • Paeonia cambessedesii. Esta es originaria de Mallorca y crece entre 45 y 60 cm. Lo más llamativo son sus flores rosas, de entre 6 y 12 cm de diámetro, con estambres púrpuras con puntas amarillas.

Guía de cuidados

Su ritmo de crecimiento es lento, pero constante. Crece hasta una altura de unos 60cm, por lo que es una de las mejores opciones para formar arriates o setos de flor.

Para verse espectacular, necesita los siguientes cuidados:

  • Ubicación: semisombra. Puede estar a pleno sol si el clima es templado.
  • Riego: frecuente, entre 2 y 3 veces por semana en verano, y 1-2/semana el resto del año.
  • Abonado: desde primavera hasta finales de verano, es muy recomendable abonar con un abono líquido como el guano.
  • Poda: se pueden podar las ramas viejas después de la floración. Aconsejable quitar los chupones que le crezcan a principios de primavera, además de las flores marchitas. Si te creciera en exceso, rebaja su altura tanto como desees a finales del invierno.
  • Trasplante: se debe de hacer con sumo cuidado, en primavera, antes de que broten sus hojas. Si la quieres tener en maceta, puedes usar sustrato universal para plantas, mezclándolo con un 20% de perlita para evitar el encharcamiento.

Así tendrás una Peonía espectacular en tu jardín.

Veamos cómo se cuida en maceta:

Cuidados de la peonía en maceta

Cuidados de la peonía en maceta

Lo primero de todo es saber dónde comprar peonías en maceta. Y es que, si bien de vez en cuando en ciertos supermercados nos ofrecen ofertas muy suculentas (por bajos precios) de estas plantas, muchas veces han sufrido y son más difíciles de sacarlas adelante.

Por eso, es más recomendable comprarlas en un vivero o en una floristería. Eso sí, no elijas ejemplares que acaben de llegar, porque no sabes cómo vienen, es mejor esperarse a que los profesionales las “asienten” para poder estar seguro de que no se te va a morir.

Una vez la tengas en casa, debes tener en cuenta los siguientes cuidados de la peonía:

  • Iluminación: necesitan mucha luz, así que si la tienes dentro de casa hay que colocarla siempre al lado de una ventana con iluminación, a poder ser al sur u oeste ya que es la mejor orientación para las plantas. Tienes que proporcionarle entre 6 y 8 horas de luz. Si está en el exterior, sitúala en un lugar donde tenga al menos 6 horas de luz y el resto de sombra.
  • Riego: en primavera y verano debes estar atenta para que la tierra de la maceta no se seque, ya que sufre si eso pasa. Las peonías son flores a las que les gusta mucho el agua, y por eso no puedes dejar que tengan sequía. Dependiendo de dónde vivas, deberías regar un mínimo de dos veces a la semana desde primavera a otoño; y una a la semana en invierno. Si el verano es más caluroso, amplia a 3-4 veces. Es mejor regar más veces y en menor cantidad (para evitar problemas de hongos) que menos veces y ahogarla demasiado.
  • Plagas: de por sí las peonías son plantas muy resistentes. Pero en una maceta hay un problema añadido: la humedad. Si te pasas con el riego o bien hay mucha humedad en el ambiente esto puede crear hongos o enfermedades como la botritis. Otro de los problemas es por una falta de luz, que hará que tus peonías empiecen a tener un moho gris (en ese caso tienes que ponerla al sol para intentar paliar el problema).
  • Trasplante: no le gusta nada, así que desde el principio debes ponerla en un recipiente bastante grande para que se desarrolle, pero no hay que moverla más (salvo que sea por fuerza mayor, claro).
  • Podas: Según la especie que tengas, la poda será de una manera o de otra. Por ejemplo, en las peonías arbustivas la poda es mínima, la suficiente para eliminar las ramas que tenga secas, y siempre a finales del invierno. Pero, en el caso de las herbáceas, se suele cortar a ras del suelo para que rejuvenezca.

Curiosidades

Antes de dejar el tema, nos gustaría proporcionarte alguna información, a modo de curiosidades, que deberías saber sobre las peonías.

¿Cuál es la temporada de las peonías?

Cuál es la temporada de las peonías

Desde mayo hasta finales de julio vas a poder tenerlas en tu jardín, o en una maceta, y ver el espectáculo que ocurre cuando la flor se abre. De hecho, es una parte preciosa del proceso que no deberías perderte.

Normalmente, en los meses de mayo y junio es cuando tienen la madurez suficiente para florecer, y has de saber que, cuando tienen los capullos de flores, tardan 4-5 días en abrir.

Eso sí, ten en cuenta que cuando la compramos en las tiendas, aunque elijas un ejemplar con muchas flores cerradas, estas pueden tardar bastante más de esos 4-5 días. Esto es debido a que se les echa un producto que lo que hace es proteger las flores cerradas, pero también impedirles que se abran a su tiempo. ¿Podemos evitarlo? Por supuesto, basta con coger un paño y, con agua tibia, limpiar esos capullos para que sigan su curso natural.

¿Dónde se dan las peonías?

Al principio, las peonías eran solo “exclusivas” de China, Japón y otros países orientales. Con el tiempo, empezaron a llegar a Europa y se fueron distribuyendo por casi todo el mundo. Ahora, es muy fácil que las peonías se encuentren por la parte del mediterráneo, ya que el clima y las condiciones que ofrece son de las mejores para estas plantas.

Pero esto no quiere decir que no puedan estar en otros lugares.

¿Qué significa que te regalen peonías?

¿Qué significa que te regalen peonías?

¿Quieres saber cuál es el significado de la peonía? Pues este tiene relación con la felicidad y la belleza de una mujer. Se dice que, si la incluyes en la decoración del hogar siguiendo las enseñanzas del Feng Shui, estarás atrayendo el amo y la fortuna.

Por tanto, en el caso de que te regalen peonías, lo que están queriéndote decir es que buscan la felicidad para ti, y, en algunos casos, que aprecian la belleza que hay en ti (que no tiene por qué ser solo la belleza exterior, sino también la interior).

Por ejemplo, en el caso de usar peonías blancas en un ramo de flores, lo que se está queriendo decir es que envías tus mejores deseos en la vida a esa persona.

¿Te has hecho fan ya de las peonías?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.