Cuidados de la planta helecho

El hecho es una planta primitiva. Apareció hace unos 420 millones de años y, aunque a día de hoy han evolucionando creando así lo que etiquetamos como ”nuevas especies”, sus características siguen siendo las mismas que las que tenían en el pasado. Esto en la práctica a nosotros nos resulta muy interesante, ya que es un ser vegetal precioso, elegante, que no suele ser nada difícil de cuidar.

Pero así y todo es importante saber cuál es el mantenimiento de la planta helecho, ya que de lo contrario podríamos llevarnos algún que otro disgusto.

Protégela del sol directo

El helecho es una planta que quiere estar en una zona luminosa, pero sin sol directo. De hecho, si estuviera expuesto al astro rey durante todo el día, en nada de tiempo acabaríamos por echarla al montón de compost. Pero eso no significa que tenga que estar en sombra total, ya que, aunque es verdad que muchas especies crecen debajo de los árboles, las condiciones de su hábitat natural nunca serán las mismas que tendrá en el jardín y mucho menos en el interior del hogar.

Utiliza un sustrato que drene bien

El sustrato o suelo donde vaya a crecer tiene que ser rico en materia orgánica y muy buen drenaje. Si tienes intención de plantarlo en el suelo debes asegurarte de que sea así, fértil y que además filtre bien y rápido el agua. En este sentido, en terrenos calizos y compactos no puede estar bien, a menos que se haga un agujero de plantación grande -de unos 50x50cm como mínimo- y se mezcle con perlita a partes iguales. En el caso de tenerlo en maceta, se puede plantar en sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.

Riega y abona siempre que sea necesario

El riego del helecho es una de las tareas que, al principio, cuesta más dominar, pero lo cierto es que no tienes que preocupar en exceso. Es más, para que no tengas problemas lo que puedes hacer es lo siguiente:

  • Introducir un palo delgado de madera: si al sacarlo sale con mucha tierra adherida, no riegues.
  • Utilizar un medidor de humedad digital: nada más introducirlo te dirá el grado de humedad que tiene la tierra que ha estado en contacto con él.
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: la tierra húmeda pesa más que la seca, por lo que esta diferencia te puede servir como guía para saber cuándo regar.

Por otra parte, es muy importante que lo abones en primavera y verano con abonos orgánicos (guano, humus, estiércol de animales herbívoros), líquidos si está en maceta o en polvo si está en el suelo.

Resguárdalo del frío

Por último, para que te dure muchos años, es necesario protegerlo del frío y sobretodo de las heladas, ya que salvo excepciones (Nephrolepis, Dicksonia, Blechnum) no las soportan. Para que te hagas una idea de cuánto soportan la mayoría de las especies, debes saber que la temperatura mínima no debería ser inferior a los 0º.

Que disfrutes de tu helecho 🙂 .

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.